¿Cómo encontrar trabajo según tus videojuegos favoritos? nueva forma de reclutamiento laboral arribará pronto a Chile

mario bros

Basado en un estudio de 11 mil juegos y 13 géneros como acción, aventuras o juegos de rol, se identifican las principales habilidades sociales y se trasladan al ámbito del trabajo. Sus creadores dicen que las preferencias de los usuarios pueden ser reveladoras al momento de determinar su perfil y habilidades técnicas, por lo que ser campeón en FIFA 21 o finalizar Legend of Zelda puede abrirnos nuevos rumbos laborales.




En los últimos años, los videojuegos se han convertido en el mayor entretenimiento del mundo. Con 2.700 millones de jugadores existentes de una edad media de 35 a 44 años, según la Entertainment Software Association, la creciente diversidad del área está transformando la industria, en un mercado que mueve 160 mil millones de dólares, más que el cine y la música juntos.

Concebido inicialmente como un nicho dirigido a hombres jóvenes, desde la década de 1990 el mundo del videojuego ha dejado de ser una forma marginal de entretenimiento para pasar a ser algo cotidiano, impulsado en las nuevas generaciones por la llegada de los smartphones y tabletas.

Además, los videojuegos atraen cada vez más espectadores en línea. Los grandes torneos son seguidos por miles de personas y se estima que en 2020 los esports generaron ingresos de 1.100 millones de dólares, según Newzoo.

Por su parte, los juegos multiplataforma han atraído a algunas de las mayores compañías tecnológicas del mundo, como Twitch de Amazon, o YouTube de Google, dos de las plataformas más populares. Esto, sin contar la nueva bocanada de aire fresco que trajeron las consolas de nueva generación de PlayStation y Xbox.

La ciencia del videojuego

Con una cantidad tan diversa de fanáticos, no es de extrañar que los científicos se hayan inclinado por estudiar sus efectos en los videojugadores. Existen decenas de estudios que revelan los beneficios de esta actividad, algo que día a día ayuda a que el prejuicio ante los videojuegos sea cosa del pasado. A continuación algunos ejemplos:

Los videojuegos aumentan las habilidades motoras preescolares

En 2009, investigadores de la Universidad de Deakin en Melbourne revelaron en un estudio que analizó la evolución de 53 niños en edad preescolar, que quienes participaban en actividades que involucraban la interacción algún juego tenían mejores resultados en pruebas de motricidad fina que quienes no lo hicieron. El problema radica en saber si quienes tienen habilidades naturalmente desarrolladas tienden son admiradores de este tipo de actividad.

Los videojuegos aumentan la sociabilidad

La imagen del gamer solitario, si bien existe, no lo es todo. Es posible el trabajo en equipo, fomentar la relación con la familia y los amigos gracias a las opciones de juego cooperativo y online, desarrollando la capacidad de resolver problemas en conjunto tanto en niños como adultos, además de ayudar a quienes tienen dificultades en relacionarse con los demás, siendo una forma menos estresante de interacción social.

Los videojuegos ayudan a pacientes con accidentes cerebrovasculares, Parkinson y enfermedades crónicas

En 2010 y 2012, las universidades de Toronto y Utah analizaron los efectos de los juegos en mejorar el equilibrio y coordinación mano-ojo de las víctimas de accidentes cerebrovasculares, Parkinson y niños con enfermedades crónicas, aunque en este caso hablamos de un título especialmente desarrollado para sensores de movimiento como Kinect, PS Move y Wii Mote. De esta forma, los juegos activan “el sistema de recompensa y las emociones positivas” a nivel neuronal en los pacientes, ayudando a mejorar sus conductas y el difícil reto que implica su enfermedad. Asimismo, se afirma que los cirujanos que practican con regularidad tienen un mejor pulso y más precisión que sus colegas no jugadores.

Los videojuegos ayudan a tomar decisiones más rápido

Según una investigación de 2010 realizada por científicos de la Universidad de Rochester en Nueva York, los títulos de acción ayudan al jugador a tomar decisiones con más rapidez, desarrollando a largo plazo una mejor percepción de lo que ocurre a su alrededor gracias a que el cerebro calcula con eficacia las posibilidades en una opción y evalúa cuál es el mejor camino a seguir. Esto se traduce en actividades cotidianas como moverse en una ciudad con mucha gente, conducir, leer o encontrar a alguien determinado en una multitud.

