La Casa Blanca debilita normativa de protección de especies en peligro de extinción en EE.UU.

Aguila

Foto: AFP

La ley, modificada por el Departamento de Estado, fue aprobada en 1973 por el entonces mandatario Richard Nixon (1969-1974) para proteger a cerca de 1.600 especies en peligro y desde su implementación varios de los animales incluidos en el listado han podido aumentar su población considerablemente.




El gobierno de Donald Trump dio un duro golpe a la conversación de especies en peligro de extinción en Estados Unidos, luego de que el lunes 12 de agosto decidiera remover algunas de las normativas en que protege a los animales que corren riesgo de no poder continuar existiendo en el país lobos como los osos grizzly, las águilas calva y el lobo gris. 

La administración decidió implementar cambios en la Ley de Especies en Peligro de Extinción (Endangered Species Act), derivando en que ahora se entrega el mismo tipo de resguardo a una especie que este amenazada y una en peligro de extinción.  

Por otro lado, se eliminó un artículo que establece que las consideraciones económicas no tienen influencia al momento de determinar cómo será catalogada una especie.  

El anuncio hecho por el secretario de Comercio, Wilbur Ross, causaron casi inmediatamente una ola de críticas de organizaciones sociales, los medios de comunicación, la ciudadanía y de algunos legisladores demócratas.

La ley, modificada por el Departamento de Estado, fue aprobada en 1973 por el entonces mandatario Richard Nixon (1969-1974) para proteger a cerca de 1.600 especies en peligro y desde su implementación varios de los animales incluidos en el listado han podido aumentar su población considerablemente. Por ejemplo, el águila calva -considerada como un símbolo nacional en EE.UU.- cuenta hoy con 10.000 parejas que anidan, mientras que en 1963 se estimaban que habían 417 en las mismas condiciones.

[caption id="attachment_780853" align="alignnone" width="900"]

Una osa grizzly junto a su osezno en el Parque Nacional de Yellowstone ( Wyoming) . Foto: AFP[/caption]

La legislación también cuenta con mucha popularidad, según un documento publicado en 2018 en la revista Conservation Letters, cuatro de cada cinco estadounidenses apoyan la ley, mientras que uno de cada diez se opone a ella. Además según esa investigación, el respaldo a la legislación a sido constante debe su implementación.

El rechazo

Grupos conservacionistas reaccionaron con preocupación y consternación ya que, opinaron, esta eliminación de reglas abre paso a una destrucción gradual del hábitat de las especies catalogadas. 

"Este esfuerzo por destripar la protección de especies amenazadas y en peligro tiene las dos características de casi todas las acciones del gobierno de Trump: es un regalo a la industria y es ilegal", dijo Drew Caputo, de la organización sin fines de lucro Earthjustice, quien además anuncio que presentará una demanda en contra de las modificaciones a la normativa.

Por su parte, políticos demócratas expresaron su indignación, diciendo que los retrocesos podrían hacer caer a algunas especies en el olvido total.

"Durante décadas, la Ley de Especies en Peligro de Extinción ha protegido a nuestra vida silvestre más vulnerable de la extinción. Ahora, el presidente Trump quiere tirar todo por la borda", expresó en su cuenta de Twitter el candidato presidencial Joe Biden.

https://twitter.com/JoeBiden/status/1161020156367314945

Por su parte, la senadora demócrata Dianne Feinstein, señaló que es necesario que el Congreso tome acción y "revierta esta acción".

"La decisión de la administración de eliminar la Ley de Especies en Peligro de Extinción para beneficiar a grandes corporaciones solo dañará aún más el medio ambiente", agregó a través de un comunicado.

Comenta