El crimen del siglo: el nuevo documental de HBO que se lanza contra la industria farmacéutica

El nuevo trabajo del premiado director Alex Gibney, que HBO estrena este martes 11 de mayo, explora la llamada "crisis de los opioides" en Estados Unidos y la responsabilidad de políticos, médicos y especialmente laboratorios en una epidemia que suma medio millón de muertes sólo en este siglo.



Durante su prolífica y premiada carrera en el género documental, el director Alex Gibney, ganador del Emmy y del Oscar, ha explorado con rigor y exhaustividad terrenos pantanosos o derechamente inaccesibles. Así, en su filmografía más reciente, se encuentran reveladoras investigaciones en torno a los abusos clericales en la Iglesia de EE.UU., los pecados de Silicon Valley, la trama de Wikileaks y el singular vínculo entre Hollywood y la cienciología, entre otros temas.

En su último trabajo, Gibney vuelve a apuntar a un tema de amplia repercusión: la llamada “crisis de los opioides” en Estados Unidos. Una verdadera epidemia que le ha costado la vida a medio millón de personas en ese país sólo en el último siglo, a causa de drogas recetadas y malas prácticas de médicos y laboratorios.

Esto último es lo que el realizar investiga en The crime of the century (El crimen del siglo), su más reciente producción para HBO, que el canal estrena este martes 11 de mayo en Chile (desde las 19.00 horas en el cable y en HBO Go).

Realizado en conjunto con un equipo de reporteros del diario The Washington Post, el documental ahonda en esta problemática y, con acceso a fuentes y documentación que no había sido revelada en pantalla, expone evidencia para validar su tesis central: cómo algunas compañías farmacéuticas de miles de millones de dólares son finalmente los verdaderos traficantes de drogas detrás de la epidemia de opioides en Estados Unidos, eludiendo su responsabilidad durante años.

Foto: HBO

De la misma forma, plantea el “espectacular crimen” cometido por décadas por estos laboratorios, y cómo habrían orquestado, instigado e incluso en algunos casos sobornado a médicos para que prescribieran opioides a sus pacientes, mientras ciertos políticos movieron sus influencias para proteger a dicha industria.

Según detalla HBO, la producción “devela una red de tráfico y mentiras con la ayuda de denunciantes, informantes, documentos filtrados recientemente, entrevistas exclusivas y acceso detrás de cámara de investigaciones, y presentando las opiniones de médicos, periodistas, antiguos y actuales funcionarios del Estado, abogados y representantes de laboratorios, además de graves testimonios de víctimas de la dependencia de opioides. Gibney expone que las industrias farmacéuticas son en realidad las grandes responsables por fabricar una crisis con la cual lucran, que involucra miles de millones de dólares y miles de vidas”.

Entre los testimonios que presenta el documental están los del exagente de la DEA Joe Rannazzisi; el ex abogado de la DEA Jonathan Novak; los reporteros del The Washington Post Sari Horwitz, Scott Higham y Lenny Bernstein; los fiscales públicos de Massachusetts David Lazarus, Nathaniel Yeager y Fred Wyshak; de Alec Burlakoff, exvicepresidente de Ventas de Insys; de Sunrise Lee, exgerente regional de ventas de Insys; y del traficante de fentanilo Sidney Caleb Lanier.

Un trabajo de dos partes y cuatro horas de duración, que ha recibido críticas mixtas por parte de la prensa norteamericana, las que en su mayoría destacan los datos que el director entrega para revelar una crisis que en sus palabras fue “fabricada”, por una industria que dispensó 100 mil millones de píldoras entre 2006 y 2014. “¿Las compañías realmente pensaron que todas esas píldoras eran para el dolor de espalda? se pregunta Gibney en el filme.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.