Calentamiento global obliga a las especies alpinas a escalar cada vez más alto

Autor: Daniela Silva

Pixabay

Según un estudio, por cada un grado celsius de aumento en la temperatura, la fauna de los Alpes sube 100 metros en la montaña.


De acuerdo a una nueva investigación realizada por zoólogos de la Universidad de British Columbia (UBC), por cada incremento de un grado celsius en la temperatura, las especies que viven en la montaña suben alrededor de 100 metros, disminuyendo así el territorio en el que habitan y enfrentándose a una disminución en su población.

El estudio es el primero en su tipo, y analizó el cambio de hábitat en 975 plantas, insectos y animales.

“La mayoría de las especies de montaña que observamos responden a temperaturas más calidad cambiando la pendiente en que viven para estar en ambientes más fríos. Como suben hacia la cima, el área en la que viven se va haciendo cada vez más pequeño. Esto apoya las predicciones de que el calentamiento global puede eventualmente llevar a la extinción de las especies que viven en la cima”, indicó Benjamin Freeman, autor principal del estudio e investigador postdoctoral del Centro de Investigación de la Biodiversidad UBC.

Este fenómeno afecta también a las flores. Por ejemplo la flor de prado en los Himalayas ha ascendido 600 metros  con el aumento en 2.2 grados en los últimos 150 años. Ha perdido un 29% de su hábitat en la región.

La investigación también encontró que hay algunas especies, como el gorrión corona blanca, en el sur de Sierra Nevada en California, mueve su territorio completo más abajo en la montaña. “Esto demuestra lo complicado que son las respuestas al cambio climático” indicó Anna Hargreaves, profesora asistente en la Universidad McGill que formó parte del estudio.

Los cambios geográficos pueden tener importantes consecuencias en la conservación de las especies, expresaron los expertos.

El estudio fue publicado en la revista Global Ecology and Biogeography.

 

 

Seguir leyendo