Los dos teatros principales del país reaccionan ante la pandemia

La Bella Durmiente será reagendada para 2021 en el Municipal, al igual que los ballets Giselle y Carmen.

El Teatro U. de Chile lanza una campaña de apoyo a los artistas independientes, y el Municipal de Santiago reorganiza su temporada 2020.



Son las sedes de las dos principales orquestas y compañías de danza del país. Cerrados por la pandemia del Covi-19, ambos teatros han tomado nuevas decisiones respecto del futuro inmediato.

El Teatro Universidad de Chile es la sede de la Orquesta Sinfónica Nacional de Chile, el Ballet Nacional Chileno, el Coro Sinfónico y la Camerata Vocal, elencos que son administrados por el Centro de Extensión Artística y Cultural (CEAC) de la U. de Chile, y acaban de lanzar la campaña ¡Toi Toi! Apoyemos a nuestros artistas.

“Como teatro y como elencos artísticos, nos entendemos como parte de un tejido nacional dedicado al desarrollo de las artes musicales, el canto, la danza, la composición y los oficios técnicos. Hoy una parte importante de los trabajadores del sector están sin ingresos por la pandemia”, explica Matte, director del CEAC.

“Como institución pública, tenemos una responsabilidad con los trabajadores independientes y estamos conscientes de la gravedad que tendría para el desarrollo artístico del país el que algunos tengan que abandonar su vocación para generar ingresos en otras actividades”, agrega.

El procedimiento de donación se puede revisar en www.ceactv.cl, al igual que los reconocimientos que habrá para los donantes, por ejemplo, conciertos de los solistas de la orquesta en streaming. Matte cuenta, además, que espera poder hacer conciertos con público limitados y con medidas de distanciamiento social desde octubre.

El viernes, el Teatro Municipal de Santiago, sede de la Orquesta Filarmónica de Santiago, el Coro y el Ballet de Santiago, también anunció que, cuando sea posible, ofrecerán propuestas online en su plataforma Municipal Delivery y que realizarán espectáculos en pequeño formato con aforos limitados. Además, reorganizarán su temporada 2020, reagendando para los próximos dos años parte de los espectáculos. “Debemos actuar con responsabilidad ante nuestro público, artistas y trabajadores y resguardar la salud de todos ellos”, declaró Felipe Alessandri, presidente del directorio.

Por lo mismo, durante 2021 las óperas se presentarán en formato de concierto para evitarle a la orquesta los riesgos sanitarios del foso. Los títulos elegidos son La Flauta Mágica, Nabucco y Lucía de Lammermoor, más otros que se informarán el 1 de julio. Seis ballets se presentarán, entre ellos,El Lago de los Cisnes, La Bella Durmiente, Cascanueces y 33Horas Bar, y habrá diez conciertos, con batutas como Roberto Rizzi Brignoli, Juan Pablo Izquierdo, Paolo Bortolameolli, Pedro-Pablo Prudencio y Alejandra Urrutia.

Los abonados podrán reprogramar sus entradas, pedir la devolución del dinero o bien donarlo, alternativa que irá en apoyo de los artistas y trabajadores del teatro. La información de los procesos está en www.municipal.cl.

Comenta