Altas temperaturas: Cincuenta olas de calor han afectado al país en los últimos 90 días

Foto referencial: Sequía

Las altas temperaturas han alcanzado los 36,7°C en Santiago y 7°C en la Antártica, siendo una de las regiones más afectadas.




Se considera ola de calor a aquel fenómeno climático en que la temperatura promedio de un lugar sube por encima del percentil del 95% -de sus máximas registradas- por al menos tres días de forma consecutiva. Y durante los últimos tres meses, un total de 50 olas de calor han golpeado fuertemente el territorio nacional. 

Según los informes de la Dirección Meteorológica de Chile, un total de 21 zonas a lo largo del país han registrado altas temperaturas, de las cuales Santiago, Curicó, Los Ángeles, Chillán, Rancagua, Temuco, Fualeufú, Rodelillo, Valdivia, Calama y Chile Chico superan los 30°C.

De ellas, las zonas que tuvieron la mayor cantidad de olas de calor —cinco cada una— fueron Santiago (llegando a un récord de 36,7°C); Calama con (31,2°C); y la Base Antártica, la cual también alcanzó este peak y alcanzó los (6,9°C)  a principios de enero.

Curicó (36°C) y Chillán (35,9°C) tuvieron dos olas de calor, mientras que Rodelillo, Rancagua y la Antártica tuvieron tres olas de calor, alcanzando máximas de 32,2°C; 35,8°C y 7°C, respectivamente.

Según una nota de La Tercera, este año se esperarán temperaturas más altas de lo normal y máximas sobre los promedios, siendo las olas de calor más frecuentes y más extensas debido a la variabilidad climática.

Se espera que este fin de semana se registre una nueva ola de calor llegue a Santiago, comenzando con 32°C el viernes y una máxima de 34°C entre sábado y domingo.

Olas de calor en la Antártica

Las altas temperaturas que se han registrado en la Antártica y en la Base Antártica Chilena, según consignó Europapress, muestran un deshielo generalizado en la barrera de hielo Jorge VI, siendo el mayor fenómeno ocurrido en aquella zona desde que fue visible -a través de imágenes- el derretimiento periódico por primera vez en 1973.

La longitud del área derretida por el calor es de alrededor de 140 kilómetros y sería a causa de los patrones de viento que llevan el aire caliente a la superficie, sumado a un exceso de nubosidad que atrapa la radiación y la refleja sobre el hielo.

Comenta