El creador de The Office en modo teletrabajo: “Es gratificante que la gente aún la mire”

De pie y con ropa oscura, Greg Daniels en el set de la serie Space Force, que llega este viernes a Netflix. Foto: Netflix.

A 15 años del debut de la comedia, Greg Daniels habla con Culto de la fórmula de su éxito y la reunión con Steve Carell en una nueva serie de Netflix.



The office es el contenido licenciado más visto de Netflix en Estados Unidos. Las reuniones de su elenco durante la pandemia han sido un bálsamo en las últimas semanas. Y sobre todo, si la mayor parte del mundo abandonó momentáneamente las oficinas, volver a la historia de Michael Scott y su grupo de empleados luce irresistible.

A 15 años de su debut, en caso de tener que definir una receta para el éxito de la versión estadounidense de la comedia, quizás no haya nadie mejor que su propio creador para proporcionarla. “Escribir sobre las personalidades de las personas más que humor de actualidad”, dice por videollamada con La Tercera Greg Daniels, agrupando también Parks and recreation, su otra joya de la comedia que ha vencido triunfante el paso del tiempo.

“Es realmente muy gratificante que la gente todavía las esté mirando. Ambas parecen ser alimento reconfortante para las personas”, agrega el autor de dos de las comedias más icónicas de este siglo. Como un cerebro prolífico del humor de alto prestigio y al mismo tiempo popular, a solo un par de semanas de estrenar la comedia Upload en Amazon Prime Video (que también en Chile alberga sus dos ficciones más emblemáticas), el guionista y director lanza este viernes su primera serie original de Netflix, Fuerza Espacial, o Space Force.

Allí vuelve a colaborar con Steve Carell, pero quizás de manera más cercana que nunca. El comediante, además de encarnar al duro general Mark Naird, es cocreador de la ficción y el guion del primer episodio lo firman en conjunto. “Dice cosas maravillosamente divertidas y tiene muy buen gusto”, comenta el realizador, junto con detallar el origen de su vínculo más allá de la actuación: “A medida que The office siguió adelante, Steve estuvo más involucrado como productor y me habitué a escuchar sus ideas después de la lectura de los guiones. Le tengo mucho respeto, tiene un gran instinto”.

Steve Carell como Michael Scott en la ficción que debutó en 2005.

Con el actor también los une tener parientes militares, parte clave del mundo en el que se mueve la serie de diez episodios, sobre la activación de una rama del gobierno de Estados Unidos para “colonizar la galaxia”, como exclama su protagonista. Un punto clave que tiene su base en la mirada que le genera hoy a Daniels la llegada del hombre a la Luna hace cinco décadas y el “un pequeño paso para el hombre; un gran salto para la humanidad” de Neil Armstrong. “Creo que fue muy inspirador, pero ahora se siente como colonialismo, con todos los grandes poderes se trata de llegar a la Luna y decir: esta parte de la Luna es nuestra, vamos a tener soldados allí. Se siente como un espíritu diferente, es triste que no estemos actuando de manera cooperativa, sino que más bien de una forma nacionalista y competitiva”.

El creador define al nuevo personaje de Carell como “una persona de integridad”, acorde a su formación. Y ciertamente lo es a su modo cuando en el segundo episodio le rinde honores a un animal que está en el espacio o cuando luego de dos días sin dormir llega a ayudar a su hija con las tareas, o cuando no escucha jamás a científicos como el doctor Mallory (John Malkovich).

¿Cuánto podría compartir con el protagonista de The office? “Es un poco complicado, porque realmente no creemos que el general Naird sea similar a Michael Scott. Veo todas las diferencias: Michael Scott era un líder terrible, era una persona solitaria, hizo lo que sea que alguien dijera, no tenía una base sólida. Y el general Naird tiene mucho éxito, es un gran líder, tiene una familia. Si tiene un flujo de comedia, es que es inflexible, es terco. Sentimos que es un personaje muy diferente, pero para mí Steve Carell es muy divertido en ambos. A veces es chistoso ver a una persona muy competente en una situación que pone a prueba sus competencias. Michael Scott lo vivió simplemente estando a cargo de una compañía de papel”.

¿En qué medida la política de Estados Unidos de los últimos años inspiró la serie?

Creo que está en el fondo de los pensamientos de todos durante todo el tiempo. Pero esta serie pretende ser una comedia de personajes. La esperanza es que dentro de diez años las personas la encuentren divertida y puedan identificarse con el general y sus intentos en medio de escuchar a las diferentes voces con sus opiniones, lidiar con los políticos, que no entienden realmente lo que está sucediendo en terreno y hacen cosas por apariencias, con los científicos, que han notado algo, pero tal vez tuvieron problemas para explicarlo. Ese tipo de cosas son muy universales. Parece que muchos países tienen líderes políticos que están haciendo cosas para sus propios fines.

Con Space Force, dice, intentaron sentar las bases de una serie de largo aliento. Como lo fueron sus dos mayores emblemas. “The office realmente trata sobre la personalidad de Michael, Jim y Dwight, y cómo estas se mezclan. Parks and recreation es sobre Ron Swanson y Leslie Knope, rozando y no cayéndose bien. Fueron construidos para ser espectáculos de largo alcance. Por lo tanto, no es demasiado sorprendente que a la gente todavía les guste. Estoy muy feliz por eso”.

Comenta