Netflix, YouTube y la saturación de la banda ancha chilena por cuarentenas: detectan alza de 30% en uso de Internet

Regulador pidió a las operadoras Claro, Entel, GTD, Movistar, Mundo Pacífico, VTR y Wom, entre otras, quienes deberán responder en un plazo de 24 horas desde la recepción de oficio. Pedro Huichalaf, ex subsecretario de Telecomunicaciones, señala que existe un reglamento de calidad en tramitación, que podría evitar problemas futuros.


La emergencia que existe en el país por el coronavirus obligó a las empresas a enviar a sus empleados a las casas y desde allí despachar informes de trabajo y los centros de estudios superiores y de educación a habilitar espacios para realizar clases online a sus alumnos.

En ese preludio, se detectó un aumento del 30% en el uso de Internet desde los hogares, obligando a la Subsecretaria de Telecomunicaciones (Subtel) a oficiar a las empresas Claro, Entel, GTD, Movistar, Mundo Pacífico, VTR y Wom, entre otras, para que informen sobre el comportamiento de sus redes y planes de trabajo.

Entre otras, el regulador les solicitó a las operadoras entregar un reporte del estado de las redes de telecomunicaciones, comportamiento de tráficos a la fecha y comparativo con fechas asimilables de los últimos 120 días; proyecciones de tráfico en el escenario de aumento excepcional de demanda como el esperable en la presente emergencia; plan de contingencia para el manejo del aumento de tráfico esperable; detallar los planes de continuidad operacional en oficinas comerciales, call centers, técnicos en terreno y personal de operaciones, e indicar la cantidad de personal en terreno para solución de fallas técnicas y visitas a domicilios que presenten indisponibilidad.

Pedro Huichalaf, exsubsecretario de Telecomunicaciones y docente e investigador del Centro de Investigación en Ciberseguridad de la Universidad Mayor, sostiene que revisado los antecedentes de empresas de TIC en estos últimos dos días ha aumentado un 30% el tráfico de datos en comparación a la última semana.

“Mí hipótesis inicial es que podemos aumentar el consumo a un 60 o 70%, capaz que lo dupliquemos eventualmente, y aun así la infraestructura debiera aguantar. No va a ser perfecto, pero en ese sentido está mucho mejor que la red telefónica, y soporta aumentos de carga, se degrada poco y está muy bien pensado para soportar estos escenarios”, dice José Miguel Piquer, académico de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas de la Universidad de Chile.

Las curvas de uso, agrega Huichalaf, dan cuenta que también ha existido una variación en los horarios de uso, que pasó desde tráficos intensivos y focalizados en las mañanas o tardes, a un horario homogéneo las 24 horas.

En Chile, existe un crecimiento de uso en cuanto a servicios de telecomunicación, el que también ha variado, en promedio, desde los 2,5 a 3 servicios por persona, es decir, banda ancha, teléfono y cable. Sin embargo, en cuanto a los dispositivos, también existen promedios de 4 a 5 dispositivos en casas conectados simultáneamente a Internet.

“Uno puede ver si se está generando un tema de congestión o velocidad. Teóricamente, si todos se conectan simultáneamente podría suceder que haya redes que podrían tener problemas. Pero, Chile tiene una particularidad, porque como estamos bien en situaciones de emergencia como cataclismos o terremotos, se ha diseñado una red resiliente y lo que se está evaluando con los datos que he observado”, precisa Huichalaf.

Para Piquer, a diferencia de lo que ocurre en las casas donde hay pocas personas consumiendo la banda ancha, en la empresa e instituciones la gente está, simultáneamente, haciendo lo mismo. “Insisto que la red corporativa es mucho mejor que la de tú casa, pero muchas veces la red del hogar funciona igual de bien porque son muy pocos los usuarios, por lo tanto la carga es poca. Entonces, en el fondo, (la red) se estructuran con menor calidad y capacidad para las casas, pero muchas veces en las residencias tienes mejor conectividad que en las empresas”, concluye.

¿Problemas?

En cuando a que las empresas de telecomunicaciones podrían verse afectadas por el mayor consumo de Internet, dice Huichalaf, “no estoy de acuerdo con eso porque cuando uno se desplaza en el trabajo uno utiliza más la red móvil, pero cuando uno está en casa uno ocupa la red fija, la que está más diseñada para tráficos más altos, en el sentido que navegas por Internet de tú smarthphone las operaciones son más limitadas que si estuvieras en tu casa donde tienes cables, fibras, coaxial u otros servicios”, precisa.

La duda para el experto radica en que ahora, la Subsecretaría de Telecomunicaciones es quién verifica que haya continuidad en el servicio, de manera que las empresas deban garantizar cierta calidad en el servicio. “La Subtel justo había ingresado a Contraloría un reglamento de calidad, entonces las empresas de telecomunicaciones no tienen ninguna obligación real, definida por el regulador, de dar ese servicio, entonces habrían algunas que podrían argumentar que tienen mala calidad por un problema técnico, de que hay más consumo”.

El Gobierno podría aprovechar para sacar rápidamente ese reglamento de calidad para que no haya dudas de que si esto es un tema de sobreconsumo o está dentro de los márgenes normales”, sentencia.

Comenta