Ironías europeas y amazónicas

Foto: AP



Matteo Salvini, hasta esta semana el hombre fuerte de Italia, creyó que su buen desempeño en las urnas en los comicios europeos le daría un poder infinito. Entonces, el líder ultraderechista rompió su alianza con el antisistema Movimiento 5 Estrellas, con el objetivo de forzar elecciones anticipadas y capitalizar su creciente popularidad. Pero la jugada le salió mal, ya que el M5E rápidamente encontró otro aliado, el centroizquierdista Partido Democrático. Ahora, ambos negocian la formación de un nuevo gobierno, con un Salvini marginado. En ocasiones, el "perverso" sistema político italiano permite estas ironías: que un partido populista como el M5E derrote a un líder populista como Salvini.

El otro boomerang que se produjo esta semana tiene que ver con la disputa entre Emmanuel Macron y Jair Bolsonaro por los incendios en la Amazonía. "Europa, toda junta, no tiene nada para enseñarnos sobre preservación del medioambiente", lanzó el Presidente brasileño. Ocurre que el Viejo Continente le ha hecho ver a Brasil su incapacidad para atajar los incendios en áreas naturales, que en lo que va del año suman 87.257. Sin embargo -y aquí la "ironía"-, la artillería pesada que lanzó Macron contra Bolsonaro podría terminar produciendo el efecto contrario, ya que la "internacionalización de la Amazonía" le ha permitido al gobernante brasileño potenciar un discurso basado en la "soberanía" y el "patriotismo".

En otra zona de la selva, pero en Colombia, varios excomandantes de la antigua guerrilla de las FARC anunciaron que pretenden retomar sus fusiles porque supuestamente el Estado los traicionó tras el acuerdo de paz. Y en otra latitud, quien también está en pie de guerra es Boris Johnson, que logró que el Parlamento no sesione hasta el 14 de octubre, apenas dos semanas antes del plazo fatal para el Brexit.

Comenta

Imperdibles