Medio audiovisual y Banco Estado: "El cine no puede funcionar en absoluto desamparo"

Actores, productores y cineastas se reunieron en el Centro Arte Alameda para expresar su rechazo al fin del Programa de Apoyo al Cine Chileno, que el banco mantuvo desde 2004 y que benefició a más de 110 películas. Por ahora esperan respuesta para reunirse con las autoridades de la empresa.


El anuncio de BancoEstado sobre la suspensión del Programa de Apoyo al Cine Chileno golpeó al sector audiovisual en el punto más complejo de la cadena de producción cinematográfica: la distribución de las películas. La medida, comunicada el jueves 27 de junio a la Asociación de Productores de Cine y Televisión, implica la eliminación del aporte de $ 200 millones anuales que la institución estatal repartía desde 2004 y que benefició a más de 110 producciones locales.

"Creemos que poner fin a este programa y además con estos argumentos es, a lo menos, incomprensible", señaló el cineasta Sebastián Lelio (Una mujer fantástica), quien ofició de vocero de las agrupaciones, entre ellas la Asociación de Productores de Cine y Televisión, la Federación Audiovisual y los Sindicatos de Actores y Técnicos, que al mediodía se reunieron en el Centro Arte Alameda, para expresar su rechazo a la medida del BancoEstado.

[caption id="attachment_90019" align="aligncenter" width="900"]

Sebastián Lelio, director de Una mujer fantástica. Foto: Mario Tellez/La Tercera.

Sebastián Lelio, director de Una mujer fantástica. Foto: Mario Tellez/La Tercera.[/caption]

Entre el centenar de asistentes que llegó al lugar se encontraban los productores Pablo Larraín (El club) y Sebastián Freund (El bosque de Karadima), así como también los directores Sebastián Lelio (Una mujer fantástica), Silvio Caiozzi (Y de pronto el amanecer) y Jorge Olguín (Caleuche: el llamado del mar). Actores como Néstor Cantillana, Alfredo Castro y Luz Croxatto también se unieron a la convocatoria.

La razones entregadas por el banco para justificar la eliminación del programa, tienen que ver con una política de austeridad de la institución y la escasa relación del fondo con el giro de la empresa pública. Así, BancoEstado dejaría de apoyar a 10 películas cada año, cantidad que se beneficiaba con la distribución del fondo.

"Ha sido un aporte que tenía valor porque entraba al final y era muy auspicioso", cuenta el director Pablo Larraín, realizador de Neruda y No. "Es un aporte que se hacía a las películas una vez terminadas, para su distribución, entonces es como un premio para la gente que la hizo", comenta sobre los beneficios del programa.

[caption id="attachment_90020" align="aligncenter" width="900"]

Pablo Larraín, productor y director de cine. Foto: Mario Tellez/La Tercera.

Pablo Larraín, productor y director de cine. Foto: Mario Tellez/La Tercera.[/caption]

El sector audiovisual busca no solamente revertir la decisión, "sino que aumentar el apoyo", explica Lelio. En ese sentido, el gremio busca unir a la industria creativa, difundir el problema y promover una reflexión en torno a la participación del sector público y privado en la cultura. "Estamos en un momento en que necesitamos entendernos entre el sector creativo y el mundo político y empresarial. El cine no puede funcionar hoy en absoluto desamparo", añade el director ganador del Oscar a mejor película extranjera.

Más allá del aporte concreto que el BancoEstado entregó durante 15 años al cine chileno, Pablo Larraín hace una crítica a la contribución que el Estado realiza a la cultura. "Chile aporta un 0,38% del presupuesto nacional a la cultura y las artes. Esto (la escasez de recursos) se resuelve con leyes, con programas concretos de aporte, pero sobre todo se resuelve con una mentalidad cultural. Es algo que hay que entender", afirma.

En la misma dirección, Sebastián Lelio cree que es el momento de conversar en torno a una legislación en favor del cine chileno. "Estamos en una situación de tanto desamparo en cuanto a leyes que protejan a nuestro cine que el hecho de que se nos quite el poco aporte que ya había, resulta grave y nos da la oportunidad de hablar de un tema que es más de fondo, que tiene que ver con entender que necesitamos leyes que protejan nuestra cinematografía", comenta.

Las agrupaciones ya solicitaron a la secretaría ejecutiva de BancoEstado una reunión para conversar sobre la eliminación del Programa de Apoyo al Cine Chileno, y la posibilidad de revertir la medida. Hasta ahora no han recibido respuesta.

Comenta