Mel Gibson, ¿indestructible después de 15 años?

mel-gibson_opt

El intérprete detrás de Corazón Valiente reveló que dirigirá la quinta parte de Arma Mortal luego de que el fallecido Richard Donner le alcanzara a entregar la posta en vida. La secuela se transformaría en su proyecto más estelar desde que Hollywood parece haber perdonado sus dichos antisemitas, racistas y sexistas, y que regresó en títulos como Hasta el último Hombre y Los Indestructibles 3.



El diálogo semeja el de un padre entrado en edad con un hijo. Podría ser el momento en que el protagonista de una película, antes de ser golpeado por el duelo, recibe una tarea a cumplir en nombre de la memoria de su progenitor. “Escucha, chico –dice el anciano–, si muero, tú lo harás”.

La respuesta a esa solicitud es algo más rústica (un seco “cállate”), pero el posterior desenlace le devuelve cierta épica al encargo: pese a todo, el hombre más joven aceptará la misión que le entregó el veterano antes de fallecer.

Separados por 26 años de diferencia, y unidos personal y creativamente desde los 80, Richard Donner y Mel Gibson mantuvieron un último encuentro antes de la partida del nonagenario cineasta, el 5 de julio pasado, cuando se encontraba preparando la quinta parte de Arma mortal.

lethal-weapon

El contenido de la conversación se mantuvo en secreto durante meses, hasta que este domingo el actor y director detalló en un evento en Londres que su viejo socio le había alcanzado a pasar la posta en vida. El legendario realizador de Superman murió a los 91 años, pero partió con la tranquilidad de que su saga de acción tendría una conclusión de la mano de uno de sus dos protagonistas.

“En ese momento no dije nada. Él (Donner) se lo dijo a su esposa, al estudio y al productor. Entonces, estaré dirigiendo la quinta”, expresó Gibson en el encuentro, según detalló The Sun y replicaron los medios norteamericanos durante este lunes.

Esa podría ser solo la entrañable historia de una franquicia de Hollywood encontrando un cierre perfecto gracias a uno de sus artífices (o dos, si Danny Glover, de 75 años, también retoma su papel). Pero este no es el caso. También implica otra arista tanto o más sabrosa: de concretarse, este proyecto se transformaría en el más estelar de la estrella de Mad Max y Corazón valiente desde que regresó a Hollywood a comienzos de 2010.

Es cierto que se enfrentó a Sylvester Stalloner en Los indestructibles 3 (2014), que encarnó al padre de Mark Wahlberg en Guerra de papás 2 (2017) y que volvió en grande a los Oscar con el drama de guerra Hasta el último hombre (2016), pero revivir a Arma mortal tendría un significado incluso más especial. Sería el reencuentro definitivo entre el intérprete y una industria que le dio la espalda después de su escándalo de julio de 2006, cuando fue detenido por conducir bajo los efectos del alcohol en, Malibú, California, y le gritó al oficial: “Los putos judíos son los culpables de todas las guerras de la Humanidad”.

Mel Gibson

A eso, en 2010, añadió la filtración de un audio dirigido a su pareja de entonces, la pianista rusa Oksana Grigorieva, y la denuncia de la mujer respecto a que supuestamente la habría agredido físicamente mientras sostenía a la hija de ambos. “Te lo merecías”, fue lo más suave que le dijo Gibson en el registro filtrado.

A mitad del año pasado, Winona Ryder revivió un episodio que presenció en los 90 cuando compartía set con el nacido en Nueva York. La actriz de Beetlejuice, denunciando su antisemitismo, señaló que la llamó “esquiva del horno”.

Pero nada de eso parece estar lo suficientemente fresco como para acabar con la carrera de Gibson, una especie de figura indestructible a cualquier controversia o episodio condenable, por lo demás, en un contexto difícil, en que veteranos y jóvenes del medio se desenvuelven conscientes de que un paso en falso puede arruinar su agenda laboral.

El hombre detrás de La pasión de Cristo parece estar dibujando una ruta a la inversa, sumando cada vez más roles de peso tras tocar fondo. De hecho, recientemente fue confirmado como uno de los protagonistas de The Continental, la serie inspirada en John Wick, la historia encabezada por Keanu Reeves, irónicamente una de las figuras más admiradas de los últimos años por su desempeñó delante y fuera de cámaras.

Howard Bragman, un experto en crisis de Hollywood, daba luces del caso en un artículo del año pasado (¿Cómo Mel Gibson sigue teniendo una carrera?). “Algunas personas pueden salirse con la suya y otras no”, señaló. “Todos en Hollywood tienen un ADN diferente y no hay un conjunto de reglas. Dos personas pueden hacer exactamente lo mismo y una puede perder su carrera y la otra puede seguir adelante y estar bien”. Gibson, qué dudas cabe, es el gran emblema del último grupo.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.


Este domingo se llevó a cabo la 4ª versión del Creating Games Fest. El evento sumó de concursos, zona de arcade, puesto de ventas y empresas nacionales de la industria de los videojuegos.