Lollapalooza v/s municipio de Santiago: productora desmiente daños en el parque y futuro del festival queda en vilo

Luego que una concejala cuestionara la realización del evento en el Parque O'Higgins, la productora a cargo descarta haber dejado daños sin reparar en el predio donde la cita se realiza desde 2011. Lo concreto es que hasta hoy la empresa no tiene confirmación oficial del municipio para su edición 2022, lo que les impidió anunciar su cartel y detalles definitivos la semana pasada. La última palabra la tendrán los concejales: hoy la alcaldesa Irací Hassler determinó que "será el Concejo Municipal y la democracia la que pueda tomar una definición que se dará la próxima semana".



El pasado jueves 28 de octubre fue la fecha escogida para el gran anuncio regional de Lollapalooza. Ese día, las ediciones del festival en Brasil, Argentina y Chile debían anunciar en simultáneo todos los detalles de las postergadas ediciones del evento, incluyendo las nuevas fechas y la numerosa parrilla de artistas que participarán en cada una de las versiones del espectáculo en el continente.

Y si bien así ocurrió en el caso de Brasil y Argentina, el anuncio de la edición santiaguina del festival fue más escueto: un simple “Gracias por esperarnos” dirigido a quienes ya adquirieron su entrada, sumado a la confirmación de las fechas de la aplazada décima versión, la cual inicialmente se hará en marzo 2020 y finalmente se realizará el 18, 19 y 20 de marzo de 2022, el mismo fin de semana en que se desarrollará en Buenos Aires. Mientras sus pares vecinos celebraban la llegada de Miley Cyrus y Foo Fighters, la franquicia local no entregó ninguna información respecto al centenar de grupos y solistas -chilenos y extranjeros- que serán parte de la cita.

El mensaje tampoco incluyó ninguna alusión al recinto donde se montará el espectáculo, por lo que se dio por supuesto que el evento volvería, como todos los años, al Parque O’Higgins, donde se realiza desde su debut de 2011.

“La organización de un festival como Lollapalooza tiene muchas dimensiones y todavía estamos ajustando detalles, como por ejemplo los más de 20 auspiciadores que tenemos en el festival, también estamos viendo detalles con el parque O’Higgins, estamos conversando bien con todos los proveedores y haciendo algunos ajustes con artistas locales también”, comentaba a este medio el gerente general de la productora Lotus, Sebastián Meza, consultado por el futuro del espectáculo. El mismo Meza dio a entender que, en cuanto a los artistas que irán en marzo a Brasil y Argentina, “prácticamente se van a repetir todos, la diferencia son los artistas locales que son cerca de la mitad”.

Lo cierto es que esta demora en el anuncio de las coordenadas definitivas del mayor festival que se realiza en Chile esconde una trama más compleja. Un punto pendiente y fundamental del que ayer se destaparon las primeras luces, luego que la concejala de la Municipalidad de Santiago, Rosario Carvajal, informara en sus redes sociales que una comisión del concejo rechaza la realización del evento en el parque O’Higgins, debido a los supuestos daños que la producción habría dejado en el predio en su edición 2019.

Si bien desde Lotus descartan esta información, que según la concejala incluye un “deterioro” en el recinto por $90 millones que no fueron cobrados desde el municipio a la productora, lo concreto es que hasta el día de hoy no hay acuerdo final entre ambas partes y, a diferencia de lo ocurrido a estas alturas del año durante la última década, la organización de Lollapalooza Chile no tiene respuesta definitiva por parte del Municipio de Santiago para montar el evento en el parque O’Higgins.

“La verdad es que la única razón por la que no anunciamos el lineup con los otros países, que fue algo vergonzoso para el festival y para los artistas que están en el festival, fue esto: que estamos esperando que el municipio nos de el ok del parque. No los quisimos pasar a llevar por respeto a ellos y esperamos llegar a un acuerdo la próxima semana”, revela a La Tercera PM Sebastián de la Barra, director de Lotus.

El productor del espectáculo aclara que ya se han reunido con la alcaldesa de Santiago Irací Hassler y con su equipo desde que esta asumió en el cargo, en julio de este año. Uno de los primeros encuentros se concretó el 11 de octubre pasado, con el fin de intercambiar propuestas y extender el histórico vínculo entre el festival y el municipio santiaguino, que se arrastra desde la administración de Carolina Tohá.

