Fiat 600 y la banda sonora de un presente distópico: “La electrónica o el techno son la evolución natural del punk”

Miguel Conejeros, exintegrante de Pinochet Boys y Parkinson, estuvo en el programa Sesiones Íntimas de Culto para conversar y adelantar algunas canciones de Laboratorio, el próximo disco de su proyecto solista Fiat 600. Aquí puedes revisar el video con la entrevista completa.



“La música no puede cambiar el mundo, pero el mundo sí cambia a la música”. Lo dice Miguel Conejeros, artista y músico chileno de larga trayectoria y pionero en diversos frentes. Desde su paso por la legendaria banda punk Pinochet Boys, a mediados de los 80, a su paso por el grupo Parkinson en la década siguiente, para dedicar buena parte del último cuarto de siglo a su proyecto en solitario, Fiat 600.

Bajo ese alias Conejeros lanzará el próximo 21 de mayo un nuevo álbum, Laboratorio, que presentó hoy en el programa Sesiones íntimas de Culto, profundizando en los detalles de su gestación e interpretando cuatro de las nuevas ocho canciones que trae el LP.

Un disco que dialoga con el presente y reflexiona en torno a la vida digital, la comunicación a distancia y la lógica Covid, con invitados como Fran Straube (Rubio), Martina Petric, Silvio Paredes (Electrodomésticos, Los Mismos) y Sebastián “Tan” Levine, su excompañero en Pinochet Boys. Producido y mezclado por el músico local René Roco, el álbum se podrá reservar en el bandcamp del sello Tensa Records en formato digital y físico, con copias limitadas.

“Esto es lo más pop que podría hacer”, asegura Conejeros sobre su trabajo musical en un “presente distópico”, donde, “para mí, la música electrónica o el techno son la evolución natural del punk, porque atañe mucho al hazlo tú mismo, con los recursos que tienes y pa’ delante”.

“En la época de los Pinochet Boys ya el hecho de bailar era un acto político.(...) Ahora la música electrónica y las máquinas, como una actitud y como una búsqueda, como un trabajo de desarrollo personal, tiene mucho que decir en un tiempo en que la política murió. ¿Qué política puede haber cuando estamos todos tratando de sobrevivir? Y por otro lado, nadie está tratando de construir algo nuevo, todos quieren escuchar lo que quieren escuchar. Entonces, general un discurso a través de la música, que te abra la mente hacia otros mundos, me parece intrínsecamente un acto político en este minuto”, comenta.

En paralelo, Conejeros aborda una nueva reedición que el sello Hueso Records prepara del disco con las dos únicas grabaciones que se conservan del conjunto que formó junto a Levine, Iván Conejeros y Daniel Puente Encina.

“El único legado de los Pinochet Boys es la actitud. La actitud de tener un par de huevos y de que aunque sepas tocar dos acordes igual puedes gritar tu punto de vista. Todos lo podemos hacer, pero hay que tener un par de huevos. Y eso creo que es lo único rescatable de ahí, porque de música queda poco”, asegura.

“En esa época jamás pensamos que íbamos a llegar a los 30 años”, agrega. “Había poco futuro. Igual que ahora, que hay una visión media apocalíptica del futuro. El futuro como que desapareció. Entonces creo que una buena manera de gestionarlo es haciendo cosas nuevas y poniéndonos un poco creativos”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.