Luces y sombras de Disney+: la experiencia de la plataforma en el día de su debut

The Mandalorian, la gran producción original de Disney+ hasta ahora.

Con The Mandalorian y los clásicos de Disney y Pixar como su gran fortaleza, el servicio arribó hoy a Latinoamérica. Proporcionando una experiencia de usuario cercana en comodidad a la de Netflix y con un precio intermedio frente a su competencia, la plataforma aguarda por estrenos de peso como Soul y WandaVision para consolidar su oferta.



Doce meses después de su lanzamiento en Estados Unidos, Disney+ finalmente desembarcó en Latinoamérica. En las primeras horas de la madrugada de este martes 17 la plataforma quedó disponible en web y para descarga en diversos dispositivos. Y a diferencia de su debut norteamericano, que mostró algunas fallas durante su jornada de estreno presuntamente por la elevada demanda, el servicio ha tenido un estreno limpio, sin contratiempos.

Quizás las mayores preguntas han surgido en torno al catálogo, con Los Simpson como un título insigne. Luego que la compañía confirmara que tendría parte de los episodios de la serie, finalmente sólo ofrece dos temporadas y un par de añadidos más. Pero en general el catálogo repite las fortalezas y debilidades del servicio en Estados Unidos. Una oferta que se aferra a seguir creciendo con un par de títulos anunciados para diciembre (Mulán, Soul) y enero (WandaVision) y lo que la pandemia le permita seguir produciendo, mientras brinda una experiencia de usuario óptima.

Pantera Negra WEB
Pantera Negra

Las series

La gran ausencia por ahora la marca Los Simpson, presente con sólo dos de sus temporadas (la 29 y 30), dos cortos (uno de 2012, otro de 2020) y su película estrenada en 2007, como había adelantado el ejecutivo Marcos Amadeo a Culto. El resto de los ciclos por ahora es una incógnita.

De lo que se encuentra en el catálogo, lo más brillante sigue siendo The Mandalorian, que arribó con todo lo que tiene disponible por el momento en Estados Unidos: su primera temporada más las tres primeros episodios de la segunda (debiera sumar este viernes el cuarto). Otra producción propia es The world according Jeff Goldblum, alojada como una docuserie junto a títulos de National Geographic (que no cuenta con todo lo de la marca; por ejemplo, Bios: Vidas que marcaron la tuya no es parte de la plataforma)

A su favor, también agrega las siete temporadas de The Clone Wars; para los nostálgicos de la producción de Disney en TV durante los 2000 están Lizzie McGuire, Hannah Montana, Jessie y Violetta; y para los seguidores de la animación se anotan Gravity falls, Phineas y Ferb, Patoaventuras y producciones de Marvel y Lego. En la otra vereda, lo “menos Disney” del servicio en cuanto a series es Once upon a time, que se encuentra con sus siete temporadas.

A la espera de WandaVision (15 de enero), primera serie de Marvel hecha para la plataforma, el servicio cuenta con Agents of S.H.I.E.L.D., Inhumans y Agent Carter. Una oferta aún en rodaje que luego sumará series como The Falcon and the Winter Soldier e historias basadas en Loki y Obi-Wan Kenobi.

Gravity-Falls foto
Gravity falls

Las películas

Mucho más voluminosa que la categoría de las series, las cintas de Disney+ parten con todos los títulos recientes que han sido éxitos en los cines, desde Aladdín a Toy Story 4 y Avengers: Endgame. Suma 20 de las 23 películas estrenadas del MCU (faltan El increíble Hulk y las dos Spider-Man con Tom Holland, producidas junto a Sony) y de la saga X-Men una de sus pocas ausencias es Logan, probablemente demasiado violenta para una plataforma pensada para la familia completa.

Gracias a que Disney adquirió Fox, también hay filmes como Avatar, la franquicia La era de hielo, dos de las tres partes de la trilogía Río, Espías a escondidas –que debutó a inicios de año en salas– y Free Solo, documental de Nat Geo que ganó el Oscar.

Fuera de contar con todas las Star Wars y Piratas del Caribe, los largos y cortos de Pixar y los clásicos de Disney, la plataforma también mira al pasado con títulos como La novicia rebelde, El joven manos de tijeras, las tres primeras Mi pobre angelito, 10 cosas que odio de ti, Querida, encogí a los niños y Doctor Dolittle con Eddie Muprhy.

Lo más fresco lo encarnan Hamilton, el registro del alabado musical con Lin-Manuel Miranda (sin doblaje y sólo disponible con subtítulos en inglés) y Black is king, el álbum visual de Beyoncé. También figura Artemis Fowl, una película de fantasía -recibida con frialdad por la crítica- que estaba pensada para los cines, pero que finalmente por la pandemia terminó directo en el streaming, al igual que The one and only Ivan, que en Latinoamérica se lanzará en diciembre. Mismo destino que tendrá Soul, la última joya de Pixar, que llegará el 25 de diciembre en simultáneo con Estados Unidos.

rey leon
El rey león versión 2019

La plataforma

Navegar por los rincones de Disney+ es tan cómodo como hacerlo por Netflix, que quizás agrega a su experiencia el despliegue de trailers y avances. Un punto a favor considerando los usuales inconvenientes de servicios menos amables con el usuario, como Amazon o HBO GO.

Su menú inicial con las cinco grandes marcas (Disney, Pixar, Marvel, Star Wars y National Geographic) también facilita la experiencia. Por ejemplo, al ingresar a Marvel de inmediato se ofrecen categorías que dividen a las cintas por fases (de la primera a la tercera del MCU), orden cronológico o las series.

Lo mismo aplica con Pixar, que distribuye sus títulos por largometrajes, cortos o todas sus producciones desde su lanzamiento (“Pixar a lo largo de los años”). Al bajar por su menú principal cuenta con múltiples categorías (incluidas recomendaciones) y llega hasta producciones de Disney Channel y Disney Junior.

También permite generar una lista propia –como casi todos los servicios– y crear hasta siete perfiles de usuarios. Su plan habilita la opción de tener cuatro dispositivos en funcionamiento al mismo tiempo.

Precios

El servicio está disponible a un precio que se ubica en la media ante su competencia en Chile. Situado en $6.500, su valor es inferior a lo que cobra HBO GO ($8.900) y a dos de los tres planes de Netflix ($10.700, $8.320). Está por sobre el más económico de Netflix ($5.590) y los únicos de Apple TV+ ($3.500) y Starzplay ($3.200). Al optar por el pago anual de Disney+ ($64.900), el promedio mensual de la plataforma baja a $5.408.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.