Patria y vida: el himno contra el gobierno cubano que se convirtió en Canción del año

Interpretada por los músicos Yotuel Romero, Randy Malcolm, Alexander Delgado, Descemer Bueno, El Funky y Maykel Osorbo, tuvo una dedicatoria especial a este último, preso en Cuba por oponerse al régimen de Díaz Canel.



Pocas veces el Grammy Latino ha dado una muestra explícita de apoyo a un himno con relevancia política. En la edición celebrada este jueves en Las Vegas, el gramófono para la categoría de Mejor canción del año, corrió para Cuba. En específico, para la canción Patria y Vida, interpretada por un colectivo de músicos urbanos oriundos de la isla. A saber: el exintegrante del grupo Orishas, Yotuel Romero, junto a sus compatriotas Randy Malcolm y Alexander Delgado -del dúo Gente de Zona-; Descemer Bueno, Maykel Osorbo y El Funky.

Una ovación estruendosa se escuchó cuando el galardón fue anunciado. Luego, los ganadores subieron al podio vestidos íntegramente de blanco, como si estuviesen uniformados. Fue Romero quien tomó el micrófono y le dedicó la estatuilla a una persona especial: su madre. Emocionado, recordó cómo la mujer le pidió “tener el valor de hacer lo que mi generación no hizo”, y cómo no, “a todas las madres latinas del mundo, que luchan por el sueño de cada hijo”.

A renglón seguido, también le dedicó el galardón a Maykel Osorbo, quien no pudo estar en la ceremonia debido a que se encuentra encarcelado desde mayo precisamente como castigo por su participación en Patria y Vida. Es que la canción se convirtió en una especie de himno improvisado e inesperado contra el gobierno castrista de Miguel Díaz Canel.

“Fue como una profecía llevada a la realidad”, señaló El Funky en declaraciones recogidas con el español matutino El Mundo, quien dijo en la ceremonia: “Lo dedicamos a todos los presos políticos”.

Alexander Delgado, rapero del dúo Gente de Zona, dijo: “Este Grammy es de los 12 millones que están en Cuba, los presos, quienes no tienen voz, a quien no se les permite elegir a quien los dirige. Para todos ellos que sufren una dictadura. Este es el primer Grammy del pueblo de Cuba”.

Hasta hoy, Osorbo genera preocupación en sus compañeros, debido al estado de salud que el músico ha presentado entre rejas. Activistas que han podido establecer contacto con el rapero han señalado que le aparecieron unos bultos debajo de la axila, cerca de la clavícula y detrás del brazo, además de vómitos, fiebre, sudoración y mucho cansancio. Sin embargo, el músico se ha negado a cualquier procedimiento médico, como tampoco aceptó una propuesta gubernamental de destierro a cambio de la libertad.

Por supuesto, gran parte del enojo del gobierno de Díaz Canel se debe al uso de la frase Patria y vida como una especie de respuesta a la frase que en 1960 ocupara el mismísimo Fidel Castro. “Los artistas han atacado al símbolo, porque ‘Patria o muerte’ es sinónimo de Fidel. Esa conexión con el pasado es, para ellos, la manguera por la que le llega el oxígeno para seguir respirando. ‘Patria o Muerte’ es el único camino posible. Patria y Vida es la libertad de elegir un camino diferente”, explicó el escritor cubano Camilo Venegas al periódico El Mundo.

El tema fue grabado entre tres ciudades: Madrid -donde vive Romero-, La Habana y Miami, donde residen los integrantes de Gente de Zona. “Se acabó tu 59″, declaran los artistas en el coro del tema, haciendo alusión al año en que la Revolución Cubana triunfó; además de otros célebres personajes históricos de la isla. “Qué celebramos si la gente anda deprisa, cambiando al Che Guevara y a Martí por la divisa”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.