Por primera vez un científico chileno es nombrado miembro de la principal organización europea de biología, la que reúne a 80 Premios Nobel

Christian González, director de Gero, se transformó en el sexto latinoamericano en pertenecer a Embo, prestigiosa organización que reúne a más de 1.700 destacados investigadores de todo el mundo y que cuenta entre sus asociados a 80 Premios Nobel.




La Organización Europea de Biología Molecular (EMBO) acaba de sumar a 63 científicos, como una forma de resaltar sus logros en el campo de las ciencias biológicas. Entre ellos, un chileno, Christian González-Billault, director del Centro para la Gerociencia, Salud Mental y Metabolismo (Gero), y profesor de la Universidad de Chile.

EMBO es una organización constituida por más de 1.700 destacados investigadores en ciencias de la vida. Ésta nació en 1963 como parte de una cooperación internacional de científicos para el estudio molecular de la biología. El día de hoy, ayuda a promocionar y visibilizar el trabajo en este campo, a través de el financiamiento de proyectos o el intercambio de información entre académicos.

Provenientes de 25 diferentes países, los científicos fueron reconocidos por su excelencia científica o sus innovadoras investigaciones. “Los nuevos miembros contribuyeron al éxito de la investigación de las ciencias de la vida en Europa y el Mundo. Como miembros de EMBO podrán cambiar el futuro a través del trabajo de la organización, la cual apoya a los investigadores juntando sus ideas y promocionando la investigación internacional de los ambientes conductivos para lograr la excelencia en la ciencia”, aseguró Maria Lepton, directora de EMBO.

Con respecto a la nominación, González-Billault aseguró que “ser parte de EMBO es un reconocimiento de mis pares a una carrera en investigación en neurobiología molecular que ha hecho aportes en el campo que han sido apreciados. No solo eso, además mi elección reconoce que en el país hay talento y que podemos aportar en campos competitivos en investigación. No tengo dudas que tras mío vendrán otros investigadores chilenos que posiblemente serán incorporados a Embo, y eso también me pone contento”.

Ser investigador Embo da un sello que está caracterizado por la excelencia, la integridad y el rigor en investigación en ciencias de la vida. Por tanto, ser parte de Embo, es un reconocimiento también al trabajo de la gerociencia que se viene desarrollando en Chile desde los últimos 17 años.

Según señala Adam Gristwood, miembro de Embo, están muy felices de que por primera vez Chile se haga parte de esta importante red de científicos “y esperamos que esta relación traiga una visibilidad adicional y aumente las interacciones entre científicos de las comunidades de Chile y Europa. Es necesario sumar el conocimiento latinoamericano”.

González, quien se transformó en el sexto miembro de Embo a nivel latinoamericano, aseguró que esta interacción mejorará la investigación científica de Gero y de todos los científicos especializados en ciencias de la vida de nuestro país.

Comenta