Autoridades sanitarias de EE.UU. advierten de “fatalidad inminente” ante alza de casos de Covid-19

Un letrero que indica el uso de mascarilla protectora fuera de un restaurante en Manhasset, Nueva York. Foto: Reuters

El país sufrió un aumento de casi un 10,6% en los contagios en una semana. Las causas serían las nuevas variantes y el fin de las medidas restrictivas en varios estados. Las admisiones hospitalarias y las muertes por coronavirus también están creciendo.


Tras semanas con números positivos en la lucha contra el Covid-19 en Estados Unidos, el promedio semanal de contagios aumentó en casi un 10,6% en comparación a la semana pasada, según datos del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

Rochelle Walensky, directora del CDC, advirtió en un emotivo discurso emitido el lunes, durante una sesión informativa en la Casa Blanca, que este aumento es una “fatalidad inminente”. “En estos momentos, tengo miedo”, agregó. Además, informó que el número de admisiones hospitalarias y las muertes también están aumentando en un 4,2% y un 2,6%, respectivamente.

Los ingresos hospitalarios han aumentado hasta un promedio de 4.816 al día durante la última semana, frente a los 4.621 de la semana anterior. Las muertes por Covid-19 también van en alza, con una media de 968 personas fallecidas diariamente durante la última semana, frente a las 944 de los siete días anteriores, consignó el diario Los Angeles Times.

“Ahora es uno de esos momentos en los que tengo que compartir la verdad y tengo que esperar y confiar en que escuchen. Voy a dejar el guion y voy a reflexionar sobre la sensación recurrente que tengo de fatalidad inminente”, dijo Walensky, en una conferencia de prensa en la que parecía que iba a ponerse a llorar, según informó la CNN.

“Tenemos mucho que esperar, muchas promesas y potencial (...) y muchas razones para la esperanza. Pero ahora mismo tengo miedo”, continuó, antes de afirmar que sabe lo que es ser médico en una habitación de hospital -”en bata, con guantes, con mascarilla, con un escudo protector en la cara”- y “ser la última persona en tocar al ser querido de alguien, porque ellos no pueden estar allí”.

Walensky también reconoció que Estados Unidos recorrió “un largo camino” con las tres vacunas contra el Covid-19 que ya autorizó y pidió a la ciudadanía cumplir con las medidas de protección para evitar contagios. “Por favor, solo aguanten un poco más”, imploró.

Poco después de la reunión informativa de Walensky en la Casa Blanca, el Presidente de Estados Unidos, Joe Biden, reconoció que “estamos en la carrera de vida o muerte con un virus que se está propagando rápidamente, y los casos están aumentando nuevamente”.

Según la Universidad Johns Hopkins, al 29 de marzo EE.UU. tenía un promedio de 63 mil casos al día. Hasta el momento, más de 31 millones de estadounidenses se han contagiado desde el inicio de la pandemia y 563 mil han fallecido.

La directora de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, Rochelle Walensky, testifica durante una audiencia en el Senado sobre la respuesta federal al coronavirus. Foto: AFP

Además, más de dos docenas de estados han reportado un aumento de 10% en el número de casos en comparación a la semana pasada. La Universidad Johns Hopkins destaca los casos de Michigan, con más de nueve mil casos nuevos diarios; Nueva York, con casi nueve mil, y Carolina del Norte, con más de cinco mil contagios.

Nueva York y Nueva Jersey, en tanto, presentan las tasas más altas de infección en el país, con 548 y 647 casos por cada 100 mil residentes, respectivamente, informa el New York Post.

El domingo, el Dr. Anthony Fauci, el principal experto del gobierno federal en enfermedades infecciosas, atribuyó el alza de los contagios a las medidas de reapertura “prematuras” y a las nuevas variantes del virus presentes en el país.

“Lo que probablemente vemos es debido a cosas como las vacaciones de primavera y el retiro de los métodos de mitigación“, indicó Fauci en una entrevista en un programa de la cadena CBS. “Si nos abrimos completamente ahora, es prematuro dado el nivel de infección”, señaló.

En 12 estados del país no existen medidas que exijan a la población el uso de mascarillas en lugares públicos, como Alaska, Arizona, Florida y Georgia. Texas y Mississippi fueron los últimos en sumarse a este grupo a principios de mes.

