Robert De Niro y su carta de amor a Fue la Mano de Dios: “A pesar de la tragedia, desborda diversión”

Foto: Gianni Fiorito.

El legendario actor escribió un texto en el que explica por qué se conmovió con la nueva película de Paolo Sorrentino, una historia autobiográfica ambientada en la ciudad natal del director y disponible en Netflix. “En muchos sentidos, Nápoles me recuerda a la Nueva York italoamericana que amo”, dice el intérprete a propósito de un filme “intensamente personal”.



Uno de los mayores iconos italoamericanos le dedica una carta de amor a una de las joyas recientes del cine italiano. Conmovido por Fue la mano de Dios, la nueva película de Paolo Sorrentino (La gran belleza), Robert De Niro recurrió a su pluma para explicar la conexión que estableció con la cinta que Netflix estrenó en noviembre.

“Hay tantas cosas maravillosas sobre Fue la mano de Dios”, dice en un artículo para Deadline sobre el largometraje, que rotula como “intensamente personal”. Inspirado en la propia juventud del director en Nápoles, el filme sigue a Fabietto (Filippo Scotti), un adolescente que gasta la mayor parte de su tiempo escuchando música y viendo a Diego Maradona en el club de la ciudad. Sus años de crecimiento quedan marcados por un cruel giro del destino que le cambia la vida para siempre.

Robert-De-Niro

“A pesar de la tragedia que se encuentra en el centro literal de la película, Fue la mano de Dios desborda diversión”, afirma De Niro. “Escenas como el almuerzo al aire libre de la familia extendida y la posterior salida en bote son tan encantadoras y divertidas. Y aunque la historia central es Fabietto siendo arrancado de su precaria juventud y arrastrado a una edad adulta prematura y no deseada, las historias a lo largo del camino son invaluables”.

El coprotagonista más destacado de Fabietto no es alguien del maravilloso elenco, sino la ciudad misma. Compartes el amor de Sorrentino por Nápoles en las bellas tomas iniciales del acercamiento aéreo sobre el Golfo de Nápoles hacia la ciudad. Y lo ves en su afecto por la variedad de personajes: extravagantes, a menudo muy divertidos, más grandes que la vida, apasionados (quiero decir ruidosos), llenos de alegría y esperanza”.

El actor reconoce que ha estado en la urbe del sur italiano “unas pocas veces”, pero que la exploración del largometraje lo transportó a su ciudad natal.

Foto: Gianni Fiorito.

“Para mí esta cinta se siente distintivamente napolitana en la forma en que muchas de las películas de Marty Scorsese (El lobo de Wall street, Vidas al límite, Calles peligrosas, Taxi driver, etc.) y muchos de los filmes de Woody Allen (Annie Hall, Broadway Danny Rose, Manhattan, etc.) se sienten esencialmente como la ciudad de Nueva York. En muchos sentidos, Nápoles me recuerda a la Nueva York italoamericana que amo”, remata.

Tras su celebrado estreno en el Festival de Venecia en septiembre, actualmente Fue la mano de Dios está entre las 15 preseleccionadas que aspiran a lograr una nominación al Oscar a Mejor película internacional. El anuncio está programado para el 8 de febrero.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.


La empresa italiana 3D WASP, diseñó una casa experimental autosuficiente y sostenible que además incluye paneles solares y sistemas de recolección de lluvia para regar.