Sondeo muestra que coronavirus tuvo un daño impactante en la economía china

Analistas del sector privado están recortando sus previsiones de crecimiento para China a niveles no vistos desde 1976, cuando terminó la Revolución Cultural.


La economía de China sufrió un primer trimestre “impactante” por el daño que el brote de coronavirus le infligió a la actividad comercial, con deterioros aun cuando se suponía que las empresas retomarían sus actividades, mostró este martes un sondeo privado.

Después de encuestar a miles de empresas chinas, China Beige Book International (CBB) sugirió que “una contracción del 10% al 11% del PIB en el primer trimestre no es poco razonable”.

Los indicadores en la consulta “continuaron deteriorándose incluso a mediados de marzo, cuando la mayoría de las empresas estaban reabriendo y supuestamente volvieron a trabajar", dijo un comunicado de la consultora con sede en Estados Unidos.

Analistas del sector privado están recortando sus previsiones de crecimiento para China a niveles no vistos desde 1976, cuando terminó la Revolución Cultural.

El brote de coronavirus llevó a vetos de desplazamiento y frenó la producción en la segunda economía más grande del mundo. La enfermedad ha provocado la muerte de más de 3.200 personas e infectado a más de 81.000 en China continental.

Las nuevas infecciones locales en China han disminuido drásticamente, pero la recuperación de China ahora depende de otros factores, dijo CBB.

“Hace unas semanas, una recuperación en forma de 'V' en China no era descabellada. Con el virus COVID-19 propagándose rápidamente, el retorno a la normalidad parece cada vez más improbable”, dijo el comunicado.

“Aun si China puede, sus socios no pueden; uno por uno van a cerrar, por semanas o quizás meses. La historia de recuperación de China ya no se trata sólo de la capacidad de recuperación interna, sino también de factores que escapan al control de Pekín”,añadió.

CBB advirtió que los mercados globales no parecen estar preparados para el alcance total de la debilidad de China en el primer trimestre.

Además, Pekín podría no estar dispuesto a admitir en las estadísticas oficiales cuán grave fue el impacto económico del virus, según el comunicado.

“Por lo tanto, los inversores pueden estar sobreestimando el alcance de la recuperación de China y, en consecuencia, el grado en que China puede lidiar con una recesión global”,indicó.

Comenta