“Killing me softly with his song”: la historia de la canción que saltó a la fama a Lauryn Hill

La cantante estadounidense Lauryn Hill.

Originalmente pensada para Lori Lieberman, fue Roberta Flack quien en 1973 la popularizó a nivel mundial. The Fugees, en 1996, la versonearon con una sentida interpretación de Hill, que les valió el reconocimiento mundial y dos premios Grammy. Sin embargo, tras este éxito, el trío se separó, y Lauryn Hill comenzó su camino en solitario.


Ese frío 26 de febrero de 1997, en un repleto Madison Square Garden, de New York, se desarrolló la ceremonia de la entrega de los Grammy, donde estaba lo más granado de la industria de la música popular estadounidense. Transcurrido un buen rato, se anunció el premio a la Mejor Interpretación R&B en dúo o grupo.

Ubicados en medio de músicos de renombre y productores de trayectoria, los miembros de The Fugees (Lauryn Hill, Wyclef Jean y Pras Michel), una banda que solo llevaba dos discos, se miraron atónitos. No lo podían creer.

Habían ganado la estatuilla gracias a la sentida interpretación de “Killing me softly with his song” –con la voz portentosa de Lauryn Hill- que habían incluido en su álbum The score, lanzado el año anterior.

Esa noche, además el trío ganó la estatuilla por Mejor álbum de rap del año, y como si no bastara, además estaban nominados a Mejor álbum del año (que finalmente ganó Falling Into You, de Celine Dion). Y para completar, fueron una de las bandas que se presentó en la ceremonia. Las hicieron todas.

The Fugees

Ahora vamos volando en el tiempo 25 años antes. Fue en un viaje en avión a Los Ángeles, en 1972, cuando Roberta Flack –en la radio que siempre hay puesta en las naves comerciales- escuchó por primera vez la canción, en voz de la cantante Lori Lieberman. Le gustó. Pero luego, leyó algo que la enganchó aún más.

"Estaba hojeando la revista que te entregan a bordo para ver si habían hecho algún artículo sobre mí. Después de darme cuenta de que no, vi esta foto de una chica llamada Lori Lieberman. Nunca había oído hablar de ella antes, así que lo leí con interés para ver qué era lo que ella tenía que yo no", relató Flack años después en una entrevista con The New Musical Express.

Por esos años, Roberta Flack era una promisoria cantante oriunda de Black Mountain, Carolina del Norte. Había grabado dos discos, First take (1969) y Chapter 2 (1970), ambos bajo etiqueta Atlantic, el legendario sello de jazz, pero no pasó absolutamente nada con ellos. Parecía que su carrera musical no iba a ir mucho más allá, sin embargo, un golpe de suerte la llevó al número 1.

Resulta que en la banda sonora de la película Play Misty for Me (1971), dirigida por Clint Eastwood, se incluyó la versión de “The first time ever I saw your face” que aparecía en su álbum debut. Rápidos, en el sello Atlantic sacaron el single y se convirtió en número uno. Permaneció ahí por seis semanas y fue una de las canciones del año en 1972.

Tanto fue el éxito que obtuvo dos premios Grammy –en la edición 1973- por Mejor canción del año y Mejor grabación del año (este compartido junto a su productor, Joel Dorn, uno de los íconos de Atlantic Records).

Tras probar el sabor de la cima, que le había sido tan esquiva en un momento, Roberta decidió ir por más. Y en eso estaba, rumbo a Los Ángeles, cuando se topó con “Killing me softly”.

La cantante Roberta Flack en los 70's.

“Voy a cantar tus canciones”

El músico Charles Fox estaba caminando por la discoteca ubicada al interior de los estudios Paramount Pictures, cuando un asistente le entregó el teléfono diciéndole que tenía una llamada. Extrañado, Fox tomó el auricular y lo que oyó lo dejó sorprendido.

Fox, como aún se estilaba en aquellos tiempos, formaba junto a Norman Gimbel, una dupla de compositores en que hacían canciones para otros artistas. Tal como en su minuto, desde principios de los 50’s hacían Jerome Leiber y Mike Stoller. Ambos se dividían el trabajo: Norman escribía las letras; Charles, la música.

En 1972, ambos habían compuesto una canción para la joven cantante Lori Lieberman, con quien no solo trabajaban musicalmente, sino también eran sus managers. Según Norman Gimbel, “Killing me softly with his song” se inspiró en un show que Lori fue a ver del cantante Don McLean (famoso por entonces por su canción “American Pie”).

Lieberman, quedó fascinada con el show, y aún entusiasmada, fue corriendo a ver a Fox y Gimbel para contarles de su experiencia. Con esa sensación fue que ambos compusieron el tema.

"Ella nos contó sobre esta fuerte experiencia que tuvo al escuchar a McLean. Tenía la idea de que esta podría ser una buena canción, así que los tres lo discutimos. Hablamos sobre eso varias veces, tal como lo hicimos con el resto de las canciones que escribimos para el álbum y todos sentimos que tenía posibilidades ", dijo Gimbel en una entrevista de 1973 con el NY Daily News.

La cantante Lori Lieberman.

