Xepelin: La empresa que logró la inversión Serie A más alta en una startup chilena

Fundada por los chilenos Sebastián Kreis y Nicolás deCamino, recibieron US$ 230 millones de inversión.Crecen mensualmente un 30% y ya tienen cerca de 100empleados y 4.000 clientes en Chile y México.




La startup chilena dedicada a servicios de financiamiento para pymes de América Latina, acaba de cerrar una ronda de inversión Serie A de US$ 230 millones, el mayor monto de una empresa de este tipo en esta etapa de financiamiento. La ronda fue liderada por Kaszek Ventures (los mismos de empresas como NotCo) y está dividido en US$ 30 millones en capital y US$ 200 millones en líneas de crédito.

Además, participaron otros inversionistas como DST Global, el venture capital chileno Kayyak Ventures e inversionistas ángeles. Con esto, a dos años de vida, Xepelin “ha recaudado más de US$ 286 millones entre capital e instalaciones respaldadas por activos”, según un comunicado de la compañía.

Xepelin fue fundada por los chilenos Sebastián Kreis y Nicolás de Camino y actualmente tiene operaciones en México (donde vive Kreis) y en Chile, donde está De Camino. Crecen mensualmente un 30% y ya tienen cerca de 100 empleados y 4.000 clientes. “En Latinoamérica, menos del 5% de las pymes de cada país tiene acceso a servicios financieros y financiamiento recurrente.

Estos, además de ser manuales, no están enfocados en el cliente ni en resolver sus dolores, sino en la oportunidad de extraer la liquidez de este. La misión de Xepelin es cambiar esto para siempre”, comenta Kreis. De esta forma, Xepelin se basa en un modelo SaaS (Software como servicio) diseñado para brindar a las pymes una forma de organizar su información financiera en tiempo real.

“Con solo tres clics pueden recibir el capital en cuestión de horas”, afirma Kreis. Además han desarrollado un motor de suscripción impulsado por Inteligencia Artificial, que según los ejecutivos, les da la capacidad de tomar decisiones de aprobación de préstamos en línea. El CEO de esta startup agrega: “Nos dedicamos a solucionar los dolores financieros del día a día de las pymes. El círculo es virtuoso: las pymes usan Xepelin y mejoran sus hábitos financieros, consiguiendo financiamiento más eficiente, pagando sus obligaciones y colaborando de manera efectiva con clientes y proveedores, generando impactos relevantes en sus industrias”.

Si bien no quisieron referirse a cuál sería su valorización luego de esta ronda, una de sus grandes metas es darle servicios financieros a más de un millón de pymes de aquí a 2025. “En enero de este año abrimos México y el crecimiento ha sido impresionante. Al menos tres o cuatro veces lo que fue Chile al principio. Ahí tenemos mucho para crecer aún”, comenta Nicolás de Camino.

La historia de los fundadores Sebastián Kreis estudió ingeniería industrial en la Pontificia Universidad Católica de Chile, y al graduarse con honores, postuló a IM Trust, donde trabajó durante seis años. Trabajó en el área de inversión, fusiones y adquisiciones realizando transacciones por más de US$ 10 mil millones. En 2014, viajó a Estados Unidos y aprovechó la oportunidad para visitar las oficinas de Uber y otras startups que estaban naciendo. De regreso a Santiago, decidió apostar por el mundo digital y comenzó sus primeros pasos en el mundo fintech.

Fundó Safecard -su primera startup- y luego lideró la transformación digital de algunos bancos en Latinoamérica. Pero le obsesionaba acercar la ingeniería financiera que se genera para las grandes empresas en los bancos y bancos de inversión, al 95% de las empresas de todos los países de la región. “En el momento en que comenzamos a hablar con Nico sobre cómo llegar a más de 30 millones de pymes en Latinoamérica, supe que él era el socio que estaba buscando”, dice Kreis.

“Mi camino para fundar Xepelin comenzó hace más de 10 años”, comenta Nicolás de Camino, y agrega: “En mi último año después de estudiar B & A y Economía en la PUC, la empresa familiar fundada por mi abuelo y heredada por mi padre quebró tras la crisis de las hipotecas de alto riesgo, en gran parte, porque los bancos cortaron sus líneas de crédito por no ser una gran empresa. Tuve que ir a trabajar antes de terminar para pagar mi título y ayudar en la casa”.

Trabajó en Celfin Capital (hoy BTG Pactual), donde, entre otros temas, comenzó a incursionar en el tema de financiamiento de pymes. A los 26 años creó el primer fondo de facturas en Chile. “Comencé a entender el ecosistema que se generaba entre las pymes, sus clientes más grandes, los fondos de inversión que financiaban estos créditos y toda la infraestructura tecnológica que permitiría conectar todo el ecosistema. Pensé en un modelo fintech que lo lograría en América Latina y durante dos años busqué cómo y con quién juntar las piezas”, dice De Camino. Fue entonces cuando conoció a Felipe Puntarelli (quien luego se uniría como cofundador de Xepelin) y lo invitó a almorzar con su exjefe, un potencial inversionista y emprendedor. El destino hizo que Sebastián Kreis fuera invitado a ese mismo almuerzo.

Rápidamente se dieron cuenta de que había una conexión y a principios de 2019 fundaron Xepelin. Comenzaron presentando la idea a Ricardo Donoso, cofundador de Frontier Car Group y socio de Manutara Ventures, a quien habían conocido años antes. Manutara Ventures lideró la ronda pre-seed donde también participaron Gonzalo Rojas, Diego Fleischmann e Ignacio Canals, entre otros. “Hemos apoyando a Xepelin desde sus inicios, y constantemente ha superado todo tipo de expectativas. Este es un claro ejemplo de cómo la tecnología y el talento se juntan para desafiar el statu quo”, comenta Cristóbal Silva, general partner de Kayyak Ventures.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.