Tasa de accidentes laborales repunta a medida que trabajadores vuelven a la presencialidad

De acuerdo a las cifras de la Asociación Chilena de Seguridad (ACHS), en 2021 la tasa de accidentabilidad laboral, es decir, el número de accidentes laborales con y sin tiempo perdido por cada 100 trabajadores, fue de 4,13%. Para este año la entidad estima que dicho número irá al alza y regresará más cerca de los niveles prepandemia.




Los accidentes laborales venían a la baja en nuestro país, de la mano del teletrabajo que se instaló con fuerza debido a la llegada de la pandemia. Sin embargo, con el retorno a la presencialidad este escenario fue cambiando y la accidentabilidad comenzó a repuntar desde mediados del año pasado, aunque aún se sitúa por debajo de los valores prepandemia. Eso sí, la tasa debería seguir en aumento este año y regresar a números que había previo a la llegada del Covid-19 al país, según un informe elaborado por la Asociación Chilena de Seguridad (ACHS).

De acuerdo a las cifras de la ACHS, en 2021 la tasa de accidentabilidad laboral, es decir, el número de accidentes laborales con y sin tiempo perdido por cada 100 trabajadores, fue de 4,13%. Este registro superó las estimaciones de la asociación, pero se ubicó por debajo de la tasa que había antes de la pandemia, que era superior a 5%. Los datos de 2020 no fueron incluidos pues las cifras no son comparables.

Lo ocurrido en 2021 se explicó porque a inicios de año la tasa era muy baja, debido a que aún había muchas personas que se mantenían con trabajo a distancia debido a las medidas más estrictas por el Covid-19. De hecho, hubo varias comunas que estuvieron con cuarentenas por el aumento importante de contagios de coronavirus en los primeros meses del año pasado.

“El mayor impacto que visualizamos no se ha dado por el teletrabajo, sino por las cuarentenas. En los meses de cuarentena es donde los accidentes de trabajo se vieron reducidos en un 58% v/s los mismos meses en situación prepandemia. Por su lado, el teletrabajo no necesariamente implica una disminución en los accidentes de trabajo (salvo por los accidentes de trayecto, que naturalmente disminuyen con una menor movilidad), ya que las ocupaciones que hacen teletrabajo son, en general, aquellas de trabajo administrativo y de oficina, que presentan una menor exposición inherente”, explica Miguel Zapata, gerente de Seguridad y Salud Ocupacional de la ACHS.

Para este año la ACHS estima que la tasa de accidentabilidad irá al alza y regresará más cerca de niveles prepandemia. Esto, por el retorno a la presencialidad y la alta tasa de vacunación. Considera que ante la estabilidad del empleo y sin cuarentenas de por medio, los accidentes laborales debieran volver a las cifras que se observaron en 2019.

“Esto, en un escenario donde la campaña de vacunación ha logrado inocular a más del 90% de la población con esquema completo y más del 70% con dosis de refuerzo, donde se ha estabilizado el empleo y, salvo nuevos imprevistos, no se vuelva a cuarentenas generalizadas. En condiciones normales, se prevé que la accidentabilidad regrese a niveles normales también. De acuerdo a esto, el presupuesto de accidentes para el 2022 es de 4,78% tasa anual”, detalla Zapata.

Ante este posible aumento en la tasa de accidentes, la ACHS indica que se necesita un mayor y mejor accionar preventivo. Asimismo, junto con la Superintendencia de Seguridad Social (SUSESO) se han puesto la meta de asesorar masivamente a empresas para garantizar la seguridad de los trabajadores.

Nivel por industria

Si se analiza la tasa de accidentabilidad por industrias, se puede observar que en 2021 las que tuvieron los números más elevados fueron almacenamiento de actividades de apoyo al transporte (12%), seguida por extracción y refinación de petróleo crudo y gas natural (10%), y en tercer lugar la fabricación de otros productos metálicos (8%). En el caso de las dos primeras hubo un alza importante de la cifra con respecto a los datos prepandemia.

La ACHS indica que el aumento en la tasa de accidentabilidad no es homogénea y que se pudo observar más accidentes de lo esperado en los sectores industrial (4,9%), construcción (6,3%), agrícola (7,5%), transporte (5,4%) y acuícola (7%), aunque se mantuvieron por debajo de las cifras prepandemia. Por otro lado, las actividades laborales científicas y técnicas (4,8%), tuvieron una tasa de accidentabilidad superior a los niveles prepandemia (4,4%).

En la vereda contraria, entre las actividades que mostraron cifras muy inferiores de lo visto antes de la pandemia destacaron actividades de seguridad y actividades de limpieza, aseo y ornato.

La industria con la tasa de accidentabilidad más baja es la de actividades de producción de películas cinematográficas, grabación de sonido y edición de sonido (0,6%). Además, fue inferior a la cifra de 2019 (1,9%). En segundo lugar se ubicó servicios informáticos (0,7%), siendo incluso menor a la de 2020 (0,9%).

Por otro lado, la tasa de accidentabilidad en 2021 fue superior para los hombres (4,77%) que para las mujeres (3,25%). No obstante la pandemia redujo el número de accidentes para ambos géneros, la cifra comenzó a repuntar a mediados del año pasado, cuando se fueron levantando las restricciones a la movilidad y las personas regresaron a sus puestos de trabajo.

Previo a la pandemia, la tasa de accidentabilidad también era superior entre los hombres.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.