Fue la Mano de Dios: la película italiana de Netflix conectada con Maradona

El director Paolo Sorrentino (La Gran Belleza) prepara el estreno de su filme más personal, una cinta en que recoge su vida en Nápoles y la historia de fanatismo y tragedia que lo une con el ídolo argentino. “Maradona es mi infancia. Él es el mundo antes de cualquier cosa”, ha dicho el cineasta ganador del Oscar y la Palma de Oro.



“Gracias a mis fuentes de inspiración: Federico Fellini, Talking Heads, Martin Scorsese y Diego Armando Maradona”, pronunció Paolo Sorrentino la noche del 2 de marzo de 2014. El director italiano decidió rendirle honores a sus héroes cinematográficos, musicales y futbolísticos, referentes que lo guiaron desde sus primeros años en Nápoles hasta ganar esa noche la estatuilla a Mejor película de habla no inglesa por su magistral La gran belleza.

Al ídolo argentino le dedica el que ha descrito como el filme más personal de su carrera y su primer largometraje en su urbe desde su ópera prima, L’uomo in più (2001). Titulada The Hand of God (Fue la Mano de Dios será la traducción oficial de acuerdo a Netflix), la cinta recoge acontecimientos de su propia biografía en Italia. El protagonista no tiene su nombre -se llama Fabietto Schisa- pero su viaje se nutre de la experiencia de Sorrentino como niño y adolescente en el sur del país.

Paolo Sorrentino en el set del filme. Foto: Gianni Fiorito.

Eso incluye la bombástica llegada de Maradona en 1984, cuando fichó por el Napoli y revolucionó tanto el club como la urbe. En esa época el fanatismo del director era tan grande que siempre iba a los partidos de local y le pedía -infructuosamente- a sus padres que lo dejaran viajar a otras ciudades para que acompañara al equipo de visitante.

La única vez que lo avalaron fue en septiembre de 1986, durante un fin de semana en que sus papás fueron a la casa de veraneo que tenían en Roccaraso y el club disputaba un encuentro en Empoli. La decisión fue milagrosa, casi inexplicable. “Hubo una fuga de gas y fallecieron en el sueño. Yo salvé mi vida gracias a Maradona”, explicó Sorrentino sobre la tragedia que lo azotó a los 16 años.

“Maradona es mi infancia. Él es el mundo antes de cualquier cosa”, señaló en otra entrevista el realizador de The Young Pope, quien conmocionado ante la muerte del ídolo argentino, en noviembre pasado, compartió una foto del 10 y un breve pero elocuente texto. “Gracias, Dios del fútbol, de la libertad, del espectáculo y de mi juventud”, expresó.

Esa emoción se filtra por las imágenes de su nueva película, que liberó un trailer en la previa a su estreno en el septiembre en el Festival de Venecia y su debut en Netflix, fijado para el próximo 15 de diciembre.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.