Ómicron, ¿el principio del fin?

(AP Photo/Michel Euler)

Durante las dos últimas semanas, luego de que la OMS declarar esta nueva variante como preocupante, muchos científicos han comenzado a observar que Ómicron tiene características que podrían hacer que más personas se contagien y obtengan inmunidad, y de esa manera se comience a vivir el principio del fin de la pandemia.


Dos semanas han pasado desde que la Organización Mundial de la Salud declaró a Ómicron como una variante preocupante, lo que la convirtió en la quinta cepa de Sars-CoV-2 en tener aquella designación. Lapso de tiempo que ha permitido a científicos comenzar a estudiar las características de esta nueva mutación y predecir su futuro.

Detectada por primera vez al sur del continente africano, ya ha sido confirmada en más de 57 países, donde destacan 21 de la Unión Europea, Estados Unidos , Brasil, entre otros, incluido Chile, donde el pasado 4 de diciembre se informó sobre el primer caso de un residente que venía desde el extranjero.

Nueva variante que ha sorprendido al mundo científico durante estas semanas debido a que como informó esta semana la OMS, aún no se registra ni un solo fallecimiento por Ómicron, es más según dijo en una conferencia la la presidenta de la Asociación Médica de Sudáfrica, Angeligue Coetzee, ningún paciente infectado con esta cepa ha requerido de oxígeno, lo que podría entrega buenos indicios sobre los efectos de esta cepa.

En Sudáfrica, lugar donde se detectó por primera vez, ya la versión dominante del virus, en el 75% de los casos secuenciados, aunque este aumento de contagios y de reinfecciones no se ha traducido en un incremento de ingresos hospitalarios, por lo que por ahora, parece ser más leve que sus antecesoras. Noticias que invitan a ver la posibilidad de que esta nueva versión convierta al SarS-CoV-2 en un patógeno endémico como el de la gripe, y sea el principio del fin de la pandemia.

Esto, porque a pesar de que Delta sigue siendo la variante predominante, y que aún representa el 99,8% de las infecciones mundiales - según el informe del 7 de diciembre de la OMS- Ómicron podría superarla en poco tiempo según los especialista.

El informe del Centro europeo para la prevención y el control de enfermedades (ECDC por sus siglas en inglés) indica que, según su modelo matemático, Ómicron podría causar más de la mitad de todas las infecciones por SarS-CoV-2 en la Unión Europea en los próximos meses. “Cuanto mayor sea la ventaja de crecimiento de Ómicron sobre Delta y mayor sea su circulación, menor será el tiempo esperado hasta que esta variante cause la mayoría de las infecciones por SARS-CoV-2″, explicó la agencia.

Sin embargo, el Dr. César Bustos, infectólogo Clínica Universidad de los Andes, dice que “hasta no tener exactamente su tasa de contagiosidad, no podemos saber si va a ser la que va a desplazar a la Delta”, ya que “la velocidad de dispersión del virus va a depender de su grado de contagiosidad y todavía no lo sabemos a ciencia cierta”.

Asimismo, explica que si Ómicron es una variante que tiene mayor capacidad de contagio, “efectivamente en algún momento puede ser la variante dominante. Esto es muy parecido a lo que ocurre con los fenotipo de la gripe, entonces de año a año van variando, porque ese virus va mutando y permite que un año en comparación con el otro haya distintos fenotipos de los virus aunque sean del mismo grupo A, pero van cambiando. Entonces exactamente igual puede ocurrir aquí”.

Jacob Lemieux, especialista en enfermedades infecciosas de Havard Medical School, aseguró a Reuters que -con los datos que hay hoy en día disponibles- es probable que Ómicron termine desplazando a la variante Delta, “si no en todos, en muchos lugares”.

De lo contrario, podría comportarse más como la variante Beta, que demostró la capacidad de reducir la efectividad de la vacuna, pero nunca se convirtió en una amenaza global. “Va a ser interesante ver cómo les va a esas dos variantes y qué tan bien pueden competir por las víctimas” en un país altamente vacunado, dijo al mismo medio el Dr. Amesh Adalja, experto en enfermedades infecciosas del Johns Hopkins Center for Health.

Cabe recordar que para que una variante se convierta en dominante dependerá de la capacidad de propagación de esta entre individuos susceptibles o individuos inmunizados. “La principal puerta de entrada siempre van a ser los individuos susceptibles, es decir aquellos que ni han pasado por la enfermedad ni se han vacunado” Entonces, mientras mayor cantidad de personas que no hayan pasado la infección ni hayan sido vacunadas se infecten, mayor riesgo tenemos de ir obteniendo la dominancia de la cepa, explica Bustos.

