Verónica Campino (Ind-RN): “El fiscal nacional y el fiscal regional deberían ser elegidos por la ciudadanía”

La cofundadora de la fundación Chile Mujeres plantea que se debe reconectar al Estado y sus poderes con la voluntad de la ciudadanía, promover el rol de la mujer en la sociedad y perfeccionar el actual sistema presidencialista.




Es ingeniera comercial de la Universidad Católica y mamá de trillizas y un hijo. Cofundó la fundación Chile Mujeres, participó del círculo de innovadores de Icare y dirigió la Forestal del Sur.

Hoy, como candidata independiente por el distrito 11, Verónica Campino asegura que en la nueva Constitución debe haber “justicia con participación ciudadana”.

¿Qué la empujó a ser candidata?

Tengo varias razones. Primero, porque trabajé muy fuertemente en el proceso para que la convención fuera paritaria, para que se lograra la ley de paridad y fuera la primera Constitución paritaria del mundo. Eso me animó a participar y querer ser constituyente. Segundo, porque creo que la política es muy importante. Pero la política tiene que estar al servicio de las personas, y hoy no es así. Tenemos la responsabilidad de devolver el poder a la ciudadanía, que haya participación real en las decisiones, que los gobiernos locales sean autónomos, un Estado que sea descentralizado de verdad. Me preocupa especialmente cómo podemos acercar la justicia a la ciudadanía.

¿A qué se refiere?

Uno de los pilares que tiene esta campaña es devolverle el poder a la ciudadanía. En ese sentido, por ejemplo, encuentro que sería interesante como propuesta que haya una justicia con participación ciudadana. Por eso, el fiscal nacional y los fiscales regionales deberían ser elegidos por la ciudadanía como ocurre en Estados Unidos y en otras partes. Que en el fondo sean los legítimos representantes de las personas y contribuyan a una justicia que opere con las personas y no contra ellas.  Mi primer pilar es cómo conectar la política con la ciudadanía en todo lo que regula la nueva Constitución. También un poder ejecutivo teniendo gobiernos locales autónomos y con mayor participación de las personas, también a nivel legislativo y judicial.

Sobre género, ¿qué incluiría en la nueva Constitución?

Otro de los pilares tiene que ver con materias de mujer. El año pasado en Osorno a una mujer la detuvieron porque rompió una cuarentena al escapar de su agresor. A ese nivel de administración, si la justicia no protege a las mujeres, imagina lo que está pasando. Todo está conectado, pero lo primero es que se conecte la ciudadanía con la política y segundo, en temas de mujeres, creo que es importante que la corresponsabilidad parental esté en la Constitución. También cómo hacemos para que haya igualdad de remuneración frente a igual cargo, incentivar la paridad en los órganos colegiados y finalmente cómo asegurar que niños, niñas y adolescentes sean sujetos de derecho, teniendo presente la responsabilidades de los padres y las madres en su cuidado y en la satisfacción de sus necesidades. Porque pasa muchas veces que por falta de redes de apoyo o por cómo se trabaja y la falta de adaptabilidad laboral, muchos niños se queden solos en sus casas.

¿Qué consideras que se debería mantener de la Constitución actual y qué se debería eliminar de ella?

Chile tiene una tradición muy republicana, tiene instituciones históricas que han funcionado y que han solucionado problemas fundamentales de nuestra democracia. Creo que el sistema presidencial es uno de ellos.  Hay que mantener el sistema presidencial y perfeccionarlo, porque, más allá de sus imperfecciones, nos ha permitido transitar por períodos que han sido exitosos, de crecimiento económico y de democracia. También de la mano de mejorar un sistema presidencial, quizás con más atribuciones del Congreso, también creo que es importante la autonomía del Banco Central y el derecho de propiedad.

¿Crees que se deberían mantener las dos cámaras del Congreso?

Sí, se deben mantener las dos. He participado en varios proyectos de ley y otros que ahora son leyes, y que que haya dos cámaras es una buena instancia para que una revise y cuando no hay acuerdo se llegue a una comisión mixta. En mi forma de ver, yo creo que funciona bien.

Se denomina como independiente y cercana a RN. ¿Qué valores o visiones compartes con el partido?

Cuando fue el proceso de la paridad, me acerqué a Renovación Nacional. Pertenezco a una familia y una tradición de centro derecha, pero nunca me había sentido involucrada ni tampoco he militado en ningún partido. Vi que teníamos afinidad en mirar el país del futuro e incorporar a la mujer en las decisiones, vi en los hechos lo que estaban haciendo, como, en este caso, una ley a favor de las mujeres. Es un partido que le da mayores oportunidades a las mujeres en Chile, creo que es un partido que se la está jugando por eso.

En tres de las comunas del distrito 11 ganó la opción rechazo. Están habitadas mayoritariamente por personas que preferirían mantener la Constitución actual. ¿Cómo ha sido tu experiencia al hacer campaña en estas comunas y hablar de cambios en la Constitución?

Ha sido una muy buena experiencia. Por ejemplo, en Las Condes el rechazo ganó con un 55%, por lo tanto no es que haya arrasado. En su minuto había mucho temor de lo que podía pasar si ganaba el apruebo. Creo que ese temor se ha ido disipando. Hoy día en todas las conversaciones que tengo no veo miedo, ni rechazo de parte de la mayoría de los electores a este proceso. Más bien, quieren ser parte del proceso. Diría que no es un tema, para ser honesta.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.