Ignacio Walker, expresidente DC: “Tengo la tranquilidad de que Yasna Provoste representa el ADN de la DC”

Ignacio Walker

"La marca DC es una buena marca, de un partido comprometido con transformaciones sociales", reafirma el expresidente de la DC ante las versiones que apuntan a que la candidata de su partido, Yasna Provoste, necesita desmarcarse de la falange. En esta entrevista, también asegura que la DC es un partido leal, aunque en 2016 marcara un matiz con el gobierno de Michelle Bachelet.


“Yasna respondió de manera espectacular”, dice el expresidente de la DC Ignacio Walker al ser consultado por la mención a su nombre en el primer debate en TV de Unidad Constituyente, cuando la abanderada socialista Paula Narváez acusó que sectores de la DC desconocieron el programa de gobierno en el segundo mandato de la Presidenta Michelle Bachelet y emplazó a su contendora Yasna Provoste (DC) a responder por ello.

“Ignacio Walker contribuyó con más de 120 profesionales para discutir el programa”, retrucó Provoste a Narváez, quien aludía a los dichos del extimonel que en 2016 marcó distancia del gobierno de Bachelet señalando públicamente: “Frente a declaraciones de ustedes en la prensa, en diarios y radios, quiero aclararles lo siguiente: yo no firmé ni suscribí ningún programa, ningún presidente de partido de la Nueva Mayoría firmó ni suscribió ningún programa. Al salir del teatro Huelén, cuando se dio a conocer, y ante toda la prensa dije ‘hacemos nuestro el programa de la Presidenta Bachelet’, como un acto de lealtad, actuando de buena fe. El híper presidencialismo chileno hace que ningun partido de la Concertación ni de la Nueva Mayoría haya suscrito nunca ningun programa -salvo, creo, el de 1989- así es que tampoco culpo a la Presidenta, ese es el presidencialismo imperial que tenemos. Así funciona la democracia chilena”, dijo en ese entonces.

En esta entrevista el exdirigente DC asegura que más allá de los matices, la DC “siempre ha sido un partido leal a los gobiernos de la Concertación y también al de la expresidenta Bachelet”. Y reafirma que se siente cómodo con la candidatura de la senadora por Atacama, aun cuando ella ha sido una opositora histórica al sector de “príncipes” de la DC.

¿Tiene un rol hoy en la campaña de Yasna Provoste?

Estoy colaborando en el tema internacional. Yasna Provoste me pidió la semana pasada que le ayudara a coordinar eso, además de tener una muy estrecha relación con ella desde hace muchos años.

La senadora representa a un sector más a la izquierda dentro de la DC. ¿Está cómodo con su candidatura?

Me siento muy cómodo, muy interpretado. Hay muchas caricaturas con esto de ser progresista, es una vieja historia en la DC. Ella me interpreta mucho y una de las grandes características suyas es que ha logrado trascender a la DC.

¿Está toda la DC detrás de Provoste?

Siempre hay tensiones en un partido y esa noche de mayo todos sabemos que hubo una tensión, mientras la junta nacional estaba convocada entre Ximena Rincón y Yasna Provoste, pero esto se resolvió bien, hay un gran liderazgo de Carmen Frei ahí. Hoy estamos todos con Yasna Provoste.

¿Cómo la vio en el primer debate en TV?

Hay un terreno común entre los tres candidatos y eso demuestra que la centroizquierda es una realidad política. Ella claramente sobresalió en sus posturas, con mucho aplomo, avalada por una trayectoria de toda una vida en que realmente se ha ido ganando sus propios espacios políticos, como diputada, ministra, senadora, presidenta del Senado, mujer, que pertenece al pueblo diaguita y de Vallenar. Tampoco ella es la dirigenta tradicional de la vieja Concertación.

Un punto que generó tensión fue cuando Narváez recordó cuando usted en 2016 negó haber firmado el programa de Michelle Bachelet. ¿Esa frase ha sido una carga para la DC?

Yasna Provoste respondió eso de manera espectacular. Me quiero referir a ese episodio. El año 2016, cuando estábamos discutiendo la Ley de Educación Superior, específicamente el tema de la gratuidad, hubo algunos dirigentes de la DC que dijeron ‘pregúntele a Ignacio Walker, porque él firmó el programa’, y yo les mandé un mensaje de texto a esos dirigentes. Yo había pedido durante la campaña al coordinador programático, Alberto Arenas, también lo conversé varias veces con Rodrigo Peñailillo (exministro del Interior), que se respetara la decisión que habíamos suscrito todos los partidos, incluido el PC, de tener gratuidad para el 70% de menores ingresos. Y cuando el domingo en la mañana antes de ir al Teatro Huelén, Michelle Bachelet nos entrega el programa de gobierno, descubro que hay gratuidad universal para el 2020 y yo dije que eso no era lo que habíamos hablado.

La frase quedó en la retina de la gente, con el concepto que no “leyó” nunca el programa...

