Conformes, aunque con tareas pendientes: la industria cultural reacciona a la aprobación de los Derechos de autor en la Convención

De izquierda a derecha: Rodrigo Osorio, presidente de la SCD; Vicente Sabatini, presidente de DYGA; Vivian Lavín, presidenta de SADEL.

Entre los gremios de la cultura que gestionan los derechos de los artistas, como SCD, ATN, DYGA o SADEL, señalaron estar bastante conformes con los dos artículos aprobados por la Convención, como también contentos por el rechazo de los otros dos. Sin embargo, temas como los derechos digitales o que se estableciera la propiedad intelectual como un derecho mantienen a los organismos atentos.



Con bastante conformidad. Así fue la reacción de la industria de la cultura ante una noticia muy esperada por ellos. Ayer, 27 de abril, la Convención Constitucional aprobó la inclusión de los derechos de autor en el borrador de la nueva carta magna, esto en la votación del segundo informe de reemplazo de la Comisión sobre Sistemas de Conocimientos, Culturas, Ciencia, Tecnología, Artes y Patrimonios.

El tema venía generando bastante agitación en los gremios culturales, sobre todo tras las polémicas declaraciones a CNN de la ministra de las Culturas, Julieta Brodsky, quien afirmó que los derechos de autor colisionaban con los de acceso a la cultura, por lo cual tuvo que rectificar dos veces y reunirse con las entidades creativas, con quienes se comprometió a una mesa de trabajo.

En la Convención, se aprobaron dos de los cuatro incisos del articulado. El primero establece que la nueva Constitución “asegura a todas las personas la protección de los derechos de autor sobre sus obras intelectuales, científicas y artísticas, comprendiendo los derechos morales y patrimoniales sobre ellas, en conformidad y por el tiempo que señale la ley, que no será inferior a la vida del autor”.

También, fue aprobado el segundo inciso referido al mismo tema, que asegura la “protección a los derechos de intérpretes o ejecutantes sobre sus interpretaciones o ejecuciones, de conformidad a la ley”.

Los que fueron rechazados, 3 y 4, establecían, por un lado, que las excepciones y limitaciones a los derechos de autor fueran “establecidas por la ley y velarán por el ejercicio de los derechos culturales, el goce de los beneficios de los conocimientos y demás derechos fundamentales”. Por otra parte, también se rechazó el quinto inciso, que establecía que el Estado adoptaría “las medidas necesarias para el fortalecimiento y divulgación del dominio público”.

Rodrigo Osorio, vocalista de Sinergia y presidente de la SCD.

Las reacciones

Conocida la noticia, las reacciones no se hicieron esperar. Desde la Sociedad Chilena de Autores e Intérpretes Musicales (SCD), su director, el vocalista de Sinergia, Rodrigo Osorio, reaccionó mediante un comunicado público en el que expresó su conformidad. “La votación de esta tarde nos deja conformes, ya que en general responde a lo que habíamos planteado en relación con el artículo propuesto. Queremos valorar la votación de las y los convencionales, que escucharon nuestras demandas, y abrieron una ventana para entender la relevancia de consagrar los derechos de autor en la Constitución y lo mucho que estaba en juego para la cultura local”.

Pese a su conformidad, Osorio señaló un matiz: “Nos hubiera gustado que éste fortaleciera aún más sus derechos, con una mirada hacia el siglo XXI y a un tiempo en que los contenidos artísticos están siendo cada vez más relevantes y protagónicos. Sin embargo, esto nos invita a seguir trabajando para que en futuras discusiones que se abran podamos ir incorporando ese sello”.

Cesar Cuadra, director general de la Sociedad de directores audiovisuales, guionistas y dramaturgos (ATN) señaló: “Me parece que estuvo muy bien la votación, estamos muy contentos. Tenemos que agradecer el apoyo de los convencionales, es importante que se reconozca cuando las cosas se hacen bien”.

Cuadra, eso sí, hizo hincapié en un tema pendiente: “Los derechos digitales, que aún están en la línea del señor (Giorgio) Jackson. Esa cosa nos preocupa y queda en al aire, pero lo que se aprobó ayer nos deja muy contentos”.

Vicente Sabatini.

Por su lado, el director audiovisual Vicente Sabatini, presidente de la Corporación de Directores y Guionistas Audiovisuales de Chile (DYGA), indicó: “Estoy profundamente contento y satisfecho con lo que se votó. Era muy importante para nosotros los creadores el mundo de la cultura que quedaran nuestros derechos refrendados por el texto constitucional. Estábamos preocupados, hubo peligro de que eso no llegara a ocurrir, era dejar en indefección logros que ha costado muchos años cristalizar”.

“También estamos satisfechos de que no se hayan aprobado esos nefastos incisos 3 y 4 que abrían un escenario de mucho peligro, incluso para desconocer la propiedad de los derechos de autor y que el estado pudiera legislar y tomar para sí los derechos de obra de acuerdo al criterio de alguien”, agregó quien fuera director de sendas teleseries de TVN como Iorana, La Fiera o Romané.

Sobre lo que quedó flotando, Sabatini añade: “Hay que mejorar la legislación, pero eso es tarea de aguas abajo. Hubiésemos preferido otra redacción para los artículos, en que se estableciera la propiedad intelectual como un derecho, no está escrito así. Pero nos parece suficiente”.

La periodista y agente literaria Vivian Lavin, presidenta de la Sociedad de Derechos de las Letras, SADEL.

Por su parte, la periodista y agente literaria Vivian Lavín, presidenta de la Sociedad de Derecho de las Letras (SADEL), afirmó: “La actual Constitución ya consagra los derechos de autor, y la verdad lo que se aprobó no cambia demasiado. Se agradece el hecho de que los convencionales hayan considerado la visión de los autores y autoras que les dijimos a propósito de los dos últimos incisos que venían a lesionar la interpretación de la ley. Haber sacado esos incisos fue algo muy bueno, lo recibimos con satisfacción”.

“El problema era que el nuevo articulado lesionaba (los derechos de autor), eso fue lo que nos puso en alerta. Todo confluyó con los dichos de la ministra, hubo un ambiente que nos preocupó. Ahora estamos más tranquilos, pero expectantes. Esto es un proceso, hay que ver de qué manera siguen avanzando otros articulados y si esta Constitución se aprueba o no”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.