A prueba de pandemia: parten las 53 Semanas Musicales de Frutillar

La Banda Sinfónica de la Fach tuvo que grabar por secciones para cumplir los aforos de las autoridades sanitarias. Foto: Semanas Musicales de Frutillar.

Serán diez conciertos digitales desde mañana. Habrá recitales de solistas, música de cámara y obras orquestales, con variados repertorios e incluso estrenos absolutos. Aunque ayer se anunció que la comuna retrocede a Fase 1, no les afecta: habían anticipado el peor escenario.



Más que un paisaje, en el caso de las Semanas Musicales de Frutillar, el lago Llanquihue y el volcán Osorno son parte de la experiencia que viven cada verano las miles de personas que asisten a este festival que se realiza hace más de medio siglo.

De ello está muy consciente Harriet Eeles, presidenta de la Corporación Cultural Semanas Musicales de Frutillar. “La verdad es que no se puede reemplazar la experiencia física de caminar por la costanera, llegar al teatro, dar una vuelta mirando el lago… No hay cómo reemplazar la atmósfera única que se crea ni la experiencia en vivo”, reconoce.

Por eso mantuvieron hasta hace dos semanas la esperanza de poder concretar un formato híbrido para la quincuagésimo tercera edición del festival, con aforos reducidos y transmisión en streaming. Era uno de los tres escenarios con los que trabajaron desde abril pasado, quedando en septiembre sólo con dos de ellos, cuando se volvió evidente la inviabilidad de hacer conciertos normales. Hace dos semanas asumieron el peor de los escenarios.

“Teníamos la esperanza de poder por lo menos grabar a los músicos en el Teatro del Lago, sin público. Pero cuando este escenario se fue al tacho, seguimos trabajando en un evento 100% virtual, para llevar la música a los hogares de las personas que normalmente están aquí”, dice Eeles.

La decisión fue del todo acertada: ayer se anunció que este jueves Frutillar retrocederá a Fase 1 y ello no afectará en nada el evento: los diez conciertos que programaron desde mañana y hasta el domingo, son digitales. Algunos se grabaron en estudios y otros, en casa de los solistas. También llegaron registros desde Polonia y España.

El dúo de Karolina Mikolajczyk, en violín, e Iwo Jedynecki, en acordeón, esperaba venir a Frutillar, con apoyo de la Embajada de Polonia, pero tuvieron que grabar su concierto en ese país. Hicieron, eso sí, un saludo en español al abrir el concierto que se transmitirá este sábado. Foto: Semanas Musicales de Frutillar.

Los Conciertos de Mediodía se transmitirán a las 12.00 h y los Vespertinos a las 19.00 h, y habrá un lapso de 24 horas para verlos, en semanasmusicales.cl. El abono al festival cuesta $ 27 mil, y cada entrada, $ 3.360. En paralelo, se emitirán en radioemisoras locales, y a través del 102.5 FM y radio.uchile.cl, pero a las 12.00 y 20.00 h.

“El streaming es una oportunidad para llegar a nuevos públicos. No hay que descartar el mundo virtual; tenemos que vivir con eso de aquí en adelante, y ojalá poder combinar lo mejor de los dos mundos”, destaca Eeles.

Coincide Rodolfo Fischer, director titular de la Orquesta de Cámara de Valdivia, conjunto que está cargo del concierto de clausura. “En la práctica ya no existe nuestro escenario tradicional, la sala de conciertos. Ahora los músicos ya no somos los protagonistas, sino que formamos parte de una propuesta audiovisual; transformar los contenidos va a significar aprender a trabajar multidisciplinariamente”, comenta Fischer desde Basilea (Suiza), desde donde dirigió a la orquesta en forma remota, cada músico en su casa, en el programa que se presentará a las 19.00 h del domingo.

Junto al pianista letón avecindado en Chile Armands Abols, abordaron la Sinfonía de Cámara de Ermanno Wolf-Ferrari, además de tres estrenos absolutos. “Hice un encargo a doce compositores chilenos para hacer un ciclo de Estudios para directores de orquesta, a la manera de los Estudios para piano de Chopin o Debussy, y ocupar estas obras para formar a directores chilenos y, al mismo tiempo, que mis alumnos de otros países conozcan nuestra música. En este concierto interpretamos tres de estas obras”, detalla Fischer. Son Estudios de Sebastián Errázuriz, Manuel Bustamante y Tomás Brantmayer, y la propuesta audiovisual incluye al Ballet Folclórico de la Universidad Austral.

El mismo día, a las 12.00 h, las cuatro jóvenes intérpretes del Cuarteto Austral estrenarán el Cuarteto para cuerdas N° 1 de Juan Antonio Chicoria Sánchez.

Matthew Baker grabó cada uno de los instrumentos en las 12 Casaciones para dos baritones y bajo de Joseph Haydn. Foto: Semanas Musicales de Frutillar.

“La juventud va a brillar en esa edición”, asegura Harriet Eeles. En efecto, las orquestas juveniles regionales del Biobío, La Araucanía, Los Ríos, Los Lagos y Aysén estrenarán mini conciertos digitales este jueves (19.00 h), y el viernes el guitarrista Benjamín Zúñiga (1994) abordará desde el Barroco al Siglo XX en un recital que grabó en su propia casa en Temuco (12.00 h).

La Banda Sinfónica de la Fach ofrecerá el concierto inaugural a las 19.00 h de mañana, bajo la batuta de Fabrizzio De Negri. “Lo grabamos en nuestra sala, en la Base Aérea El Bosque, con secciones separadas para cumplir el aforo exigido por las autoridades sanitarias; no podemos poner a toda la banda junta en un mismo espacio”, detalla De Negri.

Su programa será festivo y vibrante: “Vamos a tocar dos obras del repertorio tradicional sinfónico que le gustan mucho al público de Frutillar, que son las dos polcas tal vez más famosas de Johann Strauss hijo, Tritsch Tratsch y Truenos y Relámpagos. Vamos a hacer también la famosa marcha The Dambuster, de Eric Coates”, detalla. El programa se completará con la Marcha Triunfal de Aída de Verdi, y Adiós Nonino, de Piazzolla, pues en marzo se celebra el centenario de su natalicio.

La Orquesta Sinfónica Nacional de Chile sumará un registro en vivo de la Quinta Sinfonía de Beethoven, con la dirección de Rodolfo Saglimbeni (19.00 h, viernes).

La programación vespertina se completa con el dúo de violín y acordeón de Karolina Mikolajczyk e Iwo Jedynecki (Polonia), el sábado. La oferta de mediodía en tanto, abre el miércoles con el Dúo Alma, de Maria Chiossi en arpa y Rafael Soto-Kravetz en percusión, y el jueves el público descubrirá el baritón, instrumento de la familia de la viola da gamba que cayó en desuso después del siglo XVIII, en un concierto que llega desde España con Matthew Baker. Además, el viernes la pianista y profesora Paulina Zamora abordará a tres grandes: Bach, Mozart y Ravel.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.