Tras esas reuniones entre ambas partes, el pasado 13 de octubre, la productora entregó también al municipio su propuesta formal para la realización de la edición 2022 de Lollapalooza. Un documento que hasta hoy no tiene respuesta oficial por parte de la alcaldía, lo que tiene por ahora paralizados los anuncios finales en torno al espectáculo de marzo.

Foto: Reuters

“Efectivamente hemos tenido buenas reuniones con la alcaldesa y creemos que su programa conversa mucho con los pilares de Lollapalooza. Y en ese sentido tenemos la mejor intención y creemos que vamos a llegar a un acuerdo positivo con ella para la realización del festival”, comenta De La Barra.

“Esto que se supo ayer está liderado por una concejala, pero con la alcaldesa y con su equipo seguimos conversando en pos de recibir de aquí a un par de días más una propuesta formal de arriendo y de acuerdo para Lollapalooza”, añade el promotor.

Hasta ayer, el Municipio de Santiago no se había referido a este tema. Pero finalmente la alcaldesa Hassler y su equipo resolvieron tomar una postura: será el mismo Concejo Municipal el que definirá durante la próxima semana el futuro del espectáculo musical más importante del país.

La decisión fue refrendada hoy por la alcaldesa, quien durante los últimos días ha hecho noticia por oponerse al paso de la línea 7 del Metro por el Parque Forestal. Esta mañana, en un encuentro de Municipios Verdes en el Hotel Diego de Almagro, Hassler fue consultada por el flanco que abrió la concejala Carvajal y su rechazo a la realización de Lollapalooza en el parque. Ante esto, detalló: “Ha habido un pronunciamiento de comisiones de concejales y concejalas, así como también hemos escuchado a distintas comunidades y también a Lollapalooza. Y por tanto, hemos decidido en este sentido que sea el propio Concejo Municipal y la democracia la que pueda tomar una definición que se dará la próxima semana”.

De esta forma, el futuro inmediato del más importante y convocante de los festivales que se hacen en el país quedará en manos de los diez concejales y concejalas que integran actualmente dicho Concejo junto a la alcaldesa Hassler. Eso sí, hasta hoy, desde el municipio no han confirmado qué día específicamente se tratará este tema en tabla en dicha instancia.

“El parque O’Higgins se está cayendo a pedazos”

Los cuestionamientos levantados ayer por la concejala Rosario Carvajal contra la producción del espectáculo, a quienes acusa de haber “causado un detrimento persistente y progresivo del Parque O’Higgins”, se basan en un informe de la Contraloría General de la República surgido como respuesta a un reclamo de una de las comisiones del municipio, documento que entre otros puntos consigna daños por $90 millones al recinto tras Lollapalooza 2019 que no fueron cobrados a la productora. Además, se cita que la organización no habría contando con el permiso del Consejo de Monumentos Nacionales para montar el espectáculo en el predio. Por todo lo anterior, expresaron su “rechazo” a la realización de la cita en el lugar.

“Somos los primeros en proteger el parque”, asegura Sebastián de la Barra, consultado por los puntos expresados por Carvajal. Para el promotor, se trata de una publicación que toma con sorpresa y extrañeza, “que no tiene nada que ver con nosotros. Esto tiene que ver con una negligencia de la administración anterior, de Felipe Alessandri, nada que ver con Lotus ni Lollapalooza”.

Felipe Alessandri e irací Hassler.

“A nosotros (Lotus) todos los años se nos cobra una boleta de garantía por los posibles daños en el parque. Y todos los años se nos cobran ciertas cosas. Nunca rompemos tanto, son cosas ligadas al pasto, a aparatos de riego y esas cosas que se reparan y después, como cada año, cumplimos íntegramente con todo lo que la municipalidad nos pide, y se nos devuelve la boleta de garantía”, detalla.

Según De la Barra, además, la información presentada por la concejala sería incompleta. Y cita una supuesta respuesta del abogado jefe del municipio de Santiago a la Contraloría luego de la realización de Lollapalooza 2019, en el que se establecería que, “de acuerdo a lo informado por del Departamento de espacios públicos, no fue necesario el cobro de la boleta de garantía en atención a que la empresa dio cabal cumplimiento a lo establecido en el acuerdo”.

