Los primeros “nudos” que sobresalen ante la negociación de Provoste y La Moneda

El Presidente Sebastián Piñera, al finalizar cita con las mesas directivas de la Cámara y el Senado en La Moneda. Foto: Cristóbal Escobar / Agencia Uno.

EL PC y el FA miran con escepticismo las tratativas para enfrentar la crisis y con las que el gobierno espera frenar iniciativas como el retiro de los fondos de las AFP u otras que no le acomodan como el royalty minero o el impuesto a los altos patrimonios. En ChileVamos, diputados y, hasta hora un presidenciable, también están pidiendo ser escuchados.


Aún no hay propuesta concreta sobre la mesa, pero ya empezaron a asomar los primeros “lomos de toro” que deberá enfrentar la presidenta del Senado, Yasna Provoste (DC), y La Moneda en este intento por llegar a acuerdos en mínimos comunes para enfrentar la crisis política, sanitaria y económica desatada por el coronavirus.

A primera hora los negociadores se sorprendieron con el anuncio de diputados de la DC, PC y Frente Amplio (FA) en torno a que presentaron un nuevo proyecto para crear una renta única universal, en medio de las conversaciones con La Moneda, y justo cuando este tema es uno de los íconos de las tratativas.

Provoste inmediatamente sostuvo que “espera tener una coordinación estrecha con las bancadas de oposición de diputadas y diputados”, y para ello espera reunirse mañana con los diputados de la oposición; mientras que el DC firmante, Matías Walker, explicaba que “este proyecto refuerza lo que ha hecho la presidenta del Senado de llamar a una renta universal de emergencia”.

Todo, para no evidenciar diferencias, pero lo cierto es que las bancadas más a la izquierda miran con recelo este diálogo. Consideran que se le está otorgando un salvataje al gobierno y que es un error político.

En tanto, este lunes el ministro de la Segpres, Juan José Ossa, y su par de Hacienda, Rodrigo Cerda, sostuvieron distintas reuniones -a través de Zoom- con jefes de bancada y parlamentarios, para recoger opiniones e insumos en la antesala de socializar una propuesta más detallada en materia de renta básica universal y otras formas de ayuda que se están explorando.

La idea, dicen en La Moneda, era presentar a las mesas del Senado y la Cámara, además del propio oficialismo, una minuta con un desglose más acotado del planteamiento del Ejecutivo. La propuesta, en todo caso, era zanjada hasta el cierre de esta edición entre el ministro Ossa y el propio Presidente Sebastián Piñera. En paralelo, los técnicos de la oposición más los representantes de algunos centros de estudio también comenzaron a conversar y diseñar una contrapropuesta.

Antes de conocer esta propuesta, los nudos que despierta esta negociación ya se perfilan desde varios sectores.

El factor PC

A la presentación del proyecto de renta básica universal se suman las otras iniciativas que siguen avanzando en la Cámara de Diputados, pese al rechazo del gobierno, como la creación de un royalty a la minería y el impuesto a los altos patrimonios, que van cumpliendo su segundo trámite.

Desde el PC dicen que Provoste se habría acercado a la bancada de diputados -varios de ellos son los autores de esta moción-, para conocer más detalles de la iniciativa para gravar las rentas altas, pero afirman que el partido está muy escéptico de las negociaciones. Sobre todo cuando en uno de los sus hilos de Twitter, Provoste dijera que entre los mínimos comunes fijados con La Moneda estaba el hablar de las exenciones, sin mencionar este proyecto.

“Miramos expectantes y con mucha desconfianza cómo el gobierno recurre permanentemente a la oposición cuando requiere apoyo político y está en situación crítica. Ojalá la negociación del Senado no sea para bloquear y dejar postergado eternamente el impuesto a los super ricos y el royalty, porque nuestra prioridad es avanzar en esta agenda legislativa”, indica el titular de Hacienda, Daniel Núñez (PC).

Así también lo afirma el diputado Giorgio Jackson (RD): “Vamos a seguir tramitando lo mismo. El Frente Amplio (FA) está centrado en ver cómo avanzan los proyectos a favor de la renta básica, de la extensión del posnatal y de mayor recaudación fiscal”.

