RedSalud y el impacto del Covid-19: “Cuando no hay actividad en el centro, eso representa un estrés hacia la generación de ingresos y la liquidez”

Sebastián Reyes, gerente general de RedSalud

Sebastián Reyes, gerente general de la compañía, afirma que la pandemia ha tenido “un tremendo impacto económico” en la compañía, que ha visto caer su actividad entre 40% y 80%, según tipo de servicio. Pese a ello, dice que “no nos adherimos a la Ley de Protección al Empleo, porque preferimos recortar de otros lados, pero no por nómina”.




Hasta en 80% ha caído la actividad en la cadena de clínicas más grande del país y la mayoría de las decisiones de inversión programadas para 2020 y 2021 se han pospuesto o ajustado en función de la crisis del Covid-19. Esa es la radiografía que hace el gerente general de RedSalud -parte de la Cámara Chilena de la Construcción- , Sebastián Reyes, sobre el impacto que ha tenido la emergencia sanitaria en el conjunto de centros que manejan, y que considera es un diagnóstico que también puede estarse replicando en otros actores de la industria.

¿Cómo evalúa al sistema de salud, en general, y su capacidad de respuesta ante la actual crisis?

-Ningún sistema en el mundo está preparado para enfrentar la crisis. Sobre el caso chileno, lo que he visto en general es que tanto en lo público como lo privado se ha hecho un esfuerzo. La evaluación es positiva y creo que los números lo demuestran. La capacidad de respuesta, en cambio, tiene que ver mucho con los recursos y la capacidad que tenemos de proveerlos.

Respecto a las camas críticas y los ventiladores mecánicos, ¿cómo ve la disponibilidad en este momento y cuánto más se podría necesitar?

-En RedSalud por ejemplo, hemos aumentado nuestra dotación de camas críticas en 50% y las hemos puesto a disposición del Ministerio de Salud. Hoy día, estamos llegando a niveles de ocupación altos, particularmente en Santiago, y lo más importante es ver cómo se coordinan estos recursos. Es muy difícil estimar una fecha por el comportamiento del virus, así que sería muy aventurado dar una cifra.

¿Cuántos test PCR para detectar el Covid-19 han realizado y cuántos más esperan hacer?

-La disponibilidad de recursos, en general, ha sido un desafío para todo el sistema. No sólo por el tema de los PCR, sino que en su momento lo fueron las mascarillas, también los ventiladores y así. Esto es muy complejo, porque estamos lidiando con el peak de contagio que va en aumento y lo que estamos haciendo es trabajar de la mano con los laboratorios para aumentar la dotación.

¿Qué ha hecho RedSalud para enfrentar la crisis?

-La estamos enfrentando de dos maneras. La primera dice relación con implementar las máximas medidas de seguridad y protección del personal que atiende a nuestros pacientes, y ese es el foco principal que hemos tenido. La segunda, en tanto, tiene que ver con la adaptación de nuestros centros a los protocolos del Ministerio de Salud, con el que hemos trabajado mancomunadamente.

Y en materia económica, ¿cómo se están afectando los resultados de las clínicas con la presente coyuntura?

-Sin duda que esta crisis, como lo ha sido para todo el mundo, ha representado un tremendo impacto económico. A RedSalud, por ejemplo, la actividad se nos ha caído desde 40% hasta 80% dependiendo del servicio. Las consultas médicas han caído en 50%, las cirugías en 70% y así. Evidentemente nuestra red, al igual que cualquier prestador de servicios de salud, es por naturaleza muy intensiva en capital humano y, además, muy intensiva en activos fijos. Por eso, y al igual que como pasa con las líneas áreas, cuando no hay actividad en el centro, eso representa un estrés hacia la generación de ingresos y la liquidez.

Usted hablaba de las aerolíneas y comparaba la situación, ¿considera que sea necesario pedir ayuda al Estado?

-No. Nuestro foco no es pedir ayuda. Nos hemos abocado a poder contener y sobrellevar esta crisis. Sin duda que esto ha tenido un impacto, pero no lo vemos (necesario).

En este sentido, ¿han aplicado planes de restricción de gastos o se han acogido a la Ley de Protección al Empleo?

-Nosotros hemos puesto en marcha un plan para mitigar todos esos impactos y hemos restringido nuestros gastos al máximo en todo aquello que no tenga que ver con la operación de salud. Todo lo que tiene que ver con tecnología o marketing está congelado. Hemos congelado también todas nuestras inversiones en equipamiento de salud, sin poner en riesgo la infraestructura, claro.

Desarrollamos un plan para contener gasto sin que esto implique una desmejora en nuestro personal. De hecho, no nos adherimos a la Ley de Protección al Empleo, porque preferimos recortar de otros lados, pero no por nómina.

¿Y sus planes de inversión, como nuevas clínicas y expansiones?

-Sí, todo lo que ha sido el presupuesto 2020 y 2021 que se consideraba para estos efectos ha sido congelado. Y lo que hemos estado haciendo es redestinar parte de estos recursos a áreas donde sí tenemos que crecer en función de esta crisis, como telemedicina, cirugías ambulatorias y atención a domicilio.

Respecto al costo de las operaciones, ¿cuánto ha subido en el año con esta emergencia?

-El costo, en general, ha aumentado, porque hemos destinado mucho presupuesto a la protección del personal, y también a la adecuación de las salas para delimitar el espacio de los pacientes Covid-19 y los que no. Entonces, en líneas generales, ha habido un aumento significativo.

¿Han renegociado convenios con isapres?

-Nosotros mantenemos una relación con todos los aseguradores, pero nuestro foco es la atención a los trabajadores y la crisis.

Y el escenario post crisis, ¿cómo lo vislumbran?

-Entiendo que el foco ahora es el Covid-19, pero veo con preocupación que se está dejando a un lado el tema de cuidado de la salud, en general. Nosotros hemos visto que han disminuido los tratamientos oncológicos u otros. Entonces, si bien hoy tenemos un foco, es importante que se hable de eso, porque cuando salgamos de esto que, aunque fuerte es transitorio, lo que vamos a tener es un problema silencioso.

Comenta