1899: cómo será el nuevo “rompecabezas” de los creadores de Dark para Netflix

Tras concluir la exitosa serie alemana de viajes en el tiempo, los realizadores Jantje Friese y Baran bo Odar comienzan a grabar una ficción que se inspira en la crisis migratoria de Europa y ocupa una tecnología similar a la de The Mandalorian. “Será un rompecabezas divertido para la audiencia. Volvemos a nuestras raíces misteriosas”, señaló la dupla.



Casi desde su inicio, la pandemia motivó el origen de una oleada de proyectos que incluyen el Covid en sus historias. Antes, de golpe, la crisis desarmó los calendarios de los rodajes y obligó a que las fechas de estrenos se reajustaran, para luego retomarse bajo protocolos sanitarios.

La producción de 1899, la nueva serie de los creadores de Dark para Netflix, se vio completamente alterada a raíz de la crisis global. Sus grabaciones en un inicio se moverían por distintos puntos de Europa, pero finalmente se filmará casi por completo en un solo lugar: en los estudios Babelsberg, en las afueras de Berlín.

Allí, donde se rodaron títulos como Metrópolis y El pianista, se montó el complejo aparataje que implica la nueva ficción de Jantje Friese y Baran bo Odar, los realizadores que deslumbraron con su ficción de viajes en el tiempo y misterios que tuvo tres temporadas en la plataforma de streaming.

Ahora apoyados en un despliegue tecnológico similar al que ocupa la serie The Mandalorian (“Volumen”, que permite simular fondos y cielos realistas en estudio), la dupla graba desde esta semana una historia que sigue a un barco de inmigrantes que se traslada desde Europa hasta Estados Unidos. Un viaje que se torna una pesadilla cuando los tripulantes se encuentran con un barco que también tiene a bordo a inmigrantes.

Una de las inspiraciones de la trama, detallaron Frise y Odar, estuvo en la crisis migratoria que ha afectado a Europa en los últimos años. Pero también se filtra una mirada más amplia respecto al Viejo Continente.

“Sentimos que con Europa en declive durante los últimos años, buscábamos marcar un contrapunto al Brexit y al creciente nacionalismo en distintos países, para volver a esa idea de Europa y los europeos trabajando y creando juntos”, apuntó Friese en Deadline, en referencia al elenco compuesto por actores de diferentes nacionalidades y a que cada uno hablará su correspondiente idioma.

Los principales nombres de la serie son la británica Emily Beecham (ganadora de Cannes en 2019 por Little Joe), el español Miguel Bernardeau (Élite), el galés Aneurin Barnard (Dunquerque) y el alemán Andreas Pietschmann, que ya trabajó con los creadores en Dark.

“Al principio parece que la serie va de una cosa y luego va de otra muy diferente, más inesperada y grande. Es un proyecto muy ambicioso”, señaló Bernardeau a El País.

Frente a si esta vez incluirán o no viajes en el tiempo, Odar respondió a Deadline: “No nos repetimos, realmente lo odiamos, pero será un rompecabezas divertido para la audiencia. Volvemos a nuestras raíces misteriosas”.

El primer ciclo de la ficción –compuesto de ocho episodios– no parece probable que se estrene antes de 2022, dado que el rodaje culminaría recién en noviembre. Eventualmente, como ocurrió con Dark, habrá nuevas temporadas que expandirán el misterio central.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.