Los videojuegos alivian el dolor, la depresión y el comportamiento agresivo

El alivio no solamente puede ser emocional, sino que físico. Así lo descubrieron en el departamento de psicología de la Universidad de Washington, quienes en 2012 ayudaron a pacientes hospitalizados mediante la distracción, utilizando el título de realidad virtual “Snow World”, en el cual el jugador se veía inmerso en un mundo con pingüinos y muñecos de nieve. Suena poco atractivo, pero en los resultados, los soldados con heridas de guerra que participaron como voluntarios requirieron menos medicamentos para recuperarse. Una situación similar la tienen en la Sociedad Americana del Dolor , quienes desde 2010 ya experimentaban con estos métodos en niños y adultos disminuyendo los niveles de angustia entre un 30 y 50 por ciento. La otra alternativa es de la Universidad de Keele en el Reino Unido, donde demostraron que los juegos aumentan la resistencia al dolor. ¿Cómo? Luego de jugar títulos violentos y de golf por 10 minutos, se sumergieron las manos en agua helada, descubriendo que en estos casos la resistencia era de más de un 65%. La explicación: el ritmo cardíaco y la adrenalina. Lo mismo ocurrió en 2009, con un estudio en donde los problemas de salud mental como la depresión y el estrés fueron tratados exitosamente con juegos de video, ya que de esta forma los pacientes podían canalizar sus frustraciones y comportamiento agresivo.

Los videojuegos ayudan a mejorar la visión

Tal vez jugar cerca de la TV no es tan malo después de todo. En 2007 y 2009, estudios de la Universidad de Rochester en Nueva York demostraron que 30 horas de juegos de disparos en primera persona o FPS (como Call of Duty) podían ser útiles para mejorar las cosas pequeñas o muy juntas en un espacio real, y percibir contrastes de colores, en el caso de los títulos de acción. Pero no es todo. En 2012, la Dra. Daphne Maurer del Laboratorio de Desarrollo Visual de la Universidad McMaster de Ontario afirmó que las personas con cataratas pueden mejorar esa condición gracias a los juegos de acción, FPS o cualquiera que muestre imágenes “aceleradas”, debido a la atención requerida para ello. En los estudios, luego de 10 horas de juego las mejoras eran evidentes, aunque luego de 40 horas, los pacientes ya eran capaces de leer varias líneas de un libro. Además, esto sería beneficioso para el cerebro, debido a los altos niveles generados de adrenalina y dopamina.

Los videojuegos hacen más feliz tu vejez

¿Existe una relación entre el bienestar mental de los adultos mayores y los videojuegos? Al parecer sí, según un estudio de la Universidad Estatal de Carolina del Norte que determinó que no es necesario ser un jugador habitual para alcanzar “niveles de felicidad o bienestar”. Asimismo, la investigación también reveló que quienes no tuvieron algún acercamiento a esta actividad eran más propensos a las emociones negativas y a la depresión.

Videojuegos en el trabajo

En el trabajo, el entretenimiento electrónico se ha ido ganando poco a poco un lugar. Un estudio en 2017 determinó que un videojuego casual de celulares tiene mejores resultados que descansar o tomar sesiones de relajación, como ocurre en algunas oficinas.

En términos generales, los científicos afirman que una pausa con este tipo de contenido tiene la capacidad de mejorar el estado de ánimo, reducir los sentimientos de preocupación y aumentar el compromiso, en comparación con la relajación guiada o quedarse tranquilamente sentado.

Lo mismo ocurre con la música compuesta para videojuegos: diversas investigaciones revelan que este tipo de género no sólo puede ayudar a la productividad, sino que está compuesta específicamente para no distraernos de nuestras tareas.

Existen varias razones para elegir música de videojuegos sobre tu álbum favorito, como la ausencia de letras. En 2012, una investigación reveló que poner música de fondo con letras tenía más posibilidades de distracción, tanto en un entorno laboral como en el estudio, mientras que canciones sin letra hacen a las personas más eficientes, aumentando su rendimiento y atención. La música de videojuegos, continua y sin palabras, se ajusta a ese requerimiento.

Además, los temas de videojuegos tienen otro aspecto positivo: están específicamente diseñados para ser escuchadas una y otra vez, sin distraernos en nuestro esfuerzo por pasar una etapa en Mario Bros, salvar a Zelda o recorrer los eternos parajes de Skyrim. La idea es que la música de videojuegos sea emocionante, atractiva y se ajuste a la temática del título, sin olvidar que generalmente debe ser repetitiva y debe mantener al jugador involucrado y concentrado en su labor, sin que llegue al hastío.

Buscar empleo siendo gamer

Un foco novedoso y que revela tanto la importancia de los videojuegos como su inclusión positiva en el trabajo, es un estudio diseñado por la empresa de Recursos Humanos ManpowerGroup, que actualmente se encuentra desarrollando una plataforma capaz de reconocer aptitudes, talentos, preferencias y capacidades en los candidatos a través de un test sobre videojuegos, buscando definir un perfil laboral según los videojuegos preferidos de los postulantes.

