SUV se convierte en el auto favorito de los chilenos

Imagen Aton_205256

Categoría ha disparado sus ventas durante 2018 y su tasa de crecimiento duplica a los vehículos de pasajeros. En seis regiones del país ya se venden más unidades de este modelo que autos tradicionales.




Según los últimos informes de la Asociación Nacional Automotriz de Chile (Anac) y la Cámara Nacional de Comercio Automotriz de Chile (Cavem), la demanda del segmento SUV (Sport Utility Vehicle) se ha disparado y el modelo está desplazando a los autos livianos como el vehículo favorito de los chilenos.

Según el informe de Cavem Mercado Automotor Global, publicado en agosto con datos de julio, en el ítem de venta de autos livianos nuevos, la categoría SUV, que incluye modelos compactos, medianos y grandes, se impuso en seis regiones al segmento de pasajeros (citycar, hacthback, sedán, station wagon, coupé, cabriolé y minivan).

Mientras en la Región de Arica y Parinacota se vendieron 153 SUV en julio, solo se vendieron 120 autos de pasajeros. En Tarapacá la diferencia fue de 650 contra 430, en Antofagasta 2.525 contra 2.283, en Atacama 771 versus 770, en Aysén 315 contra 155 y en Magallanes 805 versus 538.

A nivel nacional, la categoría SUV presenta un acumulado total anual de 79.336 unidades vendidas, con un crecimiento de 33,9% con respecto a 2017, mientras que la categoría pasajeros anota 88.877, con un alza de 14,6%.

Por ello, la industria adelanta que de continuar el progreso presentado a la fecha, antes de fin de año los SUV superarán en ventas a nivel nacional a la categoría de pasajeros.

Usados. Con respecto a los autos livianos usados, los SUV también se imponen a los de pasajeros en tres regiones: Arica y Parinacota (7.925 contra 4.383), Tarapacá (10.686 versus 6.095) y Aysén (2.647 contra 1.250). La categoría presenta un acumulado total anual de 138.463 unidades con un crecimiento de 6,6%, mientras que los de pasajeros acumulan 308.554, pero con un alza de apenas 0,4%.

El último informe de Anac también reafirma la tendencia. En julio -en el ítem autos nuevos- se vendieron 11.483 SUV, con un crecimiento de 24,2% con respecto al mismo mes del año pasado. Los de pasajeros registraron 12.491 unidades, pero solo crecieron 8,1%. En el acumulado anual, se vendieron 93.926 autos de pasajeros (con un crecimiento de 14,3%) mientras que se vendieron 81.061 unidades de SUV, pero con un crecimiento de 35,2%.

Felipe Muñoz, analista global en JATO Dynamics, dice que el alza se motiva por la mayor oferta y opciones disponibles en el mercado. "Además de los tradicionales SUV de lujo, ahora el consumidor cuenta con muchas más opciones pequeñas y económicas para también ser parte del boom. El impulso que están teniendo los autos chinos ha tenido un impacto sobre la mayor competencia y precios más asequibles para el consumidor final. Algo parecido sucede con los subcompactos y los pickups".

Agrega que posiblemente la venta de SUV supere a la de Pasajeros durante 2018. "Es posible que este sea el escenario a fin de año. Chile es el mercado sudamericano en donde los SUV tienen una participación de mercado más alta (34%) y por lo tanto es el más parecido a lo que pasa en los países industrializados (Europa y EEUU), en donde los SUV ya superaron en popularidad a muchos segmentos que eran considerados importantes".

Gustavo Castellanos, secretario general de Anac, cree que la industria vive un buen momento.

Con respecto al crecimiento del segmento SUV, Castellanos señala que los productos de este segmento han ido evolucionando, lo que ha motivado a que los consumidores se inclinen por este tipo de vehículo. "En el pasado solo se fabricaban SUV de gran tamaño, pero con el tiempo se han incorporado al mercado crossover medianos y compactos, ampliando así la gama de clientes que los adquieren. A los SUV grandes, para familias de varios hijos, se han sumado los medianos y compactos para profesionales jóvenes, tanto mujeres como hombres, que prefiere comprar estos vehículos para su uso durante la semana y para actividades deportivas y al aire libre el fin de semana".

Agrega que es interesante lo que ocurre entre las regiones de Arica y Coquimbo, en las que en julio fueron superiores las ventas de SUV a las de pasajeros, comerciales y camionetas, lo cual se repite en La Araucanía y el Maule. "Esto habrá que monitorearlo en el resto del año para poder concluir que ya es una tendencia".

Comenta