Alejandro Sanz vuelve a Santiago en febrero y se resta del Festival de Viña

AlejandroSanzWEB

El español llega al Movistar Arena con su espectáculo más portentoso y un disco que lidera la carrera al Grammy Latino. Pese a la coincidencia de fechas el cantautor no llegó a acuerdo con el certamen y dará un único show en la capital.



Alejandro Sanz estará en Chile durante la tercera noche del Festival de Viña. Eso sí, a varios kilómetros de distancia de la Quinta Vergara. Conocidas las intenciones del artista español por traer su nuevo espectáculo al país durante los primeros meses del próximo año ("de que vamos a Chile, vamos seguro", declaraba a este medio en mayo pasado), sólo restaba definir el escenario escogido para el aterrizaje de #LaGira, el tour que estrenó en junio para promocionar su nuevo material y que luce cifras espectaculares. Y aunque por esos mismos días la producción del Festival inició los contactos con el solista, finalmente las negociaciones no prosperaron, por lo que su regreso será en la misma semana de Viña 2020 pero con una fecha única en Santiago. Como siempre, en un recinto de grandes dimensiones.

Así, el próximo 25 de febrero, el madrileño regresa al Movistar Arena -el lugar que ha albergado sus tres visitas previas a la capital- para presentar su nuevo show y las canciones de su duodécimo álbum, #ElDisco. Un LP de título simple -y así como se lee, en formato hashtag- que ha reposicionado al artista en la primera línea del circuito gracias a su eficaz balance: por un lado, las baladas pop que Sanz todavía es capaz de construir con originalidad y oficio; por otro, un desprejuiciado collage de arreglos e invitados donde hay cabida para el funk, el afro-flamenco, el soul en inglés y también ciertos tintes urbanos.

La apuesta ha sido exitosa para el español, luego del recibimiento algo tibio que tuvo Sirope (2015), su anterior trabajo en el estudio. Además de las abultadas cifras que ha cosechado en el streaming, impulsadas por dos sencillos con "featurings" de alto vuelo ("Back in the city" con Nicky Jam y "Mi persona favorita" junto a Camila Cabello), #El Disco encabeza las nominaciones a los próximos Grammy Latinos de noviembre, con un total de ocho candidaturas incluyendo las categorías más importantes: grabación, canción y álbum del año.

Un aval de parte de la industria para la nueva etapa del hombre de "Corazón partío", que con 50 años ya cumplidos se lanza con un espectáculo innovador que califica entre lo más portentoso de su historial en vivo. Un montaje de gran tamaño ideado para arenas y estadios y con acento en la tecnología, que ahora aterriza en Chile y en otros seis países de Sudamérica luego de pasar con éxito por España -donde acumuló más de 200 mil asistentes- y 16 ciudades de Estados Unidos.

Según se detalla desde el equipo de producción del madrileño, el aparataje de #La Gira "es su producción más espectacular vista hasta la fecha" e incluye "1000m2 de pantallas LED, que alojan un contenido audiovisual en HD diseñado especialmente para la ocasión, unido a 250.000 W de sonido". Junto a esto, una banda de doce hombres y mujeres -que a la base instrumental habitual suma bronces, coros y diversas percusiones y teclados- y algunos invitados especiales y virtuales en las pantallas, como ha ocurrido en ciertas fechas del recorrido mundial.

De acuerdo a las primeras impresiones y reseñas que dejó el tour durante el paso por su país natal, la nueva apuesta en vivo del madrileño ha sido destacada por su arrojo y capacidad de equilibrar clásicos con tendencias actuales. "La juventud ya está en otra cosa. Sanz lo sabe y trata de adaptarse a los tiempos", comentó el diario español El País. "Escenario XXL y progresiva adaptación de su repertorio, no sólo fiado al monocultivo de la ternura. Se abre al funk, insiste en los rapeados, los ritmos neolatinos".

Un año de cambios para Sanz en todo aspecto, quien en paralelo a las cifras positivas ha ocupado portadas por su comentada separación de Raquel Perera -con quiene tiene dos hijos-, su nuevo noviazgo con una artista cubana, los 5 millones de euros que debió pagar a su exrepresentante y la lujosa mansión que le vendió a Eden Hazard, el fichaje estrella del Real Madrid.

Comenta