Cuando la magia volvió a la pantalla: cinco momentos de la reunión de Harry Potter en HBO Max

En el especial Harry Potter 20º Aniversario: Regreso a Hogwarts –ya en la plataforma de streaming– los actores y realizadores se vuelven a juntar por primera vez desde el final de la saga. Una excusa para desempolvar anécdotas, rememorar episodios luminosos y críticos y tributar a los miembros del elenco que han fallecido. Aquí, una revisión punto por punto.



Primero con un reestreno en los cines y luego con lanzamientos en el streaming, Harry Potter vuelve a reclamar el lugar de privilegio que ocupó entre 2001 y 2011, la época en que debutaron las ocho películas que adaptaron la saga de J. K. Rowling. Estrujando la celebración de las dos primeras décadas desde la aparición de la primera cinta (Harry Potter y la piedra filosofal), la franquicia arremete para apelar a su legado y estimular los recuerdos de sus fanáticos.

Bajo una fórmula similar a la que previamente ensayaron Friends y El príncipe del rap, el elenco y los realizadores de los filmes se reencontraron para desempolvar anécdotas y los claroscuros de sus experiencias en Harry Potter 20º Aniversario: Regreso a Hogwarts, el especial estrenado este sábado en la plataforma HBO Max.

Un viaje concentrado en el trío protagónico de la ficción –Daniel Radcliffe, Emma Watson y Rupert Grint– que se las ingenia para aportar algunos matices al esquema de imágenes de archivo y entrevistas a cámara que suele prevalecer en esta clase de producciones. Y que sobrevive perfectamente a la ausencia de Rowling, quien desestimó la invitación a participar y sólo interviene a través de una conversación que data de 2019.

Aquí, una revisión punto por punto de algunos momentos que marcan la reunión:

El amago de salida de Emma Watson

Pese a los cuidados de sus familias y la producción –y a la gran complicidad que aún mantienen entre ellos–, los actores que encabezaron el elenco vivieron una infancia modelada bajo condiciones anormales. Al encarnar a Harry Potter, Hermione Granger y Ron Weasley durante una década, el trío protagónico creció de la mano del auge de su fama y el éxito global de las películas y los libros, que se continuaron publicando en paralelo a las cintas hasta 2007.

Según Emma Watson cuenta por primera vez en el especial, resintió el impacto de la exposición e incluso consideró seriamente abandonar la franquicia en la previa al inicio del rodaje de La Orden del Fénix (2007).

Una decisión que habría obligado a buscar a una reemplazante de emergencia, atentando contra el desarrollando fluido de la saga, pero con la que sus compañeros parecen empatizar plenamente. “También tuve sentimientos similares a los de Emma (…) pero nunca hablamos de eso”, dice Rupert Grint en el reencuentro. Nunca es fácil ser un niño actor, menos en la historia que por años ostentó el título de franquicia más millonaria de Hollywood.

Cuando la saga creció

En sus orígenes la serie de películas dio un salto entre La cámara secreta (2002) y El prisionero de Akzaban (2004), la segunda y la tercera parte, respectivamente. Chris Columbus (Mi pobre angelito) cedió su puesto en la dirección al mexicano Alfonso Cuarón, que le imprimió un sello más sombrío y consistente a la ficción en la pantalla, despertando simpatías entre quienes hasta ese momento sólo la veían como una saga infantil con magos y criaturas fantásticas.

Posteriormente, el británico Mike Newell (Cuatro bodas y un funeral) tomó las riendas de la adaptación del cuarto tomo, El cáliz de fuego (2005), un episodio que indaga en la adolescencia de sus protagonistas al tiempo que experimentan su mayor aventura en Hogwarts. Esa historia culmina con el asesinato del estudiante interpretado por un joven Robert Pattinson, luego de que se concreta el retorno de Voldermort, la gran némesis de Potter.

Bajo la mirada del septuagenario cineasta, esa desgarradora escena impulsó a que la franquicia abriera definitivamente las alas hacia territorios más maduros, donde la muerte era una posibilidad que acecharía a los héroes hasta el cierre de la trama.

Un tributo a los caídos

La muerte de Richard Harris en octubre de 2002, en la previa al debut de La cámara secreta, remeció a la saga, que luego del impacto de su partida encontró en Michael Gambon a un buen reemplazo para el papel de Dumbledore. Una vez que la franquicia concluyó, en 2011, los fans han lamentado una decena de fallecimientos de miembros del elenco, entre ellos, los de Richard Griffiths (tío Vernon), Robert Hardy (Cornelius Fudge), John Hurt (Ollivander), Alan Rickman (Severus Snape) y recientemente Helen McCrory (Narcissa Malfoy).

Estos dos últimos son recordados con particular dedicación en Harry Potter 20º Aniversario: Regreso a Hogwarts. Rickman nunca los trató como niños, asegura el trío protagónico, mientras que Ralph Fiennes (Voldemort) rememora su duelo interpretativo con el actor de Duro de matar en el octavo y último filme, Harry Potter y las Reliquias de la Muerte: Parte 2 (2011).

McCrory, también integrante del reparto de Peaky Blinders, remueve las emociones de quienes encarnaron a su hijo y esposo en la ficción, Tom Felton y Jason Isaacs. El mundo del joven mago les rinde tributo a sus caídos.

Los amores jamás concretados

Hermione Granger y Draco Malfoy nunca entablan algo cercano a la amistad ni a una relación sentimental en la historia. Sin embargo, Emma Watson y Tom Felton vivieron algo parecido a un amor imposible, según reconocen los propios actores en el especial. “Fui muy protector con ella”, indica el intérprete sobre el vínculo hermano mayor-hermana menor que terminaron forjando.

En otro momento, con una energía que le aporta nuevos bríos a la reunión, Helena Bonham Carter entra en escena para dialogar con Daniel Radcliffe. A partir de La Orden del Fénix, la estrella de El club de la pelea asumió el rol de Bellatrix Lestrange, una de las villanas más despiadadas del universo y leal sirviente de Voldemort.

Pero por alguna razón, y a pesar de la gran diferencia de edad, el actor detrás de Harry Potter sentía una singular simpatía por su compañera de reparto. “Te amo y desearía haber nacido diez años antes. Podría haber tenido una oportunidad”, recuerda que le escribió en una carta. Quizás ese sería otro especial: las páginas rosas de una franquicia que se extendió durante una década y vio cómo su joven elenco se crio, maduró y terminó en la primera adultez.

El legado según Hagrid

Debajo de una peluca y una barba inconfundibles, con una estampa imponente pero querible, el escocés Robbie Coltrane dio vida al guardabosques Hagrid durante las ocho cintas, haciéndole justicia a uno de los personajes más entrañables de la saga literaria.

3286.tif

La producción recupera el archivo original de su último día en el rodaje de Harry Potter, a modo de complemento del que es probablemente el momento más conmovedor del reencuentro de los protagonistas.

El legado de las películas es que la generación de mis hijos se las mostrará a sus hijos. Así que podrías estar viéndolas en 50 años, fácilmente”, señala el actor con aflicción y haciendo una pausa. “Yo no estaré aquí, lamentablemente. Pero Hagrid, sí”.

Sigue leyendo en Culto

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.