Nomadland triunfa como Mejor película en unos Oscar marcados por lo atípico y la diversidad

Frances McDormand, productora y protagonista de Nomadland, recoge el premio a Mejor película. Foto: ABC via AP

La película de Chloé Zhao se alzó con tres estatuillas, dominando un evento de galardones repartidos y que tuvo como mayor sorpresa la victoria de Anthony Hopkins sobre Chadwick Boseman. En tanto, el documental Mi maestro el pulpo se quedó con el reconocimiento al que aspiraba El agente topo. Así los Premios de la Academia sacaron adelante su ceremonia más difícil.



Pese a la pandemia, a la postergación de febrero a abril, al cambio de locación, los Oscar consiguieron realizar su dilatada versión número 93. Y por su ejecución, semejando una película –filmada en 24 cuadros por segundos– y alojada en un estudio más pequeño, el evento encontró una intimidad que rara vez se había asomado en sus galas en el enorme y glamoroso Dolby Theatre, su locación permanente desde el año 2002.

En la estación de trenes Union Station de Los Angeles, durante 3 horas 19 minutos, la Academia reveló a sus favoritos de la temporada de películas más extensa y difícil que recuerde. Podrá costar digerirlo, pero que su sorpresivo ganador a Mejor actor, Anthony Hopkins, no apareciera para agradecer el premio en ninguno de los puntos que dispuso la organización, lució como un final desconcertante y anticlimático, pero también como la muestra más contundente de que el último año cinematográfico no tenía cómo escapar de lo insólito e inesperado.

Emerald Fennell con su Oscar a Mejor guión original. Foto: Chris Pizzello / POOL / AFP)

Fuera de toda sorpresa, la jornada de este domingo estuvo dominada por un nombre: Chloé Zhao. La realizadora nacida en China y con carrera en Estados Unidos se convirtió en la segunda mujer en levantar la estatuilla a Mejor dirección en los 93° años de los Oscar, así como en la primera cineasta de color. Reconocida como Mejor película, su cinta Nomadland se transformó en apenas la segunda producción dirigida por una mujer en obtener la máxima distinción. En ambos casos, el anterior antecedente eran Kathryn Bigelow y The hurt lucker.

El filme –distribuido por Disney– sobre una mujer que se lanza en un viaje por la carretera tras perderlo todo en la recesión de 2011 fue el encargado de contener la arremetida de Netflix, que sigue sin poder cazar el principal galardón de la Academia, después de sus intentos previos con Roma, El Irlandés e Historia de un matrimonio.

Esta vez fueron Mank y El juicio de los 7 de Chicago las que se quedaron a mitad de camino, con dos y cero premios, respectivamente. El largometraje de David Fincher salvó con dignidad un eventual escenario bochornoso (llegaba como el título con más candidaturas, diez), y se adjudicó las estatuillas a Mejor fotografía y Mejor diseño de vestuario.

La otra cinta de la plataforma que sumó por duplicado fue La madre del soul (Mejor diseño de vestuario y Mejor maquillaje y peinado), que a última hora se quedó con las manos vacías en las categorías principales, pese a que Chadwick Boseman tenía chapa de favorito y Viola Davis estaba al menos en la terna que podía soñar con festejar ante el incierto panorama en Mejor actriz.

Ambos terminaron cediendo ante leyendas: Hopkins, a sus 83 años, se convirtió en el actor más viejo en alzar un Oscar, y Frances McDormand (Nomadland) llegó a su tercer reconocimiento ubicándose como la tercera mujer más veterana en recibir el galardón. En el conteo final igualó a Meryl Streep, Ingrid Bergman, Daniel Day-Lewis, Jack Nicholson y Walter Brennan, y quedó a sólo uno de Katharine Hepburn.

La protagonista de Fargo fue una de las pocas estrellas que durante el show defendió explícitamente a la experiencia que otorgan los cines, llamando a los asistentes a que vean Nomadland en la pantalla más grande que encuentren.

Dana Murray y Pete Docter celebran su Oscar por Soul, junto a Reese Witherspoon. Foto: Chris Pizzello/Pool via REUTERS

En tanto, la celebración de los rostros más frescos estuvo reservada, al menos este año, para las categorías de secundarios. En su debut en Hollywood, Youn Yuh-jung (Minari) se convirtió en la primera actriz coreana en lograr la estatuilla y concedió –como en los Bafta– uno de los mejores discursos de la noche, aludiendo a su asombro al conocer a Brad Pitt y a su distancia con la naturaleza competitiva de los premios.

El británico Daniel Kaluuya (antes nominado por ¡Huye!) hizo lo propio hablando de su profunda conexión con el personaje que interpretó en Judas and the Black Messiah (el líder por los derechos civiles Fred Hampton) y descolocando a su propia mamá al detallar la vida íntima de sus padres.

A través de sus palabras y de la intervención de nombres como Travon Free y Martin Desmond Roedouble-dagger (directores del corto Two distant strangers), el productor y actor Tyler Perry (reconocido con un Oscar honorífico) y Regina King (quien al inicio citó la condena del policía que mató a George Floyd y defendió su mención con que “como madre de un hijo negro que teme por su seguridad, ninguna fama o fortuna cambia eso”), la entrega alcanzó sus cotas más políticas.