Sin embargo, en entrevista del 2010 con el sitio songfacts.com, Charles Fox refutó esta historia y incluso la calificó como “mito”. Según él, la verdad de la milanesa fue esta: "Norman tenía un cuaderno en el que ponía títulos de canciones, ideas de canciones y letras o algo que le llamara la atención en diferentes momentos. Y sacó el cuaderno y lo estaba mirando, y dijo: Oye, ¿qué piensas del título 'Mátame suavemente con su tristeza' para una canción? Bueno, la parte de ‘mátame suavemente’ sonaba muy interesante, pero ‘con su tristeza’ sonaba anticuado en 1972 cuando la escribimos”.

Fox se toma una pausa y sigue: “Así que Norman pensó por un momento y dijo: ¿Y si probamos con ‘Mátame suavemente con su canción’? (N de la R: ”Killing me softly with his song”). Eso tiene un giro único. Así que discutimos que podría ser, y obviamente se trata de una canción: escuchar la canción y ser conmovido por las palabras. Es como si las palabras estuvieran hablando de cómo es la vida de esa persona”.

Según Charles Fox, luego de esta conversación, Norman fue a su casa, escribió la letra y luego telefoneó a su colega para que la musicalizara. “Me llamó horas después, en la tarde. La anoté por teléfono. Me senté y la música simplemente fluyó junto con las palabras”.

En sus recuerdos, Fox añade que a la mañana siguiente cuando –tras un par de ajustes- le mostraron la canción a Lori. “Le encantó, dijo que le recuerda a estar en un concierto de Don McLean. Así que cuando aparecía, decía eso. Y de alguna manera las palabras cambiaron para que lo escribiéramos en base a Don McLean, e incluso Don McLean, creo que lo tiene en su sitio web. Pero él (Mclean)no sabe. Él solo conoce la leyenda”.

Así, Lori Lieberman grabó la primera versión de “Killing me softly with his song”. Pero, para decepción de los compositores y de la cantante, el tema tuvo una tibia recepción pese a haber rotado en radios y que Lori se presentó en la TV.

Pero volvamos a Charles Fox contestando el teléfono. Quien le hablaba le dijo: "Hola, soy Roberta Flack. No nos hemos conocido, pero voy a cantar tus canciones".

Fox no podía creerlo. Roberta Flack ya había ganado dos Grammys, entonces, la oportunidad que se le presentaba no era menor. En la llamada, Roberta le anunció cuál sería la canción que le interesaba grabar.

Así, Flack decidió registrar su versión de la canción. Tras los primeros intentos, no estaba conforme, sentía que no estaba completa, que algo faltaba. Así, bajo la atenta mirada del productor Joel Dorn, comenzó a experimentar en el estudio durante 3 meses, jugando con varias estructuras de acordes hasta que logró obtener “eso” que andaba buscando. Terminó la canción con un acorde mayor en lugar del menor que estaba originalmente.

La nueva versión de “Killing me softly with his song” salió como single el 22 de enero de 1973. Fue un éxito rotundo. Alcanzó el número 1 en Estados Unidos, Canadá, Australia y el 6 en UK. Nada de mal.

Como si fuera poco. Flack volvió a ganar unos premios Grammy, esta vez, en la edición 1974. Nuevamente Grabación del año (junto a Dorn), Canción del año, y ahora sumó otro: el de Mejor interpretación pop femenina. Esto la convirtió en la primera artista en ganar el premio 2 años consecutivos.

Roberta había dado en el clavo.

“Matarlo suavemente”

Cuando The Fugees se encontraban en las sesiones de grabación de The score, y decidieron grabar su versión de “Killing me softly with his song” pensaron en hacer un cambio en la letra y convertirla en una canción sobre la pobreza y el abuso de drogas en el centro de la ciudad con el título "Matarlo suavemente”.

Para ello, debieron hacer la gestión de consultarle a los compositores del tema, pero el “No” tajante se escuchó hasta en la estratósfera. Gimbel y Fox se negaron. Si querían hacer una versión del tema, había que respetar la letra.

Y así lo hicieron.

Con el disco en las calles, el trío obtuvo un galardón por Mejor video de R&B en los MTV Video Music Awards 96, justamente por su versión de “Killing me softly”. En la ocasión, se presentaron, y como una forma de completar el círculo, invitaron a la mismísima Roberta Flack a cantar la canción con ellos.

The Score vendió más de 6 millones de copias en los Estados Unidos. Pero eso no bastó para mantener viva a la agrupación. The Fugees se separó al año siguiente. Pras Michel inició una carrera solista sin grandes aspavientos. Wyclef Jean se hizo un nombre como productor de importantes artistas como Shakira, Santana, Eric Clapton, Stevie Wonder, Celia Cruz, Cypress Hill, Whitney Houston, Destiny's Child, The Black Eyed Peas, entre otros.

¿Y Lauryn Hill? Se convirtió en la rapera más influyente del planeta. Con su debut solista, el fundamental The Miseducation of Lauryn Hill (1998) arrasó en los Grammy de 1999, siendo nominada en 10 categorías y ganó en cinco, incluyendo Mejor álbum del año y Mejor canción con su single “Doo-Wop (That Thing)”.

Lauryn Hill se convirtió en otra artista en ganar el Grammy dos veces. Como Roberta Flack. El círculo, ahora sí, estaba completo.

Comenta