La alianza improbable de Chahin (DC) y ME-O (PRO): la sorpresiva consecuencia de las enredadas primarias de Unidad Constituyente

Desde que conformaron el pacto entre la DC, el PRO y Ciudadanos para las candidaturas de concejales, se ha profundizado la relación entre la DC y quienes hasta hace meses compartían coalición con el Partido Comunista. Hoy, el excandidato presidencial del PRO es uno de los principales aliados de Chahin ante la arremetida de algunos sectores de dejar fuera a la DC de las primarias legales del 4 de julio.


Negativo. Ese fue el resultado que le arrojó esta mañana el examen PCR que se tuvo que realizar el excandidato presidencial del PRO, Marco Enríquez-Ominami. El exabanderado se había reunido presencialmente en distintas ocasiones con el timonel de la Democracia Cristiana, Fuad Chahin, quien el miércoles supo que había contraído el coronavirus.

El episodio grafica la sorpresiva cercanía que durante los últimos meses se ha forjado entre esas dos colectividades y sus dirigentes, quienes hoy comparten el pacto de Unidad Constituyente con el PS, el PPD, el PR y Ciudadanos. Múltiples encuentros, la conformación de una lista para las candidaturas de concejales (“Unidos por la Dignidad”) y puntos de prensa en conjunto son algunas de las situaciones que han marcado la inesperada relación entre Chahin y Enríquez-Ominami.

De hecho, en enero ambos líderes -incluyendo al timonel del PRO, Camilo Lagos- respaldaron públicamente a los candidatos a alcalde de sus partidos en Pudahuel, Ñuñoa, Lo Espejo, La Granja, entre otros. “Lo dijo muy bien Fuad, que es un gran dirigente político y candidato a constituyente y le deseo todo el éxito. (...) Con Fuad recorreremos todo Chile para construir esta fuerza de cambio junto a la DC. Fuimos antiguos adversarios, pero hoy entendemos que con tantos miles de muertos, desafíos y problemas, corresponde la unidad de todos nosotros”, sostuvo ME-O el 10 de febrero en una actividad de ambas colectividades.

Según explican fuentes del sector, la “amistad” entre la DC y el PRO se terminó de consolidar en medio del enredo por las primarias de Unidad Constituyente. En el partido liderado por Camilo Lagos, ante la arremetida del senador PPD, Guido Girardi, de dejar fuera de las primarias legales del 4 de julio a la DC y, en cambio, sostener esos comicios solo entre el PPD, PS, PR, PRO y Nuevo Trato.

El lunes el timonel del PRO fue uno de los primeros en cerrarle la puerta a esa alternativa. En una carta enviada a todos sus pares de Unidad Constituyente manifestó que su colectividad no estaría disponible para unos comicios sin la DC. “Lo decimos claramente: si unas primarias solo entre las fuerzas del progresismo pone en jaque la unidad con la DC y otros partidos de nuestra coalición, entonces, como Partido Progresista, no estaremos disponibles”, sostuvieron.

Según explican desde esas colectividades, durante esos días ambos dirigentes sostuvieron conversaciones en las que compartieron la misma opinión: que como sector debían impulsar la consolidación de Unidad Constituyente y que la idea de una primaria legal sin la DC sería perjudicial para el grupo.

La cercanía entre ambas colectividades no ha pasado desapercibida para el resto de los timoneles del bloque y, sostienen algunas fuentes, es incluso “poco entendible”. Según dicen en esa coordinación, luego de que el PRO rompiera su relación con el Partido Comunista al conformar Unidad Constituyente, sus aliados más naturales dentro de ese pacto habrían sido el PS o el PPD, sin embargo, hoy figuran más cercanos con una de las colectividades a quienes antes consideraban como sus “adversarios”.

Desde la DC sostienen que, pese a las diferencias, en el PRO hay ánimo de lograr el fortalecimiento de Unidad Constituyente, la misma estrategia que tiene la directiva liderada por Chahin. Por su parte, desde el bloque sostienen que la cercanía de ME-O con la DC respondería al discurso por la “unidad” que ha impulsado el excandidato y a su búsqueda de enmendar sus vínculos con la ex Concertación.

En el PRO, en tanto, aseguran que hoy existe una “consolidación en la relación institucional” con la DC, la que, explican, nunca se había dado antes. Asimismo, en esa colectividad reconocen que la unidad con la DC “es clave” en términos electorales para enfrentar las elecciones de alcaldes, gobernadores regionales e incluso la presidencial.

“Nosotros, desde el PRO, entendemos que la unidad que requiere el momento político debe ser la más amplia. Que es irresponsable vetar o aislar a fuerzas importantes como la DC, e incluso el PC. Y por eso, desde el verano del 2020 empezamos a construir estos puentes con la DC. En diálogos privados y públicos. Invitación a seminarios y actividades que hemos organizado y bilaterales entre ambas directivas. El 2020 consolidamos una relación institucional que no habíamos tenido nunca. Y no sólo a nivel de directivas, sino en los territorios, y entre nuestros propios liderazgos”, asegura Lagos.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.