Chile desciende al puesto 43º en el “ránking mundial de la felicidad”

Fondos de pensiones más riesgosos registran ganancias ante avance de las bolsas internacionales

En términos generales, Chile ha descendido drásticamente los últimos tres años, tras ocupar el puesto 23º en 2019 y 39º en 2020, siendo este año sexto en Latinoamérica. El primero, por cuarto año consecutivo, es Finlandia, y el último Afganistán.




Chile descendió cuatro puestos con respecto a 2020 en la clasificación mundial del bienestar, un ránking anual elaborado por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y la Universidad de Columbia, que se ha visto afectado de maneras dispares por la pandemia de coronavirus.

Los autores del estudio, que se publica desde 2012, emplean sondeos sobre la percepción de la felicidad, cruzando estos datos con cifras del producto interno bruto local, datos sobre libertad individual, corrupción y otros para llegar a un resultado.

Los factores que ayudaron a explicar la variación entre países incluyeron: la edad de la población; si el país era una isla; proximidad a otros países altamente infectados. Las diferencias culturales también jugaron un papel clave, incluyendo: confianza en las instituciones públicas; conocimiento de epidemias anteriores; la desigualdad de ingresos; si el jefe de gobierno era una mujer e incluso si era probable que se devolvieran las carteras perdidas.

Comparando esta lista con otras anteriores a la pandemia, los autores del estudio comprueban que ha habido “una frecuencia de emociones negativas significativamente superior” en un tercio de países. Sin embargo, en 22 de ellos no se percibe un declive del bienestar ni tampoco de la percepción que la gente tiene de su propia vida, resume, sorprendido, John Helliwell, uno de los autores del estudio.

“Una explicación posible es que la gente ve el covid-19 como una amenaza común y exterior que hace daño a todo el mundo y que ha generado un mayor sentimiento de solidaridad y empatía”, dijo el experto.

En términos generales, Chile ha descendido drásticamente los últimos tres años, tras ocupar el puesto 23º en 2019 y 39º en 2020, alcanzando el 43º en 2021.

En Latinoamérica y superando a Chile, Costa Rica es el primer país, en el puesto 16º, seguido de Uruguay (31º), Brasil (35º), México (36º) y Panamá (41º), en una lista de 149 naciones que tiene en cuenta datos de los últimos tres años.

En el área de soporte o ayuda social (entregado por amigos o familiares), Chile aparece en el lugar 52º; expectativa de vida 33º (sólo superado por Costa Rica en Latinoamérica); libertad para tomar decisiones 102º; generosidad 52º; percepción de la corrupción 47º; afectos positivos 25º y afectos negativos 56º.

En términos globales, por cuarto año consecutivo Finlandia es el país “más feliz del mundo”, por delante de Dinamarca, Suiza e Islandia. Pese a los inviernos largos y a que sus habitantes tienen reputación de poco expresivos y muy solitarios, los finlandeses tienen un nivel de vida alto, servicios públicos que funcionan muy bien, muchos bosques y lagos y registra índices muy positivos en materia de solidaridad y lucha contra la pobreza y desigualdad.

En otros puestos, Alemania se sitúa en 13º lugar, Canadá en 14º, Reino Unido en el 17º, Estados Unidos en el 19º y España en el 27º. Europa monopoliza nueve de los diez primeros puestos.

El país 149º, es decir, el más infeliz según esta lista, es Afganistán, acompañado en los últimos puestos por varios países africanos.

“Necesitamos aprender urgentemente de Covid-19”, dijo Jeffrey Sachs, otro de los autores del estudio. “La pandemia nos recuerda nuestras amenazas ambientales globales, la urgente necesidad de cooperar y las dificultades para lograr la cooperación en cada país y en todo el mundo. El Informe sobre la felicidad en el mundo 2021 nos recuerda que debemos apuntar al bienestar en lugar de la mera riqueza, que será fugaz si no hacemos un trabajo mucho mejor al abordar los desafíos del desarrollo sostenible“.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.