Sebastián Edwards: "El experimento neoliberal está completamente muerto"

seba

El economista indica que aunque los indicadores convencionales muestran que la desigualdad ha bajado significativamente, la percepción entre los ciudadanos es que ha aumentado.




El académico de UCLA, Sebastián Edwards, escribió un artículo para ProMarket titulado "El levantamiento de Chile y el fin del neoliberalismo", donde cuenta los acontecimientos de las últimas semanas y da su visión de los hechos.

El economista indica que aunque los indicadores convencionales muestran que la desigualdad ha bajado significativamente, la percepción entre los ciudadanos es que ha aumentado. De acuerdo con Edwards, hay tres posibles explicaciones del contraste entre "percepción" y "realidad" -lo que él llama "La paradoja chilena".

La primera es que se habla de dos significados distintos de "desigualdad". Mientras los economistas se enfocan en la "desigualdad de ingresos", la gente está hablando de un concepto más amplio, que incluye calidad de vida, interacciones sociales, acceso a servicios básicos y grados de justicia en los sistemas económico y político.

La segunda, indica, es que es posible que la gente no se dé cuenta de lo mucho que han mejorado las condiciones. "Es concebible que la narrativa acerca de la trayectoria social y económica del país haya sido capturada por la izquierda y sus críticas al 'neoliberalismo' ".

La tercera, es que la gente reconoce los avances, pero cree que las cosas se han movido muy lentamente.

Hacia adelante, Edwards dice que "hay poca certeza sobre lo que pasará y solo unas pocas cosas son claras: (1) Desde una perspectiva económica, Chile retrocederá significativamente. El desempleo se disparará, la inversión extranjera se secará y el capital se irá del país. (2) Chile tendrá una nueva Constitución, una que le dará un rol central al Estado en los temas económicos y sociales, y que garantizará a nivel constitucional derechos sociales, como educación y salud. (3) El experimento neoliberal está completamente muerto. Es probable que sea reemplazado por un estado de bienestar que intentará seguir a los países nórdicos".

Comenta