“Todos los años cumplimos con reparar las cosas que se dañan y nos devuelven la boleta de garantía. Por lo tanto aquí hay un tema administrativo, de la Contraloría con la administración anterior. Algo pasó que desconocemos porque siempre hemos cumplido a cabalidad con todo lo que se nos pide”, insiste.

Junto con esto, el productor asegura que desde la administración de Carolina Tohá “estamos buscando crear mesas de trabajo, hacer mejoras en el parque. Felipe Alessandri en un momento se comprometió de palabra a que el 100% del arriendo del parque iba a ir a parar a mejoras en el parque. Por eso, trabajamos varios meses con el equipo para crear un proyecto bien potente de mejoras, de protección de áreas verdes, de sostenibilidad del parque, un legado social y cultural, algo súper integral. Nosotros incluso estamos dispuestos a que aumenten las cuotas de arriendo si es que esos montos fueran dirigidos a mejoras en el parque. Pero nos dimos cuenta que nunca se lo pasaron a ningún concejal, a ningún vecino, a ningún grupo de defensores del parque”.

Finalmente, frente a los dichos de la concejala Carvajal, quien en su cuenta de Twitter dijo rechazar “el modelo de administración que privatiza a través de concesiones, comodato y arriendos, dañando el Parque O’Higgins”, De la Barra sentencia: “Si el parque O’Higgins fuese un Central Park, te creo, pero el parque O’Higgins se está cayendo a pedazos, es vergonzoso como lo tienen y la verdad es quienes plantean que el parque está mejor sin eventos, lo cierto es que el municipio no tiene recursos para cuidar el parque como debiese estar”.

Propuesta a concejales y apoyo de artistas

Frente a la ocurrido, Lotus decidió pasar a la acción. Ayer, según detallan desde la productora, hicieron llegar una versión ampliada y actualizada de su propuesta de mejoramiento del parque a todos los concejales de Santiago. Los mismos que la próxima semana decidirán si finalmente el municipio arrendará el recinto para el festival o no.

Una propuesta que -según afirman- vienen presentado a la alcaldía desde 2011 y que se basa en cuatro ejes: protección a las áreas verdes, un proyecto de sostenibilidad, un legado social y cultural, enfocado a mejoras sustanciales en la implementación deportiva del parque y en mejoras de accesibilidad universal.

“Estamos confiados que, con esta actual alcaldía, podemos lograr estas mejoras, ya que coincidimos en lo importante que es respetar y recuperar los espacios públicos”, comentan desde Lotus. “También nos queremos juntar en cabildos con los vecinos, porque nosotros somos los primeros en proteger el parque. Queremos invertir en que este parque sea un parque de futuro, llegar a un acuerdo de 5 o diez años, adelantar cobros, hacer las mejoras de una vez”, añade.

Fernando-Milagros-ok-Jaime-Valenzuela-900x600

En paralelo al documento enviado a los concejales, la compañía sumó el apoyo de diversos artistas nacionales que han estado previamente en el evento y que estarán en la próxima edición. Entre ellos, Quilapayún, Pedropiedra, Princesa Alba y Fernando Milagros. Todos ellos enviaron cartas que también se hicieron llegar a los integrantes del Concejo Municipal, donde manifiestan su apoyo al festival y a la organización, destacando el profesionalismo de la empresa y la importancia del evento para la industria nacional.

“La plataforma de Lollapalooza ha sido desde el comienzo súper importante para artistas internacionales y nacionales, Nos obliga a ser más profesionales, genera un movimiento de industria que antes no existía en Chile. Entonces creo que es bien violento que nos sigan golpeando. Nosotros también necesitamos trabajar”, dice Fernando Milagros a este medio.

“Lo primero que me choca cuando me entero de la noticia es eso, porque el sector de la música ha sido golpeado sistemáticamente desde el estallido social y la pandemia, un sector totalmente invisibilizado por este gobierno. En las medidas sociales que se han tomado no nos han nombrado, entonces que empiecen a ocurrir este tipo de trabas que nos imposibiliten seguir trabajando a roadies, choferes, proveedores, músicos, técnicos, me parece bien chocante”, agrega el cantautor.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.