Leonor Varela se zambulle en la comedia: “Salí totalmente de mi zona de confort y quiero seguir explorando”

Este miércoles la actriz nacional llega al streaming con Miénteme (Amazon Prime Video), comedia de enredos hecha entre Argentina y Chile donde comparte con Benjamín Vicuña y su esposo, Lucas Akoskin. En conversación con Culto explica por qué en la historia “no hay buenos ni malos” y analiza la industria.



Leonor Varela insiste en un concepto: trabajar en familia. Lo plantea en el contexto del estreno de Miénteme, la película impulsada por su marido, el productor y actor argentino Lucas Akoskin, y que protagoniza junto a Benjamín Vicuña, un colega pero también una figura que considera parte de su círculo.

“Estamos en familia, así que todo puede ocurrir”, dice, consultada sobre sobre el potencial escenario de una secuela de la comedia que aterriza este miércoles 21 en Amazon Prime Video, que también cuenta con las interpretaciones de Florencia Peña (Casados con hijos), Coca Guazzini y el propio Akoskin, y la contribución del productor local Matías Cardone (Mary & Mike, Noticia de un secuestro).

En ese marco, donde la ficción se sitúa en un espacio colindante con la esfera más íntima, su personaje fue construido a su medida. Varela mantuvo largas conversaciones con el director y coguionista argentino Sebastián Schindel (Crímenes de familia, La ira de Dios) para redondear a Eva, su papel en la historia, una chilena que vive en Buenos Aires junto a su esposo trasandino (Akoskin).

“Tuvimos el lujo de que nos escribieran estos personajes. No es que yo leí un guión que me pareció entretenido, sino que lo escribieron para mí, jugando con nuestras fuerzas, con nuestras idiosincrasias culturales, con nuestras diferencias, usando anécdotas de mi matrimonio con Lucas, los modismos que uno usa, los choques”, cuenta a Culto en un salón del hotel de Santiago en el que se está hospedando.

En ocasiones, reconoce, su bagaje no fue suficiente para responder por sí sola a todas las consultas del cineasta. “Como mala chilena, que vive afuera desde toda la vida, tenía que recurrir a todas mis compañeras de acá”, detalla la actriz nacional.

En la trama su personaje intenta cambiar la mala suerte en el amor de su amiga Bárbara (Peña) y busca emparejarla con Julián (Vicuña), un amigo de su marido que asoma como un buen candidato. El plan resulta, pero es ella misma la que primero advierte que algo huele mal con este tipo que dice tener estudios en Estados Unidos y desempeñarse en el ámbito financiero.

Ese es el detonante de una comedia de enredos que no teme extraer elementos del género detectivesco y del manual de los filmes románticos, siempre realizando guiños a los públicos de ambos lados de la cordillera.

En palabras de Varela, la cinta “plantea temáticas súper humanas y bastante universales. La gracia del guión, que escribió Sebastián con Leonel (D’Agostino) es que no hay buenos ni malos. Hay un grupo coral y cada uno va a su manera tratando de encontrar el amor, la aceptación, y pasan situaciones divertidas, de aventuras, ridículas, absurdas. Como en la vida. La verdad es que no es una comedia amplia, sino que es una comedia con muchos matices de otros géneros”.

La filmografía de la actriz es voluminosa –por cierto, en el extranjero más que en Chile–, pero en general ha incursionado poco en las producciones definidas por el humor. Sobre eso ahonda: “Para mí, lo más atractivo fue obviamente trabajar en familia, sintiéndome segura, en un campo muy nuevo, que es la comedia, algo totalmente fuera de mi zona de confort, que me gustó mucho hacer y quisiera seguir explorando”.

Esta vez se zambulle en el género a través de una película que lanza algunos apuntes sobre lo que implica navegar a través de los 40 y algo. “Presenta todo otro tipo de dificultades, otro tipo de conflictos y de intereses. Y eso también lo encontré muy atractivo. Uno siempre tiene una crisis a los 40 y se vuelve a plantear su vida. Acá, desde un punto de vista obviamente más liviano, sin entrar en el drama, en el pathos, también están esas temáticas”, indica.

Las filmaciones de Miénteme comenzaron en Buenos Aires a menos de un año de haber concluido en Valdivia su trabajo en La vaca que cantó una canción hacia el futuro, el drama de la directora nacional Francisca Alegría en el que asume el rol protagónico. Estrenada en el último Festival de Sundance, la cinta sigue el onírico viaje de una mujer que visita a su padre después de una emergencia de salud.

-El rodaje de Miénteme fue posterior al de La vaca que cantó una canción hacia el futuro. ¿Cuál de los dos le resultó más extenuante?

Yo creo que el viaje interno de ese personaje fue mucho más intenso, emocionalmente. Por la carga de ese rol, fue quizás más extenuante. Pero Miénteme fue un rodaje muy demandante. Con horarios complicados, con Ómicron encima, con una ola de calor. O sea, la intemperie me despeinó. Entonces no sé cuál fue más desafiante… Creo que fue más desafiante La vaca, en el sentido de que estuve separada de mi familia, y en Miénteme estuve con mi familia. Como mamá muy presente, entendí nuevos desafíos, nuevos límites de lo que puedo hacer y no hacer, en términos de mi tiempo y mis habilidades.

-¿Le preocupaba que Miénteme lograra ser lo suficientemente universal como para que aspire a tener impacto más allá de Chile y Argentina?

Al tener la posibilidad de estrenar esta película en una plataforma como Amazon Prime, en 240 países, de manera global, yo creo que hay que anclarse muy profundamente en nuestra cultura, en nuestra idiosincrasia, porque eso es lo que interesa. Sí, los temas son universales, son humanos, nos unen en su vulnerabilidad y en su sensibilidad. Pero mientras más culturalmente propia y local sea, creo que justamente más se puede proyectar. Esperemos que llegue a audiencias mundiales, porque uno busca viajar a través del cine y a través de la comprensión del otro.

Creyente de que la alianza con las plataformas es crucial en el estado actual de la industria, cierra lanzando un pronóstico: “Creo que se vienen más cambios todavía, a una velocidad exponencial. La tecnología nos va a sorprender”.

Sigue leyendo en Culto

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.


El timonel del gremialismo fue increpado justo en el momento en que ingresaba a Canal 13 para participar del programa Mesa Central. Francisco Muñoz, más conocido como Pancho Malo, junto a un grupo de personas que se hacen llamar "Patriotas", acusaron al senador de "traidor" mientras se impedía su paso.