Con Adam Driver: mira el trailer de la adaptación de Ruido de Fondo de Don DeLillo

Foto: Wilson Webb/Netflix © 2022

Noah Baumbach (Historia de un Matrimonio) escribe y dirige la versión cinematográfica de la novela de 1985. Descrita como “hilarante y aterradora, lírica y absurda, ordinaria y apocalíptica”, la película inaugurará la próxima semana el Festival de Venecia y se estrenará en Netflix en fecha a confirmar.



Una década después del estreno de Cosmopolis (2012), de David Cronenberg, la obra de Don DeLillo vuelve a ser adaptada a la pantalla grande. Esta vez se trata de su novela Ruido de fondo (1985) y la versión cinematográfica que escribe y dirige Noah Baumbach.

Es el cineasta de Frances Ha (2012) e Historia de un matrimonio (2019) quien se zambulle en la trama protagonizada por Jack Gladney (Adam Driver), un profesor universitario especializado en estudios sobre Hitler que enfrenta una catástrofe medioambiental junto a la numerosa que comparte junto a Babette (Greta Gerwig), su cuarta esposa.

Foto: Wilson Webb/NETFLIX © 2022

En su momento, DeLillo la definió como “una historia sobre el miedo, la muerte y la tecnología. Una comedia, por supuesto”.

La sinopsis oficial liberada por Netflix habla de una cinta “hilarante y aterradora, lírica y absurda, ordinaria y apocalíptica”, que “dramatiza los intentos de una familia estadounidense contemporánea de lidiar con los conflictos mundanos de la vida cotidiana mientras lucha con los misterios universales del amor, la muerte y la posibilidad de la felicidad en un mundo incierto”.

Su lanzamiento mundial será el próximo miércoles 31 de agosto, donde operará como película inaugural del Festival de Venecia.

Luego, en una fecha a definir, llegará a las salas de cine (en algunos países) y al catálogo de Netflix, que espera se transforme en una de sus principales cartas para la temporada de premios.

Mira aquí su primer adelanto:

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.


Un estudio de la U. de Hong Kong mostró cuál es la posibilidad de morir para aquellos que tuvieron Covid respecto a quienes no tuvieron la enfermedad. El estudio, fue realizado a más de 150 mil personas en Gran Bretaña, utilizando registros médicos y de defunciones de ese país.