Lo mismo acota la diputada Gael Yeomans (CS): “Al gobierno se le ha esperado bastante y cualquier negociación u otra forma que nos pidan más tiempo, es sólo para dilatar los temas. Nosotros estamos por apurar el tranco”.

¿Habrá suficiente piso político?

Hasta ahora se supone que la mesa del Senado cuenta con la venia de la oposición en ese estamento, sin embargo no todos están tan seguros.

“Creo que todos estamos expectantes respecto de lo que va a ofrecer el gobierno. Por ahora yo respaldo la gestión de la mesa, pero no integro ninguna comisión, y estamos a la espera de ver las cartas del gobierno”, sostiene el senador Juan Ignacio Latorre (RD).

De hecho, el parlamentario no puede comprometer que el FA esté apoyando estas tratativas. En sus conversaciones con los diputados ha quedado claro que irán por carriles distintos, y que no quedarán conformes sólo con un acuerdo tributario centrado en exenciones.

ChileVamos no quiere ser excluido

En la reunión habitual de este lunes en Hacienda, los parlamentarios le hicieron ver al ministro Rodrigo Cerda que estas negociaciones no podían ser bilaterales entre el gobierno y la oposición, sino que debían incluir al oficialismo.

“Los tiempos son acotados, pero hay que socializar con todas las partes, debe hacerse un trabajo legislativo, la búsqueda de acuerdo el gobierno debe hacerla con la oposición, pero también en paralelo con los partidos de ChileVamos”, explicó el diputado Alejandro Santana (RN), uno de los asistentes a la reunión.

Asimismo, los senadores que apoyaron el tercer retiro advierten de la necesidad de un acuerdo bien internalizado: “El gobierno no entiende ni tampoco internaliza que es minoría en el Congreso. Y si no llega con una propuesta para que se discuta en el Parlamento y evita el error de enviar paquetes de leyes o proyectos sin discutirlos con nadie, sólo le queda un camino: el fracaso”, resalta el senador de RN, Manuel José Ossandon.

Mientras que Francisco Chahuán (RN), subraya que el gobierno debe, en paralelo a las conversaciones con la centroizquierda, escuchar a sus propias filas. “El gobierno debería tener la capacidad, primero, de ordenar la casa. Y cuando digo ordenar la casa es ordenar a nuestra propia coalición detrás de este acuerdo y, segundo, generar un espacio de diálogo institucional que es fundamental para poder lograr un consenso. No olvidemos que somos un gobierno de mayoría relativa”, afirma.

Ayer, a su vez, el presidente de RN Rafael Prohens y el senador Rodrigo Galilea sostuvieron una reunión con los ministros Ossa, Cerda y el vocero Jaime Bellolio para reforzar que los acuerdos partan por Chile Vamos.

Y, por otro lado está el factor presidenciables, pues tal como Joaquín Lavín y Mario Desbordes presentaron sus propuestas en medio del debate del tercer retiro, esta vez Ignacio Briones tomó la delantera y ya envió por mail el domingo tanto al Presidente como a Provoste su propuesta de exenciones tributarias, en la cual trabajó cuando era ministro de Hacienda. “Mi intención es contribuir a este debate y quedé a su disposición. Las exenciones es la forma de asegurar una recaudación ahora, y darse un tiempo para después, con mirada de más largo plazo, hacer una reforma tributaria para no seguir parchando el sistema”, acota el candidato de Evópoli.

El fantasma del cuarto retiro

Entre los temores mencionados a Cerda en la reunión con el oficialismo está la posibilidad de que una vez conformado un acuerdo, algún diputado o senador creativo incorpore nuevas ideas al acuerdo, presione por más, o incluso que de pie para que haya un cuarto retiro.

Aunque todos sin micrófono, indican que el llegar a un acuerdo es para cerrar precisamente esta llave de que la gente acuda a sus ahorros previsionales, la ventana de más retiros se mantiene abierta, especialmente cuando ya hay un proyecto presentado en tal sentido.

“Si el gobierno insiste en sacar reformas con poco votos, significa que van a seguir avanzando los otros proyectos que ha presentado la oposición, y no descarto que el día de mañana tengamos que aprobar un cuarto retiro si el gobierno no ofrece algo sustantivo que dé certidumbre para invierno”, concluye el senador Latorre.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.