Película mexicana sobre la violencia y el narcotráfico gana el Festival de Cine Sanfic

La película mexicana Sanctorum (2019) fue estrenada el año pasado en el Festival de Venecia y está hablada en varios pasajes en lengua mixe

El filme Sanctorum, de Joshua Gil, se quedó con el premio principal de la Competencia Internacional, mientras que Las Mujeres de mi Casa, de Valentina Reyes, ganó en la Competencia de Cine Chileno. Entre las locales también fueron premiadas Blanco en Blanco y Onkel Günter.



En el sur de México, el pueblo originario de los mixe sobrevive a duras penas en un territorio dominado por la lucha entre las fuerzas violentas del narcotráfico y los escuadrones militares. Obligados a vivir del cultivo de la marihuana o la amapola, estos espirituales habitantes del noreste del estado de Oaxaca temen que la enfadada naturaleza envíe una señal apocalíptica ante el avance de los señores de la droga y de las armas. Este es el universo en que viven los personajes de Sanctorum, la cinta del mexicano Joshua Gil que ganó este sábado el premio a Mejor Película de la Competencia Internacional del Décimosexto Santiago Festival Internacional de Cine (Sanfic).

Estrenada el año pasado en el Festival de Cine de Venecia y nominada a dos premios Ariel (los más importantes del cine mexicano), Sanctorum es el segundo largometraje de Joshua Gil, un realizador nacido en 1985 en el estado de Puebla (colindante con el Oaxaca de su filme). En el sombrío escenario en que se desarrolla Sanctorum se cuenta la historia de un niño (Erwin Antonio Pérez Jiménez) que busca a su madre desaparecida: para él, como para todos los habitantes mixe, la naturaleza es lo suficientemente sabia y tal vez puede encontrar en ella una respuesta. La película contiene evidentes ecos del cine de Carlos Reygadas, cineasta mexicano premiado dos veces en Cannes y del que Joshua Gil fue asistente en su premiada cinta Japón (2002).

En la Competencia de Cine Chileno, la obra ganadora fue Las mujeres de mi casa, nada menos que el primer largometraje de la cineasta Valentina Reyes (23), recién egresada de la Universidad del Desarrollo. El filme es protagonizado por Grimanesa Jiménez, Trinidad González y Bernardita Nassar como abuela, madre y nieta de una trama que cruza los dramas de la vejez, la responsabilidad de los adultos y las angustias juveniles.

“La película nace de mi propia experiencia con mis abuelos”, contaba Valentina Reyes hace unas semanas a Culto. “Hay una conexión entre la casa que habitan los protagonistas y que deberá ser vendida y nuestra propia memoria”, sostiene sobre esta historia gestada y filmada en la comuna de Ñuñoa.

En la Competencia Internacional, la cinta chilena Blanco en blanco, sobre un fotógrafo (Alfredo Castro) que llega a la Patagonia a fines del siglo XIX, recibió una mención especial a su director Theo Court. En la Competencia de Cine Chileno las otras galardonas fueron el documental Onkel Günter (Mejor Director para Juan Francisco Riumalló) y Piola (Mejor Actor para Max Salgado).

Esta versión de Sanfic, que concluye este domingo 23, se desarrolló en forma online y gratuita. Organizado por la Fundación CorpArtes y producido por Storyboard Media, Sanfic alcanzó hasta el sábado 22 de agosto, 45 mil visualizaciones en todo el país.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.