Anne Carson y la compleja historia tras la traducción chilena de La belleza del marido

El clásico de la poeta canadiense, original de 2002, está en las librerías nacionales vía Bisturí 10 con una traducción realizada por Soledad Marambio. En conversación con Culto, la editora Julieta Marchant relata cómo fue el intrincado proceso para traducir y publicar el fundamental título. Cuenta que tuvo que luchar contra el bloqueo que las editoriales españolas –dueñas de los derechos– hacen a los países latinoamericanos, lo que resolvió de un modo bastante particular.



La poeta Julieta Marchant aún recuerda el momento exacto en que se abrió la ventana. Fue en una mañana de octubre del 2018, en una conferencia que la mismísima Anne Carson dio en el auditorio de la Biblioteca Nicanor Parra, de la UDP. Por esos días, le rondaba la idea de publicar un libro de la oriunda de Toronto a través de su editorial Bisturí 10. “Yo estaba hablando con su agente vía mail”, cuenta Marchant en conversación con Culto.

Y ahí estaba Julieta entre el público, y tras el término de la exposición de la canadiense tomó el micrófono.

“Le hice una pregunta sobre sus derechos. Si estaba enterada de que en Latinoamérica era muy difícil sacar sus libros, porque en general las traducciones estaban compradas con exclusividad por editoriales españolas”, recuerda.

La respuesta de Carson fue un simple: “I have no idea” y provocó unas tímidas risas del respetable.

Pero el bichito había entrado, y la autora de El ensayo de cristal quedó con la pregunta rondando en su cabeza.

La belleza del marido, original de 2002, es uno de los clásicos de la literatura de Anne Carson. Y fue el libro que desde su residencia en la helada Noruega la traductora Soledad Marambio tradujo para la editorial chilena Bisturí 10, y que esta semana llega a las librerías nacionales.

Anne_Carson_2ea8467ded90bbc50babab7ee2a3eee4

Marambio comenta con Culto cómo fue la experiencia de traducir al castellano las palabras de Carson. “Una exploración, como lo es la lectura de cualquier obra de Carson. Un mirar profundamente un puñado de emociones, pensarlos, ponerlos de cabeza y seguir mirando, pensando, derivando”.

Un aspecto llamativo al leer las páginas de esta nueva traducción, es que se trata de un texto bastante fluido, de lectura ágil. No fue casual, Marambio explica que la clave para lograr esa naturalidad fue escapar lo literal.

“Pienso la traducción como una interpretación de un texto (y de su música, sobre todo en el caso de la poesía). Esa interpretación al ser escrita produce otro poema con su propia música, una que sigue en mi cabeza la música primera (una versión, una coda)”.

“Traduzco, escribiendo lo que leo, devuelvo el texto de Carson como si lo hubiera leído en español (en mi español, el formado por mi propia historia e influencias). No sé cómo explicarlo de otra manera…”, agrega Soledad.

Por los avatares del destino, La belleza del marido fue el cuarto libro que Soledad Marambio tradujo de la autora de Nox, por lo que el hecho de conocer trabajos previos le ayudó en la tarea de traducir. “La voz y su música se van haciendo familiares y hay ciertos elementos que vuelven, reaparecen entre un texto y otro y comienzan a formar constelaciones dentro de la obra, del corpus, del autor”, explica.

-¿Cuáles crees que son los rasgos más distintivos de la escritura de escritura de Anne Carson?

-Creo que sobre todo la suya es una escritura muy libre e insolente, que explora y se atreve a no ser lírica, a mezclar géneros, a ir y venir por los márgenes de ciertas convenciones poéticas. Es una escritura también llena de pérdidas, de búsqueda y de deseo.

Muchos de sus textos parecen recorrer la herida de esas faltas (con toda la fuerza del deseo que esas mismas faltas generan). Y en estos escritos de faltas, deseos, búsquedas, la traducción siempre aparece como un espacio de exploración y también como un lugar desde el cual iluminar la escritura y la búsqueda emprendida. Eso me parece simplemente hermoso.

-¿Qué es lo más complicado a la hora de traducir poesía?