Para el estudio, en el que participaron más de 24 mil empleadores de 44 países, se analizaron más de 11 mil juegos en 13 géneros, desde acción, aventuras, juegos de rol, música etc. para identificar las principales habilidades sociales desarrolladas en cada categoría y luego trasladar esas habilidades al ámbito laboral, usando títulos como StarCraft, Civilization, Pac-Man, Words with Friends o League of Legends, en estrategia; World of Warcraft, Assassin’s Creed, Monster Hunter o Pokémon en acción-aventura y juego de rol, o de mundo abierto como Minecraft, Legend of Zelda o The Elder Scrolls.

Andrea Gamboa, gerenta de People & Culture de ManpowerGroup Chile señala que “la investigación analiza cómo los videojuegos ayudan a desarrollar distintas habilidades y al mismo tiempo ser una herramienta potente para la evaluación de personal. La plataforma se está desarrollando en EE.UU. y México, y hemos aprendido mucho de las habilidades claves de los jugadores y las coincidencias con posibles trabajos. Esperamos que llegue pronto a Chile, aunque depende de la pandemia si será este año”.

Jorge Gamero, gerente general de ManpowerGroup en Chile, explica que “las preferencias que los usuarios tienen respecto de los videojuegos pueden ser reveladoras al momento de determinar su perfil laboral, habilidades técnicas y muy específicamente las blandas, que son las más difíciles de medir”.

“Cualquiera puede ser videojugador, independiente del oficio, profesión o campo de interés en el que desee proyectarse, y contestar preguntas como qué tipo de juego prefiere, cómo evalúa su desempeño en relación con sus pares y por cuánto tiempo lo juega. Son datos que pueden ser simples de responder, pero que entregan todo un universo de información respecto del aporte y el talento que dicha persona podría potencialmente entregar a una determinada organización”, agrega.

Por ejemplo, el estudio dice que juegos de equipo, deportes y carreras como Call of Duty, FIFA, Rocket League o Mario Kart, “pueden enseñar a los jugadores cómo dar retroalimentación de manera efectiva. Las personas que juegan en equipo desarrollan habilidades de planificación y tácticas, colaboración y comunicación, afrontando la adversidad y la conciencia espacial”.

Así, se desarrollan habilidades clave como pensamiento crítico, colaboración, juicio y toma de decisiones y evaluación de sistemas, con trabajos como líder o representante de call center, empacador de almacén o proveedor de cuidados de la salud.

Por otro lado, quienes juegan títulos de mundo abierto tienden a tener una mayor creatividad y mejores habilidades visoespaciales, la capacidad de visualizar el movimiento de objetos en el espacio, importante para las carreras de ciencia e ingeniería. Sus habilidades clave, como creatividad, colaboración, percepción social y coordinación, les abrirán oportunidades como ingenieros eléctricos, diseñadores gráficos, chefs o cocineros.

Sobre esta posible nueva tendencia, Ana Guajardo, Marketing Specialist de la empresa IT-Talent, señala que “aunque personalmente no conozco empresas que hagan búsqueda basada en videojuegos, no me resulta extraño que según ciertos títulos vean perfiles e intereses”.

“En los videojuegos se usan varias habilidades, concentración y se pone a prueba la frustración y la estrategia. Sin duda podría ser un elemento a considerar para ciertas áreas”, dice.

“Las empresas de reclutamiento llevan más de 20 años haciendo lo mismo y una otra vez, y este tipo de cambios o nuevas formas de evaluar se ajusta al candidato y a los trabajos actuales que cada día incorporan más tecnología”, asegura Guajardo.

Por su parte, Andrea Gamboa añade que “hoy es muy común en las empresas que tienen temas tecnológicos o consultoría se acerquen más al área de los videojuegos. El año pasado implementamos los ‘viernes de juegos’, día en que nos dedicábamos a jugar como una forma de hacer equipos y trabajar colaborativamente, pero de forma diferente”.

“Hoy tenemos una campaña interna llamada power up (subir de nivel) enlazado con el estudio de videojuegos, con campeonatos y actividades que comenzarán en marzo. Es una tendencia que aumenta a cada día. Usamos juegos como Among Us o Roblox”, comenta.

De hecho, en el sitio oficial ya existe una prueba donde los usuarios pueden acceder y realizar el ejercicio. Sólo debemos añadir tres juegos que sean de nuestro gusto, seleccionar cuánto tiempo llevamos jugando al juego, cuántas horas le dedicamos a la semana y cómo compararíamos nuestra experiencia en relación a nuestros amigos. A partir de los resultados obtenidos, se nos entrega una descripción con nuestras habilidades y su vínculo con las potenciales categorías de empleo, y tres áreas donde buscar oportunidades laborales.

“Es una forma más llamativa para los reclutadores de hacer su trabajo y al mismo tiempo una oportunidad para que las personas puedan añadir en su currículum sus experiencias y habilidades en los juegos, como ser campeón en FIFA 21 o haber terminado Legend of Zelda. Eso para nosotros significa algo distinto, saber qué características tiene la persona y dónde puede encajar”, sostiene Gamboa.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.