Carlos Aldunate, director Museo Chileno de Arte Precolombino: "Lo más importante es que el Estado garantice estabilidad"

CarlosAldunateWEB

Carlos Aldunate (77), cumplirá en diciembre 37 años a cargo de la dirección del museo.

El museo de calle Bandera es una de las seis instituciones más golpeadas por el recorte al presupuesto de Cultura 2019: recibiría 100 millones (30%) menos respecto de este año. Su histórico director detalla cuánto les afectaría y cómo han buscado revertir la situación.



De aquí a fin de año, el Museo Chileno de Arte Precolombino espera llegar a las 150.500 visitas. Recientemente, fue distinguido por la plataforma de turismo TripAdvisor como el museo más popular de Chile. Y desde que en febrero de este año modificó los valores de sus entradas, con una rebaja de un 78% a chilenos y extranjeros residentes ($ 1.000), el alza de público local llegó a equiparar la cifra con el número de turistas que llega al museo (quienes pagan $ 6.000). Al mes de septiembre, recibió 53.441 visitas de público local, y 53.252 de turistas. A esas cifras se suma el aumento de espacio, gracias a la ampliación de 1.800 metros cuadrados, con dos pisos subterráneos.

Sin embargo, y a pesar del buen momento que vive el museo, hoy es una de las seis instituciones culturales afectadas por un recorte de un 30% en los recursos asignados por el presupuesto del recién creado Ministerio de las Culturas para 2019, entre las que se encuentran también Matucana 100, Fitam, el Teatro Regional del Biobío, el Museo Violeta Parra y Balmaceda 1215. "Las instituciones culturales necesitan estabilidad para funcionar. Esto nos afecta muchísimo porque nuestros programas y actividades están financiados por privados, pero las financia porque tenemos una estabilidad presupuestaria en cuanto a los gastos de funcionamiento", explica Carlos Aldunate (77), director del museo creado en 1981.

Desde 2015, el aporte gubernamental que recibe el museo de calle Bandera aumentó paulatinamente de $ 290 millones hasta $342 millones este año. Con el eventual recorte del 30%, esos ingresos disminuirían en poco más de 100 millones para el próximo año.

Durante las últimas semanas, Aldunate se ha encargado de viajar a Valparaíso para conversar con los miembros de la Comisión de Cultura de la Cámara de Diputados, y de asistir a las sesiones de la Comisión Mixta de Presupuestos en Santiago. "Hay una muy buena posibilidad de que la Comisión Mixta rechace las partidas en que se rebaja el 30% a todas estas instituciones", dice. "Esto todavía no se ha decidido formalmente, pero estamos un poco más tranquilos porque esto quiere decir que si se rechaza esta partida, comienza un proceso de negociaciones", agrega.

¿Qué solución piden con respecto al presupuesto?

Nuestra posición es que este recorte se revierta totalmente, porque forma parte de nuestros gastos basales. Nosotros no podemos limitar nuestros gastos basales, sin limitar toda nuestra actuación. Tenemos programas para tres o cuatros años más, entonces si nos cortan los gastos basales no podemos realizar muchas cosas que ya tenemos comprometidas.

¿Qué momento vive el museo justo ahora que se discute sobre este recorte?

El museo está en su mejor momento. Y lo que le pedimos al Estado es bien poco. Las instituciones privadas son las que manejan las cosas eficientemente, mucho más que el Estado, porque el Estado es una organización muy rígida, muy poco flexible. Nosotros somos mucho más flexibles y por eso el Estado ha creado estas organizaciones, para que funcionen bien.

Aportes en riesgo

Dentro de los recursos que el Museo Chileno de Arte Precolombino recibe todos los años, el grueso de su financiamiento lo componen el aporte municipal, el ingreso por entradas y la asignación según presupuesto anual entregado por el Estado. Por otro lado, a través de la Ley de Donaciones Culturales recibe aportes privados que principalmente se destinan al desarrollo de proyectos de investigación, exposiciones y todas aquellas actividades correspondientes a la programación del museo.

Si el Estado no asegura el financiamiento, ¿podría correr riesgo el aporte privado que reciben?

De frentón te digo absolutamente que sí. Porque si nosotros comenzamos a funcionar mal, obviamente los privados no se van a acercar a financiarnos cosas. Si nos quitan el 30% hoy día, no sé si nos van a quitar otro el próximo año, no se sabe. El privado para hacer una inversión, necesita que el museo funcione.

¿Cuál considera que debe ser el rol del Estado con respecto a la cultura?

Creo que lo más importante es que el Estado, y en este caso el Ministerio, garanticen estabilidad y planificación. Que nosotros podamos saber lo que nos va a pasar mañana y pasado mañana, para poder funcionar. Ya viste lo que pasó con el museo en Brasil que se quemó. Nosotros no queremos ser un museo que se queme. Eso pasa con estos gastos generales, que son justamente esos, la seguridad, la estabilidad, eso es lo más importante. Nosotros si bien somos privados en cuanto a la administración, somos museos públicos. Somos museos que fuimos creados por instituciones públicas y que nuestra finalidad es pública, si a eso queremos ir, al público.

Usted ve el concepto de público más allá del financiamiento.

Claro. El concepto de público es respecto hacia donde van los beneficios de estas instituciones. Todas son al público. En definitiva este museo lo que quiere es esparcir que todos nosotros somos americanos y que somos mestizos, que es algo que no tenemos muy clarito. Ese es nuestro mensaje. Es hacia reconocernos como un pueblo americano, como un pueblo mestizo, y rescatar los pueblos originarios actuales que son descendientes de estos pueblos precolombinos que nosotros tenemos aquí en nuestro museo. Esa es nuestra vocación, y hacia allá vamos. Nosotros no somos privados.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.


Investigadores crearon un parche que se adhiere a la piel y que está compuesto por una bacteria que produce energía a partir de la evaporación del sudor, pudiendo obtener más de 18 horas de electricidad continua.