-Supongo que traducir la música propia de la poesía al mismo tiempo que se interpreta el texto primero y que el resultado, esa versión que es la obra traducida, sea un poema tan potente -o bello o triste o gracioso o sesudo- como aquel que le dio origen.

Una cualidad de esta traducción, es que Soledad Marambio no leyó ninguna de las dos traducciones anteriores, de Lumen. Luego, iba trabajando el texto junto con Julieta Marchant. “Trató de mantenerse lejos de eso para no sentirse influenciada”, cuenta la poeta.

En el almuerzo siguiente a la charla en la UDP, Anne Carson le pidió a una de sus traductoras, la poeta nacional Verónica Zondek, que le explicara bien lo que le preguntó Marchant.

Entre fondos y entremeses, la autora de Vagido le comentó que el problema era que como los derechos estaban comprados y podían ser usados solo por editoriales españolas, la editorial que dirige Marchant no podía traducirla y editarla en Latinoamérica.

Como suele ocurrir con las menudencias del mundo literario, hasta ese entonces, solo la editorial Lumen tenía los derechos de La belleza del marido y el contrato estaba por caducar, y eso tenía expectante a la autora de En el lugar de la mano el ímpetu de un río.

“Ahí Carson comprendió el punto de mi pregunta y dijo que iba a hablar con su agente”, cuenta Marchant.

Y así fue.

Al día siguiente, el agente se contactó con la poeta chilena, y le dio una noticia: “Me dice que Anne Carson habilita que salga el libro en Chile, pero van a tener que compartir los derechos con Lumen”.

De esa forma, Lumen renovó contrato para publicar el título, pero se incluyó un anexo en que se especificaba que dos editoriales latinoamericanas también podían traducir y editar el libro: Bisturí 10 y Zindo & Gafuri, de Argentina.

“La manera que yo he encontrado para conseguir derechos es hablar con las autoras y los autores directamente –explica Marchant– porque está bien, los agentes hacen un trabajo que es necesario, etcétera, pero no están entendiendo el problema de la traducción en Latinoamérica y de que los libros NO llegan a los países correspondientes”.

Marchant señala que en los contratos efectivamente se dice que las obras llegan a Latinoamérica, pero eso es letra muerta. “De facto llegan 10 ejemplares y eso no es que una obra llegue a un territorio determinado”.

Es esta razón –los contratos españoles de traducciones con exclusividad– la que no ha permitido que existan más libros traducidos en Chile, según Julieta Marchant. “Compran las traducciones con derechos exclusivos. Yo he tratado de conseguirme los derechos para publicar a Maggie Nelson con Bisturí, ¡y está comprada entera!, ¡no hay cómo publicarla en Chile!, o no hay cómo compartir un libro”.

¿Por qué eligió La belleza del marido? Julieta Marchant plantea que es un título importante para el público lector latinoamericano. “Es el primer libro traducido de Carson, uno llegó a ella por ese libro”.

También hay otro factor, que a su juicio, tiene que ver con las anteriores traducciones que se hicieron de ese libro en la editorial Lumen, tanto la de la poeta argentina Ana Becciú (2003), como la de Andreu Jaume (2019). Con ojo de editora, Marchant presenta algunos reparos con ellas.

“Se toma muchas licencias –asegura Marchant en cuanto a la primera, la de Ana Becciú–. Como es traducción de una poeta, mete harto su cuchara literaria, sus posibilidades técnicas y sus gustos estéticos para la traducción. Se nota mucho el trazo de la traductora, y las licencias en general tratan de volver más lírico un libro que no necesariamente trabaja con lo lírico”.

Y cuanto a la traducción hecha por Jaume, Marchant es categórica: “Esa traducción es horrible, es totalmente literal, es de una dureza, no tiene ningún cuidado con el lenguaje, hace que el libro de Carson ahí donde era estético se vuelva duro, y donde era duro se vuela más duro aún. Me llama mucho la atención cómo una traducción puede volver árido un texto que no necesariamente está siempre en una zona de aridez. Esa traducción me parece ofensiva”.

Esta nueva versión de La belleza del marido ya se encuentra en librerías o por venta directa en el Instagram de Bisturí 10.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.