Pero en general se mantuvo en un tono cálido y parejo, en que se privilegió otorgarle todo el tiempo del mundo a sus protagonistas para que agradecieran sus galardones, desde la británica Emerald Fennell (Mejor guión original por Promising young woman) hasta el director Pete Docter y la productora Dana Murray (Mejor largometraje animado por Soul). También se omitieron los presentadores que vinieran desde la comedia, y se quitó las interpretaciones de las canciones nominadas, esta vez emitidas en la previa a la transmisión principal.

Fueron unos Oscar en muchos casos atípicos, pero que en algún punto también representaron el gusto más bien clásico y edificante de la Academia. De otro modo no se explica que en la categoría de Mejor documental el premio haya ido a manos de Mi maestro el pulpo, el filme de Netflix sobre la relación que establece un director con un octópodo.

Esta vez, el cine chileno se quedó a las puertas de una tercera estatuilla, pero al mismo tiempo gozando de un hito comandado por Maite Alberdi que en cualquier caso parecía impensado y sin registros previos, que un documental local peleara palmo a palmo con títulos norteamericanos y con un aclamado filme europeo (la rumana Collective) por la distinción. Aunque, como Sergio Chamy diría algo triste después de conocer el resultado en el recinto de Los Angeles, “yo pensé que por el contenido podíamos ganar”.

Algo similar debe haber imaginado el equipo detrás de La madre del soul luego de que dejaran como último galardón a revelar el de Mejor actor (primera vez desde 1972 que la ceremonia no termina con el de Mejor película). Todo parecía listo para un homenaje final a Chadwick Boseman. Pero en los Premios de la Academia del año de la pandemia nada fue como de costumbre.

Mejor actriz de reparto

Maria Bakalova - Borat Subsequent Moviefilm

Glenn Close - Hillbilly Elegy

Olivia Colman - The Father

Amanda Seyfried - Mank

Yuh-Jung Youn - Minari

Mejor diseño de vestuario

Emma

Ma Rainey’s Black Bottom

Mank

Mulan

Pinocchio

Mejor banda sonora

Da 5 Bloods

Mank

Minari

News of the World

Soul

Mejor guión adaptado

Borat Subsequent Moviefilm

The Father

Nomadland

One Night in Miami

The White Tiger

Mejor guión original

Judas and the Black Messiah

Minari

Promising Young Woman

Sound of Metal

The Trial of the Chicago 7

Mejor cortometraje animado

Burrow

Genius Loci

If Anything Happens I Love You

Opera

Yes-People

Mejor cortometraje de ficción

Feeling Through

The Letter Room

The Present

Two Distant Strangers

White Eye

Mejor actor de reparto

Sacha Baron Cohen - The Trial of the Chicago 7

Daniel Kaluuya - Judas and the Black Messiah

Leslie Odom, Jr. - One Night in Miami

Paul Raci - Sound of Metal

Lakeith Stanfield – Judas and the Black Messiah

Mejor documental

Collective

Crip Camp

El Agente Topo

My Octopus Teacher

Time

Mejor cortometraje documental

Colette

A Concerto is a Conversation

Do Not Split

Hunger Ward

A Love Song for Latasha

Mejor película internacional

Another Round (Dinamarca)

Better Days (Hong Kong)

Collective (Rumania)

The Man Who Sold His Skin (Túnez)

Quo Vadis, Aida? (Bosnia y Herzegovina)

Mejor sonido

Greyhound

Mank

News of the World

Soul

Sound of Metal

Mejor diseño de producción

The Father

Ma Rainey’s Black Bottom

Mank

News of the World

Tenet

Mejor montaje

The Father

Nomadland

Promising Young Woman

Sound of Metal

The Trial of the Chicago 7

Mejor fotografía

Judas and the Black Messiah

Mank

News of the World

Nomadland

The Trial of the Chicago 7

Mejores efectos visuales

Love And Monsters

The Midnight Sky

Mulan

The One and Only Ivan

Tenet

Mejor maquillaje y peinado

Emma

Hillbilly Elegy

Ma Rainey’s Black Bottom

Mank

Pinocchio

Mejor película animada

Onward

Over The Moon

A Shaun the Sheep Movie: Farmageddon

Soul

Wolfwalkers

Mejor canción original

Judas and the Black Messiah - “Fight for You”

The Trial of the Chicago 7 - “Hear My Voice”

Eurovision Song Contest: The Story of Fire Saga - “Husavik (My Hometown)”

The Life Ahead - “Io Sì (Seen)”

One Night in Miami - “Speak Now”

Mejor actor

Riz Ahmed - Sound of Metal

Chadwick Boseman - Ma Rainey’s Black Bottom

Anthony Hopkins - The Father

Gary Oldman - Mank

Steven Yeun - Minari

Mejor actriz

Viola Davis - Ma Rainey’s Black Bottom

Andra Day - The United States vs. Billie Holiday

Vanessa Kirby - Pieces of a Woman

Frances McDormand - Nomadland

Carey Mulligan - Promising Young Woman

Mejor dirección

Another Round - Thomas Vinterberg

Mank - David Fincher

Minari - Lee Isaac Chung

Nomadland - Chloé Zhao

Promising Young Woman - Emerald Fennell

Mejor película

The Father

Judas and the Black Messiah

Mank

Minari

Nomadland

Promising Young Woman

Sound of Metal

The Trial of the Chicago 7

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.