"Se siente como cantar karaoke": el baterista de Arctic Monkeys explica por qué no les gusta tocar sus canciones viejas

arctic-monkeys

La banda británica no se siente cómoda al interpretar algunos de sus temas iniciales, como explicó Matt Helders. El artista prefiere que los fanáticos se queden con el recuerdo a que tengan que escuchar una interpretación que ya no es la misma de hace más de una década.


La evolución musical de Arctic Monkeys ha sido evidente. En sus primeras creaciones, el sonido de guitarras estridentes predominaba y se podía aún oler el espíritu adolescente que los caracterizó en un primer momento.

Con el paso de los años y en paralelo a la maduración personal, los británicos han pasado por distintos estilos, y últimamente se han atrevido a saltar a un área más experimental. En su última producción, Tranquility Base Hotel & Casino (2018) apostaron por un sonido clásico y diferente a todo lo que habían hecho durante toda su carrera.

En una entrevista con el comediante James Veitch, el percusionista explicó qué es lo que la banda y él experimentan cuando tocan los temas de su disco debut.

"Algunas de ellas se sienten bien de tocar, pero otras se sienten como si estuviéramos haciendo un karaoke de nuestras propias canciones", específicamente de los temas de su primer álbum, Whatever People Say I Am, That's What I'm Not (2006).

Y Helders continuó con las impresiones: "Se sintió como una caricatura. Ya no es genuino el tocarlas", dijo Helders, quien prefiere que quede en la memoria del público una versión pasada de los temas antiguos, cuando ellos los tomaban más en serio, dijo.

https://www.youtube.com/watch?v=qOYOPy8dQEM&feature=emb_title

Pero eso no significa que hayan dejado atrás todos sus primeros trabajos. Los británicos le han dado distintas formas a temas antiguos, como "Mardy Bum", que también forma parte del su primer disco, la que  transformaron en una balada lenta durante el tour de AM (2013).

Arctic Monkeys no es la única banda que ha manifestado sentirse distanciada de creaciones anteriores. A Radiohead nunca le ha gustado "Creep", o por lo menos eso es lo que el vocalista Thom Yorke ha dicho. Se ha referido al tema como "mierda" y la banda ha evitado interpretarla en vivo.

Por otro lado, R.E.M. siente una desconexión con "Shiny Happy People", canción nunca les generó tanto entusiasmo: "Fue un hit pero ninguno de nosotros sintió afición por ella. Era una canción principalmente escrita para niños", dijo el líder del grupo, Michael Stipe a The Sun.

Comenta