Riesgo al intubar; dificultad para realizarse exámenes; peligro en el traslado en camilla: los costos de ser obeso y tener coronavirus

Médicos advierten que no todos los establecimientos clínicos y hospitalarios del país tienen infraestructura para este tipo de pacientes, lo que dificulta su atención, la que ya es compleja por su condición de base.




Cada día aparecen más casos de pacientes con coronavirus asociados con obesidad, especialmente jóvenes y extranjeros, lo que ratifica y evidencia que se trata de un factor de riesgo para el virus. Adicionalmente, existen aspectos técnicos a los que se deben enfrentar en clínicas y hospitales.

Debido a su talla, sobre todo en casos de obesidad mórbida, lo práctico se convierte en un desafío. El traslado de estos pacientes en camillas o ambulancia se dificulta, así como también su ingreso en camas UTI o escáner, para realizar exámenes o distintos tipos de procedimientos.

El Dr. Álex Escalona, jefe del Programa de Obesidad y Diabetes de Clínica Universidad de los Andes, señala que hay protocolos establecidos y equipamiento para pacientes con exceso de peso extremo. “Existen camillas, sillas de ruedas y sillones clínicos especiales para personas con obesidad mórbida".

La obesidad mórbida también es un factor de riesgo para intubar en casos de anestesia general o ventilación mecánica en unidades de pacientes críticos, “existe un protocolo de intubación en que se dispone de elementos tecnológicos especiales (videolaringoscopio, fibrobroncoscopio, etc) que permitan lograr intubar a pacientes difíciles por obesidad u otras causas, minimizando el riesgo”, explica Escalona.

Ignacio Silva, infectólogo y académico de Dirección de Postgrados Facimed de Usach, añade que "pacientes con obesidad mórbida tienen mayor dificultad para la ventilación mecánica y los parámetros de ésta y con ello, mayor riesgo de generar infecciones asociadas y de mayor complicación durante su estadía en la UCI”.

Obesidad
La obesidad empeora la enfermedad que produce el virus SARS-CoV-2. La principal razón son los cambios metabólicos que produce el exceso de peso.

Si bien existe infraestructura y equipos diseñados especialmente para pacientes de mayor peso, Escalona lamenta que no siempre están disponibles en todos los centros u hospitales del país. "Basado en la prevalencia de sobrepeso y obesidad en Chile, deberíamos contar con más y mejor infraestructura”.

Los pacientes con obesidad, contagiados con coronavirus, tienen mayor riesgo de requerir hospitalización, ingreso a unidad de paciente crítico, necesitar ventilación mecánica y también mayor riesgo de morir producto de Covid-19. “Al igual que en personas con peso normal, las recomendaciones a personas con obesidad es seguir las instrucciones de las autoridades de salud respecto de respetar cuarentenas, aislamiento físico, etc”, explica el profesional de la Uandes.

“Diversos estudios han demostrado que pacientes obesos tienen peor pronóstico que los que no lo son por una enfermedad por coronavirus, se ha identificado la obesidad como un factor de mal pronóstico” señala Silva.

Comenta