Estudio detecta que menos de la mitad de las personas con síntomas graves de Covid-19 desarrollan secuelas en su función pulmonar

El autor principal del estudio, Rodrigo Torres, explica que el estudio ayudó a derribar una hipótesis que existía en la comunidad científica: "Nosotros hemos constatado que no todos quedan con secuelas, sino un 40%, que es un número importante, pero no son todos”.




Casi la mitad de las personas que presentaron síntomas graves de Covid-19 desarrollaron secuelas en su función pulmonar, indica un estudio realizado por el Departamento de Kinesiología de la Universidad de Chile junto a un equipo del Hospital Clínic de Barcelona (España) y que fue publicado en la revista Pulmonology. Se trata de la primera revisión sistemática publicada en el mundo respecto de este tema.

Tras una revisión de cinco bases de datos, los investigadores detectaron patrones de secuelas en pacientes contagiados con coronavirus en condiciones graves o gravísimas durante el 2020. El reporte afirma, así, que hasta un 40% del total de las personas que fueron internadas tuvieron secuelas en los meses posteriores.

El estudio indica, igualmente que se encontraron complicaciones de difusión en casi la mitad de las personas que fueron internadas por Covid-19.

“Eso quiere decir que el oxígeno que toman no les llega bien a la sangre, les llega en menor cantidad”, explica Rodrigo Torres, autor principal del estudio y académico de la Universidad de Chile. El investigador agregó que “esta complicación se puede convertir en algo mucho más severo con el paso de los años. Pero además hay otras prevalencias como, por ejemplo, el 15% de las personas internadas, quedan con una alteración restrictiva, que quiere decir que tienen menos volumen en los pulmones”.

Torres señala, además, que el número aumenta en el caso de personas que estaban en la UCI y que en estos casos, 2 de cada 3 personas quedaron con secuelas asociadas a problemas de difusión.

A pesar de que los números acercan las secuelas a casi la mitad de los casos de internados por complicaciones asociadas al Covid-19, Torres explica que “el gran aporte de nuestro estudio, es que al principio algunos sectores de la comunidad médica temían que toda la gente que se contagiara del virus iba a quedar con secuelas graves. Nosotros hemos constatado que no todos quedan con secuelas, sino un 40%, que es un número importante, pero no son todos”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.