“Esta variante fue descrita primero en un país que tiene una tasa de vacunación, o sea de inmunización, inferior al 30%. Entonces eso qué te dice, al final hay que recordar que el virus muta siempre dentro de una persona y es de esa persona que está infectada. Por lo tanto, si quieres que hayan menos mutaciones virales, la principal medida es la inmunización y el autocuidado” agrega.

Vacuna-656x368-1-656x368

¿Más contagios menos muertes?

Aunque algunos datos preliminares sugieren que esta nueva versión del coronavirus causa una enfermedad más leve que las variantes anteriores, los expertos aún está deliberando al respecto.

Pero de lo que sí se está seguro es que esta variante puede producir que la población obtenga inmunidad y este virus se convierta en una endemia. “ (Esto) es lo que va a ocurrir. Este virus no se va a ir y como no se va a ir, lo que tenemos que tener son un constante número de casos, el menor posible y que con la población inmunizada, o sea población vacunada, pues será un virus circular como cualquier otro virus respiratorio. Hacia eso es hacia lo que vamos a tender, pero no vamos a pretender que vamos a erradicar este virus, no es tan fácil” señala el especialista de Clínica U. de los Andes.

El médico infectólogo, explica que de todos los virus que la humanidad ha conocido hasta la actualidad, solo uno ha sido erradicado. “Todos los demás se mantienen bajo control y este no va a ser la excepción por ahora, así que tenemos que acostumbrarnos al Sars-Cov 2″.

En cuanto a la letalidad, puede ocurrir que un virus, si va adquiriendo muchas mutaciones, puede volverse más contagioso pero menos letal, como puede ocurrir con Ómicron.

Entonces, como reportó el medio The Conversation, si los síntomas son menos graves, es menos probable que las personas se presenten para hacerse las pruebas y, por lo tanto, es menos probable que se aíslen. Es posible que algunos no se den cuenta de que tienen Covid en absoluto. Por lo tanto, una cepa con baja virulencia (lo que significa que tiene una menor capacidad para causar síntomas graves en el cuerpo) puede ser más capaz de transmitir a más personas que las cepas altamente virulentas.

“Si tenemos un virus que es capaz de provocar cuadros que no aumentan los ingresos hospitalarios, que no aumentan los ingresos a UCI, que no aumentan los ingresos a ventilación mecánica y por lo tanto, no se asocian a mortalidad... Pues bendito virus” señala el doctor Bustos.

TEMUCO: Aglomeraciones en el centro tras avance a transición ICovid
FOTO: MARCOS MALDONADO / AGENCIAUNO

En tanto, para ayudar a evaluar la gravedad de la variante, los científicos rastrearán cuántas personas vacunadas aún se infectan con Ómicron y si requieren hospitalización o cuidados intensivos. Se necesitan datos del mundo real sobre las personas que no están vacunadas, las que han recibido dos dosis de la vacuna y las que han recibido un refuerzo. Tal evidencia puede ser necesaria en varios países porque la experiencia con la variante puede variar en diferentes regiones, dijo a Reuters Shane Crotty, virólogo del Instituto La Jolla de Inmunología en San Diego. Los científicos esperan respuestas a esas preguntas durante las próximas semanas.

Por su parte, la OMS, en su informe epidemiológico semanal, dijo que se necesitaban más datos para evaluar la gravedad de la enfermedad causada por la variante Ómicron y si sus mutaciones podrían reducir la protección de la inmunidad derivada de la vacuna.

“Incluso si la gravedad es igual o potencialmente incluso menor que para la variante Delta, se espera que las hospitalizaciones aumenten si más personas se infectan y que habrá un lapso de tiempo entre un aumento en la incidencia de casos y un aumento en la incidencia de muertes “ dijeron desde la organización.

vacuna-coronavirus_1nx-8442617.jpg

Sobre el riesgo de reinfección, dijeron que “los análisis preliminares sugieren que las mutaciones presentes en la variante Ómicron pueden reducir la actividad neutralizadora de los anticuerpos, lo que da lugar a una menor protección de la inmunidad natural”.

Por ahora, la nueva variante de preocupación puede eludir parcialmente la protección de dos dosis de la vacuna Covid-19 producida por Pfizer, dijo el martes el jefe de investigación de un laboratorio del Instituto de Investigación Sanitaria de África, en Sudáfrica, al informar de los resultados de un pequeño estudio.

.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

La agricultura vertical, permite asilar el frío, utilizar 70%-90% menos de agua y 95% menos de fertilizantes.