Chile celebra el Día Mundial del vinilo: una pasión que va al alza

Aunque el formato venía en ascenso desde hace años, fue la pandemia el factor que posibilitó su mayor expansión. Quienes están ligados al mercado detallan factores como la reediciones, la entrada de nuevos consumidores y la consolidación de nichos. También hay extensiones: en el país se proyecta fabricar 200 mil discos anuales y se estima que este año la venta de tornamesas subirá un 35%.



Habitual en las gavetas de las tiendas musicales y en emprendimientos que trabajan en línea, desde hace algunos años el disco de vinilo se ha vuelto un objeto apreciado por melómanos y público en general que ha buscado una alternativa al streaming.

Los datos sobre el mercado del vinilo son escasos, pero hay algunas pistas. Según Héctor Santos, dueño de Punto Musical, la mayor distribuidora de discos en el país que abastece a casi 250 tiendas, “en el último tiempo hay un alza fuerte, sobre el 20% actualmente”.

Pero, sus cultores detallan que a partir de la pandemia hubo una suerte de revival en su consumo. “Yo diría que el vinilo nunca se fue, en estas décadas siempre había donde encontrar discos. Hace 15 años, ibas al Persa Biobío y había vinilos usados a 500 pesos. Ahora hay un revival y si hay un hito responsable, fue la pandemia”, explica Pablo Gutiérrez, dueño de la disquería virtual Vinilo Garage y embajador de Gold Note Chile.

Gutiérrez, además es el organizador de la primera celebración del Día Internacional del Vinilo Chile 2022, agendada para el viernes 12 de agosto en el café La Subida (Pedro de Valdivia Norte 691). Una cita que conmemora el aniversario de la invención del fonógrafo por Thomas Alva Edison, en 1877. y que tendrá feria de discos, lanzamientos -consagrados a Charo Cofré y Álvaro Peña, entre otros-, conversatorios y una exhibición de equipos de audio Hi-FI de la tienda Music World.

“Yo partí vendiendo discos en la pandemia. Durante el encierro, la gente valoró el vinilo como un objeto atractivo, con inserts, carátulas”, explica Gutiérrez. Sin embargo, agrega otro factor incidente. “También hay un impulso con las reediciones, antes era impensado encontrar algunos discos muy escasos. Por ejemplo, ahora salió el Older de George Michael, estoy seguro que va a ser un éxito de ventas, porque no estaba editado en vinilo antes y era difícil de encontrar. Además los artistas nuevos, como Taylor Swift, están editando en vinilo, lo que ha unido a padres e hijos”.

Desde las tiendas el diagnóstico es similar. “La pandemia permitió una expansión de los vinilos, los videojuegos, también los cedés. A pesar de que las tiendas estuvieran cerradas igual se movió harto las ventas online”, explica Ronald Feeley, encargado de ventas de la tienda Funtracks, en Providencia.

Incluso, en el último tiempo se han sumado fábricas nacionales de discos. A experiencias anteriores como Libre Records, se suma Selknam, que hoy cuenta con tres máquinas dedicadas al prensado. “Vamos a estar haciendo cerca de 200 mil discos al año, lo que ya era necesario para nosotros porque recibimos pedidos no solo de Chile, sino de Colombia, Perú, Brasil”, explica Javier Laborde, administrador de la fábrica.

En busca del consumidor

Aunque la pandemia generó un interés, también afectó el precio de los discos. Ronald Feeley detalla que en el último tiempo el precio se incrementó por una serie de variables del mercado. “Subió por todo lo que provocó la pandemia, no había mano de obra, además falta de insumos. Ahora en los últimos dos meses también hubo una subida, aunque eso depende también de los sellos grandes de afuera, uno acá no puede hacer mucho. Entonces hubo un pequeño ajuste; si la gente llevaba dos vinilos, ahora lleva uno. En la pandemia compraban 3 o 4 incluso”.

A eso se le suman factores como el alza del dólar y la inflación. “En los últimos dos meses ha estado complicado por el alza de la divisa y por el hecho de que la gente ha vuelto a salir y ha usado el dinero para comprar entradas para los shows, por ejemplo”, señala Feeley.

Sin embargo, el mismo ejecutivo detalla que han entrado nuevos públicos interesados en el vinilo. “Han entrado chicos jóvenes que están conociendo el vinilo y que antes no lo conocían. Se ha ampliado el público y también se venden cosas más actuales, como Tame Impala”.

El mercado del vinilo no se agota en los discos. También genera encadenamientos hacia equipos de audio y accesorios, que son necesarios para la experiencia. Poco a poco, quienes han comenzado en el mundo del vinilo, han refinado sus preferencias hacia equipos de mejor calidad.

Lo explica Rodolfo Gutiérrez, showroom manager de Music World, tienda especializada en el rubro con 35 años de experiencia. “Este año se proyecta un crecimiento de 35% en la venta de tornamesas respecto al año pasado”, señala de entrada. Agrega que en eso influye un factor. “La gente que empezó con un equipo de 150 mil pesos, ahora ya se está pasando a una de más valor, porque se dan cuenta que mientras mejor sea la tornamesa y la aguja, mejor se van a escuchar los vinilos”.

Pese a todo, Gutiérrez detalla que hay un nicho que se mantiene. “El consumidor de audio HiFi, con tornamesas que parten desde los cinco millones de pesos, eso siempre ha estado. Pero es mucho más bajo perfil”.

Sin embargo, hay un perfil de consumidor. El mismo Gutiérrez señala que el vinilo entró sobre todo “en el mercado inicial, en el consumidor nuevo, de gama media”. Una apertura que llegó para instalarse en los rincones del hogar, como una pasión que no cesa y que por ahora, apunta a seguir consolidándose.

Sigue leyendo en Culto

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.


Arqueólogos descubren en Pompeya cuatro nuevas habitaciones en una casa excavada con anterioridad que posee objetos del día a día utilizados por una familia de clase media.