Philip Glass: "Nicole Kidman me inspiró para componer la música de Las Horas"

Philip Glass

Este jueves el compositor norteamericano, uno de los más influyentes de las últimas décadas, cumple 82 años. Por ello, en Culto rememoramos esta entrevista del 2003, en donde repasa su contribución a la película Las Horas, con la cual fue nominado a los Oscar y ganó un Bafta; destaca el rol de Nicole Kidman en el papel de Virginia Woolf; y aprovecha de hablar de su participación en Kundun de Scorsese.



El compositor estadounidense Philip Glass es bastante modesto al referirse a su contribución a la película Las Horas. Tan humildes resultan sus palabras, que el músico pareciera intimidado por los virtudes de los otros involucrados en el filme por el que él postula al Oscar a la Mejor Banda Sonora y que en total acumula nueve nominaciones a la estatuilla dorada. "Sinceramente creo que aquí los principales méritos son para el director Stephen Daldry y el guionista David Hare", cuenta a las nueve de la mañana en punto desde su casa neoyorquina.

Considerado uno de los compositores más influyentes de las últimas décadas en el área de la música clásica -definición que él rechaza, por cierto-, Glass se ha granjeado quizás la mayor popularidad posible para un artista docto entre la audiencia del gran público. Sus reiteradas colaboraciones con músicos populares -entre los que se cuenta una larga lista encabezada por David Bowie, Brian Eno y Lou Reed- y su estilo melódico y accesible -arraigado dentro de la corriente minimalista- le confieren un nivel cercano al culto entre sus seguidores. Para agregar mayor presencia mediática a su figura, Philip Glass ha compuesto las bandas sonoras de varias películas, desde Suspiria (1977) del maestro del horror italiano Dario Argento, a The Truman Show (1998) de Peter Weir, pasando por Mishima (1985) de Paul Schrader y Kundun (1997) de Martin Scorsese, por la que también postuló a un Oscar.

"Creo que junto a la experiencia de Las Horas, trabajar en Kundun es lo mejor que me ha pasado en el cine. Martin Scorsese es una persona extremadamente brillante, sobre todo por la forma en que comprende los filmes. Sabe todos los detalles. Mientras hice la música para Kundun, tenía la sensación de estar aprendiendo a cada instante. Yo tenía 60 años en ese momento, pero aún así me sentía como un muchacho" recuerda este músico de 66 años, que sin embargo parece más joven en las fotos y por el tono de voz que llega en la línea telefónica.

Glass reconoce que hubo un principal elemento que lo inspiró en la composición de la banda sonora de Las Horas: la presencia de Nicole Kidman en el rol de la escritora inglesa Virginia Woolf. "Si somos sinceros nos daremos cuenta de que ella le da el tono a la película, le confiere una especial fortaleza al carácter de Virginia Woolf. La película parte cuando ella camina lentamente por la ribera un río hasta sumergirse totalmente para morir. Creo que esa imagen me dio la inspiración clave para la totalidad del filme", explica. A tal nivel sugestionó la película a Glass, que reconoce que podría haber sido su única fuente de inspiración: "Antes de componer la música no había leído ni Mrs. Dalloway de Virgina Woolf ni la novela Las Horas de Michael Cunningham, en que se basó el filme. Por supuesto, después de verme involucrado en el proyecto las leí inmediatamente. Pero, en honor a la verdad, podría perfectamente haber escrito la música sólo viendo la película. Fue lo suficientemente completa y maravillosa para mí".

El compositor de la ópera "Einstein on the Beach" (1975) afirma que ha tenido suerte a la hora de trabajar en el cine, pero reconoce que el negocio es duro en Hollywood, donde se acostumbra a despedir a los guionistas, directores y compositores como si fueran material desechable. "En este caso en particular, tuve una muy buena relación con el director Stephen Daldry y el productor Scott Rudin, pues ambos suelen trabajar en teatro, medio del cual yo provengo", sostiene.

De voz profunda, Glass se toma con relativa calma el hecho de que un eminente compositor como Elmer Bernstein (Los Siete Magníficos, 1960) haya sufrido el rechazo de la banda sonora que compuso para la cinta Pandillas de Nueva York por parte del productor Harvey Weinstein y aún contando con la confianza del director Martin Scorsese. "Ese tipo de situaciones es muy común en Hollywood. Sucede que los productores tienen tanto dinero que si simplemente no gustan de un soundtrack, mandan a componer otro, hasta que quedan contentos. Por ejemplo, antes de que me llamaran a mí para Las Horas, ya habían trabajado con dos compositores británicos que fueron despedidos. Esa es la realidad de Hollywood", reflexiona Glass.

Entregado a una vida profesional dinámica -"tengo un concierto hoy en la noche, otro mañana y otro pasado"- Glass se encuentra dando las puntadas finales a una banda sonora en colaboración con su admirado Ravi Shankar -"el músico al que más le debo"- para el filme Partition, que transcurre durante la formación del Estado de la India.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.