Evidentemente. Pero el problema no fue la frase. El “no firmó” se interpretó como “no leyó”, y evidentemente que ahí se puede haber producido... Esto se instaló en las redes, es un mito urbano y estoy seguro que después de esta entrevista la gente lo va a seguir diciendo.

Pese a eso, a la DC se le critica de ser poco “leales”. ¿Con ese episodio cree que contribuyó a crear esa imagen?

En una entrevista en La Tercera en el primer año de gobierno dije que la DC iba a colocar sus matices en los distintos proyectos de ley. Un matiz es un punto de vista. ¿Alguien se puede escandalizar porque uno de los siete partidos coloque sus puntos de vista sobre un proyecto de ley? ¿Eso es ser desleal, tratar de mejorar o perfeccionar los proyectos? En cambio, el PC con total impunidad política votó muchos proyectos de ley en contra. ¿Y quién les dijo algo?

Pero Provoste ha impulsado una campaña “alejada” del partido. ¿Qué le parece eso?

Si alguien pretende que la DC concurra como una suerte de vagón de cola o con contrato de adhesión está totalmente equivocado. Siempre hemos sido un partido leal en toda la época de la Concertación y, por cierto, que en el segundo de Michelle Bachelet y, por lo tanto, tenemos que concurrir juntos a elaborar un programa de gobierno en que no haya sorpresas y en que cada punto y coma se pueda refrendar, no solo por los candidatos, sino que por los partidos. Esa es la gran lección de lo que nos ocurrió el año 2013.

¿Ha visto que Provoste se quiere alejar de la marca DC?

Veo una coherencia absoluta. La marca DC es una buena marca, de un partido comprometido con transformaciones sociales. ¿O Frei Montalva no hizo transformaciones sociales con la reforma agraria? La DC es un partido leal que va a concurrir desde su propia identidad a elaborar un proyecto de centroizquierda. A los 15 meses del gobierno la Presidenta Bachelet hizo un cambio brutal y cambió a todo el equipo político y al ministro de Hacienda. ¿Lo hizo porque las cosas iban bien o no será que ella habrá constatado la necesidad de una cierta mayor posición hacia el centro? Asumamos que la izquierdización de la Nueva Mayoría nos pasó la cuenta en el segundo tiempo. Y eso implicó que los sectores moderados y el mundo de centro terminara votando por Sebastián Piñera.

¿Ser DC puede significar un peso para la candidatura?

Para nada. Yasna Provoste está en el ADN de la DC y la DC está en el ADN de Yasna Provoste. Todo lo demás es caricatura. Ella ha sido siempre, toda la vida, al igual que yo, que muchos, militante democratacristiana. Eventualmente hemos tenido diferencias en ciertas materias económico-sociales, pero cuando no ha habido tendencias al interior de un partido. Entonces, tengo la tranquilidad de que ella representa el ADN de la DC. Y lo que sí creo, y esa es mi íntima convicción hace mucho tiempo, es que la DC tiene que posicionarse en el centro de la centroizquierda.

En el comando transmiten que esa puede ser su “debilidad”.

La base de sustentación política de Yasna Provoste como diputada, ministra, senadora, presidenta del Senado, candidata presidencial, es la DC. No veo cómo pueda sentirse incómoda con la DC, partido que le ha dado, además, todo el apoyo en estas dos semanas que no estuvieron exentas de tensión.

¿No hay posibilidad de que ocurra lo que pasó en 2017 con Carolina Goic, donde se dijo que el partido la había abandonado?

En ningún sentido. Yasna Provoste de ser elegida, que creo que lo va a ser, va a salir de una primaria convencional el 21 de agosto y con las fuerzas del PS, PPD, PRl, la centroizquierda. Ese es el posicionamiento político de la DC.

¿Ve alguna posibilidad de que votos simpatizantes de la DC se puedan escapar hacia Sebastián Sichel?

Evidentemente que si de nuevo nos izquierdizamos, porque pienso en una segunda vuelta, habrá gente del mundo independiente, del voto de centro moderado, de los sectores medios que puede terminar votando por Sichel en una segunda vuelta. Pero estoy muy optimista de que vamos a salir fortalecidos el 21 de agosto.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

La Tercera Noche


En medio de la mejoría de los indicadores epidemiológicos, el gobierno ha anunciado que no renovará el Estado de Excepción Constitucional. Con todo lo que ello implica, en La Moneda y Salud ya alistan ajustes al plan "Paso a Paso", pues el análisis que realizan es que -por ejemplo- tanto la fase de Cuarentena y de Transición no serían aplicables, pues la alerta sanitaria, por sí sola, no permitiría las restricciones de movimiento. Según trascendidos, se mantendría un plan con "fases", pero más acotadas que las cuatro etapas actuales y los aforos podrían modificarse, pero se mantendrían como una medida sanitaria para evitar aglomeraciones.