Los casos de Covid-19 en Florida están aumentando nuevamente a medida que el tráfico aéreo alcanza cifras no vistas en más de un año, lo que genera preocupaciones de que las áreas populares de vacaciones del sur del país, abiertas de par en par, podrían ayudar a alimentar un cuarto aumento de infecciones, destacó el diario South Florida Sun Sentinel.

“Cuando empiezas a hablar de fatalidad, lo que estás diciendo es que las vacunas no deben funcionar”, dijo el gobernador de Florida, Ron DeSantis, quien continuó su curso de reabrir completamente el sector turístico del estado y restó importancia a las preocupaciones del gobierno federal.

Los trabajadores administran las vacunas desde el automóvil el lunes 29 de marzo de 2021 en Metairie, Louisiana, a las afueras de Nueva Orleans. (Foto AP / Gerald Herbert)

Para hacer frente a esta situación, Biden llamó a los líderes estatales a exigir el uso de mascarillas, argumentando que la petición no tiene que ver con “política”.

“Reitero mi llamado para que todos los gobernadores, alcaldes y líderes locales mantengan y restablezcan el mandato de las mascarillas”, dijo Biden el lunes. “Todavía estamos en una guerra con este virus mortal. Y estamos reforzando nuestras defensas, pero esta guerra está lejos de ser ganada”, advirtió.

Respecto de las nuevas variantes del virus, el jueves se contabilizaron en el país 8.837 casos de la que se originó en Reino Unido, conocida como B.1.1.7, considerada como más contagiosa y posiblemente más mortal, según estudios.

“No hay ningún otro país que yo conozca que esté viendo una actividad importante de B.1.1.7 y que se encuentre abriendo todo en lugar de cerrarlo”, dijo Michael Osterholm, director del Centro de Investigación y Política de Enfermedades Infecciosas de la Universidad de Minnesota. “No se podría crear una tormenta más perfecta”, comentó, según Los Angeles Times.

“He dicho muchas veces... que cuando estás bajando de un gran peak y llegas a un punto y comienzas a estabilizarte, una vez que te quedas en esa meseta, estás realmente en peligro de que se produzca un aumento”, reconoció Fauci en declaraciones a la CBS. “Y, desafortunadamente, eso es lo que estamos empezando a ver”.

Personas con mascarillas en el parque Washington Square, en el distrito de Manhattan, en Nueva York. Foto: Reuters

Extensa campaña de vacunación

Los casos en EE.UU están aumentando a pesar de la amplia campaña de vacunación. Según datos del sitio Our World in Data, 95 millones de los 331 millones de habitantes del país han recibido al menos una dosis. En tanto, 52,6 millones ya cuentan con una inoculación completa (15,7%).

El CDC informó que llevan tres días seguidos administrando más de tres millones de dosis diarias, con un récord de casi 3,5 millones el 27 de marzo. En promedio, se inocula a 2,7 millones de personas por día.

Biden anunció el lunes que el 90% de los adultos podrá acceder a una vacuna antes del 19 de abril y que, además, aumentará el número de centros de inoculación. La promesa es que el 90% de los estadounidenses tenga un centro de vacunación a menos de ocho kilómetros de sus casas.

Jake Lawler, de 29 años, recibe su vacuna contra el coronavirus en el Bradfield Community Center, en Lima, Ohio. Foto: Reuters

Por otro lado, a partir de esta semana los neoyorquinos mayores de 30 años podrán recibir la vacuna contra el Covid-19, mientras que los mayores de 16 años podrán acceder al inmunizante a partir del 6 de abril.

Desde el lunes que en Ohio y Louisiana los mayores de 16 años también son elegibles para vacunarse contra del coronavirus. La vacuna Pfizer es la única aprobada para estos casos, mientras que las de Moderna y Johnson & Johnson pueden administrarse en los mayores de 18 años.

El objetivo de la administración de Biden era administrar 100 millones de dosis de la vacuna en sus primeros 100 días de gobierno. Tras alcanzar esa meta en solo 58 días, ahora acaba de duplicar su meta de inoculaciones a 200 millones de vacunas administradas para el 30 de abril.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.