Chilenos que vivieron en el extranjero y retornaron a Chile alcanzan los 56.951

Aeropuerto Arturo Merino Benitez

Aeropuerto Arturo Merino Benítez (FOTO: Agencia Uno)

INE entregó datos sobre la caracterización de personas nacidas en Chile que han vuelto a vivir al país. Cifra corresponde a los datos del Censo abreviado de 2017 y representa un 33,5% más que en 2002 (42.646 personas).




Más de un millón de chilenos y chilenas viven en el extranjero, según el Segundo Registro de Chilenos en el Exterior. De ellos, también hay un grupo que retorna a Chile. Son los llamados migrantes internacionales de retorno, los que después de permanecer varios años en el país de acogida deciden volver a su país de origen.

¿Cuántos son? En Chile la principal fuente de información utilizada para medir esa migración de retorno son los censos de población y vivienda. Y hoy el Instituto Nacional de Estadística (INE) dio a conocer una nueva cifra, que contabiliza en 56.951 personas a los migrantes internacionales de retorno en 2017, según los datos del Censo abreviado de ese mismo año. Un 33,5% más que en el año 2002 (42.646 personas). El informe del INE indica además que 30.632 son hombres y 26.319 mujeres.

Como persona migrante internacional de retorno, el INE define a aquellas que nacieron en Chile y que cinco años antes de la fecha censal se encontraban residiendo en otro país, y que al momento del censo eran residentes habituales en Chile. De ese modo, quedan fuera del cálculo los menores de cinco años.

Para identificar a las personas migrantes internacionales retornadas, en el Censo abreviado de 2017 se preguntó: ¿En qué comuna o lugar vivía su madre?"; "¿Vive usted habitualmente en esta comuna?" y "¿En qué comuna o lugar vivía usted en abril de 2012?

Entre los principales países de residencia anterior se encuentran España con el 18,3% (10.405 personas), Argentina 15,7% (8.968 personas) y Estados Unidos 12,3% (7.185 personas) (ver infografía).

El retorno al país de origen depende mucho de los contextos, explica Carolina Stefoni, socióloga del Centro de Sociedad Tecnológica y Futuro Humano de la Universidad Mayor e investigadora del Centro de Estudios de Conflicto y Cohesión Social (Coes). "En México, por ejemplo, aumentó el retorno por la administración de Obama, cuando se expulsaron muchos mexicanos. También los grandes flujos migratorios pueden tener que ver con crisis de los países de destino".

Razones para volver

Si bien no hay estudios que ahonden en los motivos para retornar, en muchos casos puede explicarse por aquellos que vuelven luego de estudios en el extranjero, indica Stefoni: "en el caso chileno como hipótesis, es porque ha salido mucha gente a estudiar con Becas Chile y vuelven después".

Los datos INE muestran que esa población posee un nivel de instrucción más alto que el de la población no migrante. Se considera no migrantes a aquellas personas que nacieron en Chile, quienes cinco años antes del censo vivían en Chile y actualmente son residentes habituales en ChileAsí, la población de 25 años o más no migrante tiene en promedio 11 años de escolaridad, equivalente a tercero medio aprobado, mientras que la población inmigrante internacional de retorno tiene 14,1 años de escolaridad, es decir el equivalente a segundo año de nivel superior aprobado. En este punto se aprecia  brechas de género, donde los hombres tienen un promedio de escolaridad ligeramente superior al de las mujeres.

[caption id="attachment_770438" align="aligncenter" width="800"]

Argentina

Imagen de Buenos Aires, Argentina, segundo país con mayor residencia anterior entre los chilenos que retornan con el 15,7% (8.968 personas).[/caption]

Otro dato que da cuenta que se trataría de personas que vuelven luego de estudiar en el extranjero, es al tipo de hogar que conforman. Los datos INE revelan un incremento de los hogares unipersonales que pasaron de 8% en 2002 a 12,1% en 2017.

Proceso similar se aprecia en los hogares sin núcleo (unipersonal o dos o más personas, que pueden o no estar emparentadas) que pasaron de 7,9% en 2002 a 9,4% en 2017, en contraposición a los hogares extensos y compuestos, los cuales disminuyeron 4,7 y 1 puntos porcentuales entre los censos de 2002-2017.

En cuanto a la estructura por edad, los datos arrojan que en ambos censos (2002 y 2017), los hombres se concentraron en el tramo etario de 35-39 años. Las mujeres, en tanto, en el Censo 2002 se concentraron en el grupo 35-39 años, en cambio para el Censo 2017 lo hicieron en el tramo de 30-34 años, creciendo un 58,2% entre ambos censos. De igual forma, en el 2017 aumentó la proporción de personas retornadas del grupo etario de 60 años y más.

Siempre existe un porcentaje de retorno en todos los movimientos migratorios, indica Stefoni, ya sea de personas que en su etapa de vejez decide vivir sus últimos años en el país o que jóvenes que vienen a tener hijos al país de origen. "Si la cifra es alta o baja depende de cuanto ha subido la emigración de chilenos, pero es   es normal, lo más interesante es buscar las causas y en qué condiciones vuelven", sostiene.

Así, por ejemplo, investigaciones sobre el retorno después del exilio durante la dictadura, daban cuenta de una alta complejidad a la hora de volver, "por pérdida de redes, dificultades para reinsertarse y con programas de apoyo que no fueron eficientes", detalla.

La experiencia da cuenta que la adaptación tampoco es completa y se viven dificultades en el proceso de integración, especialmente laboral, en el caso doctorados y magister que regresan al país. "Estudios muestran que es una dificultad el insertarse en el mercado laboral por la alta calificación que traen en un mercado que no está preparado para incorporar a esas personas con alto nivel. Es un problema el cómo asegurar a esas personas su posterior reinserción laboral".

Comenta