Christina Koch, la mujer que busca romper el récord de permanencia en el espacio

NASA

Ingeniera eléctrica de 40 años regresará en febrero del próximo año a la Tierra.




Su nombre es Christina Koch y tiene 40 años. ¿Su objetivo? Permanecer 11 meses en la

Estación Espacial Internacional (EEI) y así batir el récord de permanencia de una mujer en el espacio que hasta ahora tienen Peggy Whitson.

Según anunció la Nasa, Koch -que ya lleva más de un mes- permanecerá en la EII hasta febrero del próximo año. El actual récord de Whitson es de 288 días, tiempo en el que estuvo en la EII entre el 2016 y 2017.

Entre los varones los que llevan el récord de permanencia en la EII son el estadounidense Scott Kelly y el ruso Mijail Kornienko, que estuvieron 340 días en 2015-2016. Otro ruso, Valeri Poliakov tiene el récord absoluto de permanencia en el espacio al estar 14 meses a bordo de la antigua estación espacial rusa Mir entre 1994 y 1995. Koch está en la EII  desde el 14 de marzo. Con ella un astronauta estadounidense y un ruso que regresarán a la Tierra el 3 de octubre, mientras ella seguirá en el espacio.

[caption id="attachment_621264" align="aligncenter" width="900"]

FOTO: AP[/caption]

En general, las misiones en la EEI duran alrededor de seis meses. Actualmente, la tripulación la integran: tres estadounidenses (Christina Koch, Anne McClain y Nick Hague), dos rusos (Oleg Kononenko y Alexeï Ovtchinine) y el canadiense David Saint-Jacques. En los próximos meses los demás regresarán a la Tierra y serán reemplazados por otros tripulantes.

Constantemente, Christina postea imágenes de su trabajo a través de su twitter @Astro_Christina. Según ella misma ha declarado, es "un verdadero honor y sueño vuelto realidad" la labor que realiza en la EEI.

En una entrevista que dio a la Nasa esta semana, a propósito del anuncio de su larga estadía, la astronauta dijo que esperar dar siempre lo mejor ella cada día.

Koch es ingeniera eléctrica y ha trabajado en la Antártica. Durante su permanencia será sometida a pruebas médicas para comprender mejor los efectos de los viajes espaciales largo, información que luego servirá para planificar la estadía de los astronautas que se espera enviar a la Luna en los próximos cinco años.

Comenta